El Ministerio del Tiempo 2×02: El Tiempo en sus manos

El Ministerio del Tiempo 2x02: El Tiempo en sus manos

El Ministerio del Tiempo 2x02: El Tiempo en sus manos

Series: El Ministerio del Tiempo

4.5 Stars

Summary

El policía Jesús Méndez, conocido como Pacino, descubre la existencia de las puertas del tiempo al ir detrás de un asesino, desvelando así uno de los grandes misterios del Madrid negro del s. XX.

Coder Credit

A diferencia de la semana pasada, el segundo capítulo de la temporada de El Ministerio del Tiempo no se ha centrado en una época gloriosa de la Historia de España. Pero el que esa época no aparezca en los libros de Historia no significa que no haya formado parte de nuestra historia más reciente, quedando relegado por ello a los diarios de sucesos tan en boga en la primera mitad del siglo XX.

El Caso, ese diario lleno de sucesos y crímenes que en su día fue lo que el Marca es hoy, ocupa un lugar destacado en el capítulo, sobre todo en relación con un lugar muy específico de Madrid: La Calle de Antonio Grilo, donde se sucedieron 8 asesinatos entre los años 1945 y 1964. Primero fue un camisero asesinado en el primer piso del número 3 de la calle (en la serie lo han trasladado al número 10); 28 años después tuvieron lugar los bautizados como "los crímenes del sastre", quien mató a su mujer y 5 hijos antes de enseñar los cadáveres por el balcón y finalmente suicidarse; y dos años después, en 1964, el último asesinato fue el cometido por una joven madre a su bebé, por culpa de la deshonra que decía sentir. Todos estos crímenes han conseguido que la calle Antonio Grilo siga ocupando un lugar destacado en la Historia negra de España.

Ministerio-del-tiempo-Pacino-Hugo-Silva

Ahora la ficción ha querido que sea una puerta del tiempo (en realidad un armario del tiempo), la que explique el gran misterio de cómo es que se sucedieron tantos asesinatos en el mismo lugar. Y así ocurrirá que un asesino en serie traumatizado por la muerte de su madre cuando sólo tenía 11 años, usará los viajes en el tiempo para ir cometiendo asesinatos y dejando un reguero de huérfanos a su paso, convencido de que es mejor ser huérfano que sufrir una vida de desdichas a manos de un padre cruel.

Curiosamente, el primer asesino en serie que pasa por el Ministerio del Tiempo no será alguien conocido, pero tampoco alguien al uso. Y es que lejos de presentarle como un loco que disfrutaba con el sufrimiento de la gente, se nos ofrece como un chiquillo asustado para quien el destino decidió por él, y que hubiera hecho lo que fuera por tener una puerta que le llevara al pasado y no al futuro.

mdt-2x01-captive

Junto a este curioso psicópata de trágica infancia, destaca otro personaje al que afortunadamente veremos más a menudo: Pacino. La llegada del sustituto de Julián ha sido por todo lo alto, y eso que nadie le esperaba (fue él mismo quien se metió en la boca del lobo). Tal fue así que un día estaba en 1981 y era un detective de estupefacientes demasiado influenciado por Al Pacino y la película Serpico, donde lo importante era usar siempre la jerga adecuada; y al siguiente había viajado a 2016 y descubría que él era el principal sospechoso de varios asesinatos, incluyendo el que volvió loco a su padre y por el que acabó suicidándose.

Pero lejos de no creerse eso de los viajes en el tiempo, si bien le cuesta aceptar lo de que no se puede viajar al futuro, se hace más o menos rápidamente a la idea de que ahora es un funcionario del Ministerio… Aunque esa aparente calma sólo cumplirá un objetivo: evitar que el asesino de las 20 mujeres a las que asesinó a sangre fría, deje huérfano a ningún niño.

Ministerio-del-Tiempo-2x02-Amelia

Se repite así la historia de siempre, donde el recién llegado no termina de comprender cómo es que se permite que se cometan crímenes tan horrendos, sabiendo que es posible evitarlos simplemente viajando al pasado.

Pero a diferencia de cuando vivimos ese momento con Julián, Amelia o Alonso, con Pacino hay una pequeña diferencia: él es hijo de policía y le ha tocado ser policía en una época bastante dura, donde la Ley a respetar no era siempre la que a uno le gustaría cumplir, por lo que ya está acostumbrado a quebrantar unas cuantas reglas sin ser descubierto.

1

Vemos así a Pacino en toda su esencia, con ese carácter tan suyo y donde un magistral Hugo Silva es capaz de mostrar su lado más cómico, para un segundo después dejarte a flor de piel con la historia de la niñez de Pacino. En tan sólo diez minutos Pacino y Silva han dejado claro que se merecen un hueco en el Ministerio, y que pese a haber llegado como sustitutos de Julián y Rodolfo Sancho, él no es el sustituto de nadie y vamos a disfrutar muchísimo con él.

Pero por si todo esto fuera poco: un vistazo a la Historia negra de España y un nuevo personaje muy inteligente que no teme romper las reglas (es más, parece que lo está deseando para parecerse más a su adorado Pacino), el capítulo de esta semana nos ha regalado varias paradojas temporales de las buenas: Por un lado esa mención a Regreso al Futuro con el almanaque de las apuestas deportivas (aunque aquí se usó por un buen motivo, pese a venir de manos de un psicópata), y por otro ese maravilloso efecto mariposa final.

img.rtve.es

Hasta ahora no habíamos tenido en El Ministerio del Tiempo ningún efecto mariposa tan brutal donde las consecuencias se dejan ver en el acto, precisamente por esa obsesión del Ministerio de no cambiar el curso de la historia. Por ello, que el primer ejemplo con el que nos encontramos venga acompañado de un thriller en toda regla, con una escena final paralela entre finales del s.XIX y mediados del s.XX, donde un armario aparentemente insignificante hace la función de espejo/puerta temporal, ha sido más que acertado.

Ha sido todo un placer ver (aunque no dejamos de estar viéndolo desde el inicio de la serie), que además de guiones frescos y originales, con diálogos fluidos a camino entre la comedia y el drama, El Ministerio del Tiempo también cuente con unos directores excepcionales, capaces de crear escenas de tensión que, incluso si ya se intuye lo que va a pasar al final, no dejan de sorprender al espectador. Que de eso se trata.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.