El Ministerio del Tiempo 2×10: Separadas por el tiempo

El Ministerio del Tiempo 2x : Separadas por el tiempo

El Ministerio del Tiempo 2x : Separadas por el tiempo

Series: El Ministerio del Tiempo

4.5 Stars

Summary

Una serie de circunstancias llevarán a Enriqueta, la criada en casa de Amelia Folch, a convertirse en una de las asesinas más sanguinarias que se han conocido en España y casi en el mundo entero: La vampira del Rabal.

Coder Credit

El capítulo de esta semana ha sido uno de los más intrigantes y tenebrosos de la temporada y casi diría que de toda la serie. Algo lógico si se tiene en cuenta quién es una de sus protagonistas: Enriqueta Martí, más conocida como la vampira del Raval, y que aun a día de hoy sigue encabezando la lista de los sucesos más escabrosos en la historia reciente de España, siendo una de las mayores asesinas en serie de toda la historia.

A este hecho, ya de por sí inquietante, se le sumará otro tema que sigue ocupando las portadas de los diarios actuales, como son los casos de niños robados que se han venido realizando casi hasta los años 80 del siglo XX. Por ello, porque el de esta semana ha sido un capítulo con un sin fin de historias muy bien entremezcladas, prefiero que este análisis consista en los que, en mi opinión, han sido los momentos estelares del mismo, y que no han sido precisamente pocos.

La leyenda de la Vampira

3593118

Por un lado está la propia leyenda de la Vampira del Raval, y de la que las últimas teorías aseguran que no fue ese monstruo que se creyó en un principio, siendo más bien la cabeza de turco de toda una trama de adopciones ilegales para los señoritos ricos de la época. Es decir, que Enriqueta sólo sacaba partido de un mercado muy lucrativo y que realmente no existiría si no fuera por los ricos que compraban niños robados de familias más humildes.

A este mercado se añadía el hecho de que, a inicios del siglo XX, la superstición estaba a la orden del día. De este modo, eran muchos los que pensaban que se podía curar de la tuberculosis bebiendo sangre de niño, y de nuevo la Vampira sacaba provecho de aquella creencia, evidentemente con la idea de “el fin justifica los medios” abanderando todas sus acciones… Vamos, que por muy malos que fueran los ricos que se querían curar de la tuberculosis con métodos tan despreciables, la que al final clavaba el puñal a sus víctimas era Enriqueta. Y eso por no hablar de su función como proxeneta de niños, que entregaba en bandeja a los más ricos de Barcelona. En fin. Un escándalo sin precedentes que afectó a todas las esferas de la sociedad.

ministerio-del-tiempo-capitulo-18-mdt-18

En el caso del Ministerio del Tiempo han querido sumar todas las teorías que existen sobre la verdadera historia de Enriqueta, con un último detalle que confiere a todo un aura de lo más trágico: Nos encontramos así con una mujer que al principio era humilde y bondadosa, pero que al parecer se habría vuelto loca cuando su hijo murió de hambre, lo que la llevó a sobrevivir por medio de otros niños a los que secuestraba para todo tipo de actos despreciables (prostitución, secuestro y para sus ungüentos de curandera), siendo el brazo ejecutor de una mafia organizada por los más adinerados de la época.

¿Se puede cambiar el destino?

Pero ¿qué pasaría si, antes de volverse loca, descubriera lo que hará en el futuro, gracias a que un día decide seguir a su antigua ama y que resulta que trabaja en el Ministerio del Tiempo? Esto será lo que le pasará a la pobre Enriqueta quien, desesperada por cambiar ese destino, viajará al futuro para intentar convencerse a sí misma de que no siga por ese camino… sólo para acabar complicando aún más la cosa y logrando que una asesina y secuestradora de niños viaje a otras épocas del tiempo.

Visto lo bien que le ha ido, y siendo todavía esa chica inocente que está horrorizada por el monstruo en el que se va a convertir, acabará pidiendo ayuda a Amelia… y dejando a la pobre Amelia traumatizada, pues cree que ella ha sido la responsable directa de que exista la Vampira del Raval.

0abf5f83fa8231ec83665dc326284559d37cbc18

Amelia se convertirá así en el personaje principal de este capítulo dentro de los funcionarios del ministerio, aunque no por lo que a ella le hubiera gustado: Al gran peso que ya carga sobre sus hombros y donde entra a colación el famoso debate sobre si el mal nace o es consecuencia de las circunstancias que rodean a cada persona; se añade el mal trago que debe pasar cuando, al comprender la relación directa entre la Vampira y los niños robados, tendrá que hacerse pasar por una joven esposa que, en compañía de su marido Julián, acude a una de las clínicas que trafican con esos niños robados para comprar uno…

Y por si esto fuera poco, cuando la pobre Amelia está en sus peores horas, carcomida por los remordimientos porque ella es de los que cree que el mal surge a consecuencia de hechos concretos de la vida (por ejemplo ser despedida y encontrarse sola en el mundo, como le ocurrió a Enriqueta en el capítulo de la semana anterior) a Julián le entrarán ganas de jugar a las familias, aunque sólo sea porque tienen que fingir que son un matrimonio feliz para ver al doctor de la clínica… Vamos, que esta no ha sido la mejor semana para Amelia Folch.

4471_2

Las Sinsombrero

Tanto la historia de los niños robados como la de la Vampira del Raval, entroncarán directamente con la trama de “Las Sinsombrero”, cuando una profesora descubre que es exactamente igual a una de las integrantes del grupo de escritoras. Algo que ya resulta inquietante de por sí, y más cuando esas dos mujeres, Teresa y Julia, parecen estar unidas de un modo muy especial, ya que ambas tienen las mismas pesadillas sobre una lúgubre habitación y un frío pasillo.

Pero ¿cómo es que la profesora, que aunque adoptada no es precisamente tonta, desconocía este asombroso parecido con una escritora de inicios del siglo XX? La respuesta la encontramos en la propia historia de este grupo de escritoras que fue coetáneo al de la generación del 27, pero donde la fama y el renombre sólo fue para ellos, quedando ellas relegadas al olvido… En conclusión, a día de hoy sigue siendo poco lo que se conoce de ellas ( Maruja Mallo, María Zambrano o María Teresa León son algunas de sus figuras más reconocidas), lo que guarda bastante lógica con la posibilidad de que una profesora sea exactamente igual que una escritora “famosa”, pero nadie se haya percatado de este hecho.

4471_1

Descubrir qué relación tiene la profesora con la escritora será la misión de Irene Larra, pensando incluso que tal vez se trata de la misma mujer y que, sin saberlo o habiéndolo olvidado, anteriormente ha estado en otra época. Para confirmar su teoría Irene le realizará a Julia una sesión de hipnosis, que supone sin duda uno de los momentos cumbres del capítulo: entre las imágenes distorsionadas de los sueños, la canción infantil que te pone los pelos de punta (como casi todas las canciones infantiles de la época), la narración de Julia y el descubrimiento final de que ella era la niña a la que secuestró la Vampira y con la que huyó a través de las puertas del tiempo, tenemos un final de capítulo apoteósico… Hacía mucho que no me quedaba tan pegada al asiento viendo una serie de ficción.

Pero todavía quedan más momentos culminantes que tratar, y que pese a su variedad y diversos protagonistas tienen un elemento en común: la relación entre los padres y sus hijos.

3592662

Por un lado descubrimos un poco más de la vida de Salvador Martí, cuando el secretario general confiesa que él también fue un niño adoptado por una familia pudiente, porque su madre le dejó en un orfanato al quedarse viuda … Todavía se me ponen los pelos de punta al recordar ese instante en que el Salvador de unos diez años se pone en fila junto al resto de niños (creo que no puede haber situación más humillante para un niño que está solo en el mundo), y que en su caso lo hace con desgana, pues sabe que a él nunca le escogerán porque es demasiado mayor… Asombrosa la capacidad de dejarnos con el alma encogida con esa escena tan aparentemente sencilla.

Y, por si no hubiera quedado ya claro lo difícil que es la relación entre padres e hijos, más cuando sus vidas no han sido las más fáciles, tenemos la historia de Ernesto al conocer a su hijo Javier… Un reencuentro que, lejos de la ternura que podría haberse mostrado para acentuar ese vínculo especial entre padres e hijos, se nos presenta de un modo mucho más crudo pero real. Y es que, como bien le dice Javier a Ernesto, “tengo 20 y no necesito algo que no he echado de menos”… Absolutamente brutal pero lógico al mismo tiempo, y precisamente por eso duele más.

¿Qué pasó con la Vampira del Raval?

Para cerrar el capítulo de esta semana, nos encontramos con otro ejemplo de la capacidad de los guionistas para jugar con las lagunas que existen en la historia de España. Y una leyenda como la de la Vampira del Raval, donde hay un sinfín de teorías sobre si hacía lo que hacía porque estaba loca o porque era realmente muy lista; lógicamente también hay muchas teorías sobre su muerte. Y es que Enriqueta debería haber muerto por el garrote vil pero no fue así. ¿Cómo murió? Algunos dicen que fue linchada por sus compañeras de celda, mientras que otros aseguran que en realidad murió a causa del cáncer de útero que tenía, o incluso envenenada…

Según lo  visto en El Ministerio del Tiempo, donde que han tirado más por la hipótesis del envenenameinto, éste fue gracias a una pastilla que los propios funcionarios entregaron a la Enriqueta loca, y que fue la única condición que puso la Enriqueta cuerda cuando se ofreció a ayudarles para detenerse a sí misma.

3592610

Y quitando el quebradero de cabeza que ya supone intentar entender una frase como ésta, o el sin fin de paradojas temporales que han ocurrido en un mismo capítulo, ¿podéis imaginaros lo que es saber que te vas a volver loca y que vas a morir de la manera más cruenta por culpa de esa locura, por lo que lo único que te queda es asegurarte de que, cuando te llegue la hora, al menos morirás en paz? Sin palabras.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.