El hijo de Jean

4 Stars

Summary

Mathieu viaja a Canadá tras conocer que su padre, al que no conoció, ha muerto para intentar conocer a sus hermanos

Coder Credit

Mathieu (Pierre Deladonchamps) vive en París y lleva una vida normal entre su trabajo en una empresa de comida de mascotas, y la atención a su hijo Valentín que vive con su ex mujer. Un día su padrastro, marido de su difunta madre, le avisa de que han llamado de Canadá preguntando por él.

Cuando Mathieu devuelve la llamada se queda sorprendido, resulta que es un amigo de su padre, al que nunca conoció y del que su madre sólo le dijo que fue una aventura de una noche, para decirle que su padre a muerto y que desea su dirección para enviarle un paquete que le ha dejado en herencia. Tras esta revelación Mathieu no lo duda ni un momento y decide ir a Canadá para asistir al funeral de su padre, averiguar algo más sobre él y sobre su vida, y sobre todo para conocer a sus hermanos ya que su padre allí tenía su propia familia.

Al llegar a Montreal Mathieu es recibido por el amigo de su padre Pierre (Gabriel Arcand) que no parece entender porque ha viajado hasta allí, y le insiste constantemente en que no debería perturbar la paz de la familia en un momento así, ni montar ningún lío. Pese a todo Matieu insiste en quedarse y conocer a sus hermanos. Pero cuando llega el momento lo que encuentra no le gusta, siente que ha ido para nada, aunque al menos a conocido a Pierre y su familia, que poco a poco le acogen como un amigo y Pierre empieza a cambiar su actitud hacia él. Finalmente Mathieu decide volverse a París con su hijo que es donde debe estar, no sin antes averiguar algo sorprendente sobre su padre.

Esta producción franco-canadiense escrita y dirigida por Philippe Lioret me ha sorprendido gratamente. Había leído algunas críticas sobre ella que no eran muy destacables, aunque tampoco negativas. Así que no me esperaba que me gustara tanto. Aunque se puede decir que no es una película rápida o con mucha acción, se supone que es un drama, tampoco resulta lenta, y pese a la situación del drama tiene algunos puntos de humor propios de esta clase de situación. Casi como la vida misma. Y es que se podría decir que es una película que refleja con mucha naturalidad y de manera muy creíble una situación dramática que se sale de lo común.

Se trata de un drama que refleja las relaciones de familia de forma muy realista, y no de manera exagerada o increíble como se puede ver en algunas películas americanas. Puede que gran culpa de ello la tenga el trabajo, sobre todo, de los dos actores protagonistas. No obstante Pierre Deladonchamps y Gabriel Arcand fueron nominados a los premios Cesar por su actuación en esta película. Pierre interpreta estupendamente a ese hombre joven necesitado de un pasado y una familia que le de cierta identidad, sin saber que también la puede conseguir con lo que tiene en el presente; igualmente su compañero se mete a la perfección en el papel de ese hombre con recelo que no quiere que se pierda el tiempo en los temas del pasado por lo que pueda suceder.

El resto de los actores también hacen un buen trabajo, dando mucha naturalidad, como he dicho ya, a la historia. Esto lo consiguen con sus diálogos, que parecen espontáneos, con expresiones muy espontaneas en ellos, interrupciones en las conversaciones, y expresiones que hacen adivinar los sentimientos de los protagonistas. Incluso los niños de la película en sus pequeños papeles y cortas apariciones tienen intervenciones muy creíbles.

En cuanto aspectos más técnicos de la película, hay que destacar la fotografía y la luz. No obstante esta grabada en su mayoría en Canadá, un país cuyos paisajes y lugares a mí particularmente me fascinan. Quizá sea por esto que me ha gustado este aspecto de la película.

En general creo que la película se puede calificar como una historia entrañable y tierna, la historia de alguien que desea buscar algo que no tiene sin saber que puede que lo que encuentre puede no ser lo que esperaba; y a su vez encontrar algo inesperado en esa búsqueda.

Sin duda recomiendo ir a verla, es hora ya de no asociar siempre el cine francés con comedias, hilarantes y de calidad, pero comedias. Existen películas de otros géneros en el cine francés con calidad. Y en cualquier caso las buenas historias no tienen nacionalidades. Además no la calificaría como un drama, sino como una historia cotidiana con todos los aspectos que nos muestra la vida, drama, humor, e incluso un poco de acción y violencia en algunos momentos.

La película se estrenará en los cines españoles el próximo Viernes 7 de Abril. Esperamos que vayáis a verla y os guste.

The following two tabs change content below.

Helena Sanchez

Amante de las series de época, del cine de aventura, de la literatura en general; cuando no tengo esto me conformo con un buen partido de rugby.

About Helena Sanchez

Amante de las series de época, del cine de aventura, de la literatura en general; cuando no tengo esto me conformo con un buen partido de rugby.