El Guardián Invisible conquista a los asistentes de #PelisyTuits

La nueva edición de #PelisyTuits, las charlas que organiza @silencio_sala y @BlogosDeOro para hablar de cine y sobre cine, contó con dos invitados muy especiales: Fernando González Molina y Carlos Librado (más conocido por su nombre artístico como monologuista, Nene), y que quisieron hacer un alto en la promoción de "El Guardián Invisible", una de las película más esperadas.

Si hubiera que definir la última edición de #PelisyTuits, esa sin duda sería "ilusión". Y es que estamos ante la adaptación de una de las novelas de género thriller más vendidas en los últimos años en España, El Guardián Invisible, de mano de una de las autoras más célebres del momento, Dolores Redondo. Pero éste es además un proyecto que, en el caso de nuestros invitados, les emociona e ilusiona por muchos motivos.

En el caso de Fernando González Molina, director del film, lo hace porque la obra transcurre en su Navarra natal, por lo que confiesa que poder rodar una historia en los mismos escenarios en los que creció ha sido toda una experiencia; y más cuando asegura que esta novela le enamoró desde el primer momento en que la leyó, mucho antes de que supiera que algún día llegaría a dirigiría. Por tanto, haber tenido la ocasión de llevar al cine esta historia tan sorprendente, y encima con una producción tan grande como la que tiene detrás (Atresmedia) ha sido "un sueño hecho realidad".

Curiosamente, esta no es la primera adaptación que hace Fernando de una novela superventas. Su anterior proyecto cinematográfico fue "Palmeras en la Nieve" y también ha hecho varias adaptaciones de obras literarias fuera de España. Ante esta casualidad uno no puede evitar preguntarse cómo es que se ha convertido en todo un experto en adaptaciones de novelas, con lo complicado que es acertar a la hora de llevar a la gran pantalla historias contadas en las páginas de los libros.

"En realidad nunca he pedido adaptar novelas –confesó durante la charla-, pero sí que es verdad que se ha dado esa circunstancia en varias ocasiones. A mí lo que me gusta es contar historias y dirigir a actores, y en ese sentido me encanta poder hacerlo tanto en televisión (entre otras series ha dirigido Los Hombres de Paco, El Barco, Vienvenidos al Lolita) como en cine. De hecho, si por algún motivo una de mis películas fracasa, ahora que estoy más metido en el mundo del largometraje, no tengo miedo de volver a la televisión, incluso si es como ayudante de dirección o script. Y es que en el pasado yo fui script de Paco Cabezas, por ejemplo, por lo que nunca sabes si el que hoy es el script de la película que tú estás dirigiendo, mañana será quien te dirija a tí".

"En lo que se refiera a la hora de adaptar una novela, intento que el autor no interfiera demasiado en la película y que no sea de esos escritores que están todo el tiempo en el rodaje. Entiendo que es su obra y que están preocupados porque el espíritu de lo que han creado no se pierda, pero ellos también tienen que entender que la novela está hay, pero que la visión que yo quiero dar al espectador va a tener que ser necesariamente distinta a la que se puede ver en esa novela".

¿Y cómo fue ese proceso con Dolores Redondo?

"Hablé con Dolores al principio del todo, cuando surgió la idea de hacer una película sobre su novela. Se veía que estaba muy nerviosa con la adaptación, que era la primera que hacía, y además esa historia era una a la que le había dedicado muchos años de su vida (es una trilogía) y logicamente tenía miedo de cómo iba a ser el resultado. Pero en la primera charla que tuvimos dejamos clara cuáles eran las líneas que no debían tocarse de la historia para que pudiera plasmarse el auténtico espíritu de la novela. Y una vez que los dos vimos que estábamos en sintonía y que queríamos lo mismo, me dejó trabajar hasta que pudo ver los primeros resultados".

"Ha quedado encantada –añadió Nene, principal personaje secundario de la historia-. El momento en el que vio el tráiler que se había preparado para que los distribuidores de los cines tuvieran una primera idea de lo que estábamos haciendo, y que también fue la primera vez que todo el equipo pudo ver en lo que estábamos trabajando, Dolores se emocionó muchísimo. Era normal, pues no deja de estar viendo en carne y hueso al mismo personaje que salió de su cabeza y que ahora había cobrado vida gracias a Marta Etura".

"Además –siguió Nené-, no sé si eso suele pasar en todas las películas de esta categoría, pero cuando todo el equipo vio las imágenes de ese primer tráiler y nos dimos cuenta de la pedazo película que estábamos haciendo, pues todavía estábamos en pleno rodaje y además estaba siendo muy duro por el clima y la geografía, todos empezamos a abrazarnos. Fue flipante".

Uno de los hechos que tal vez más sorprenda al espectador es la presencia de Nene como el principal secundario de El Guardián Invisible, al dar vida a Jonan Etxaide, uno de los ayudantes de la inspectora Amaia Salazar (Marta Etura). Es decir, un actor que es mucho más conocido por su trabajo como monologuista, y que ahora ha entrado en el género negro cinematográfico por la puerta grande.

"Cuando voy a dirigir una película –señaló a ese respecto Fernando-, enseguida tengo claro cómo quiero que sean los actores que van a interpretar a todos los personajes. Y siempre primo el talento a si se trata de un rostro conocido. Es verdad que a veces es mejor contar con un actor de renombre que te ayude a fijar bien la historia, como ocurre con el personaje de Pedro Casablanc, que aparece al principio de la película. Pero en el caso del personaje que interpreta Nene, que es un investigador que está empezando, era necesario que fuera un actor menos conocido pero con el que el espectador pudiera sentirse identificado mucho más fácilmente, ya que va a poder ver cómo evoluciona a lo largo de toda la historia que se cuenta en la trilogía".

"Lo que hago es intentar buscar un equilibrio entre actores conocidos y otros más desconocidos. Así, en base a si el protagonista de la historia es un actor que ya tiene renombre, voy seleccionando al resto de personajes que le van a rodear para que haya un poco de todo. Así el espectador no se fija sólo en qué actores salen, sino en la historia que se está contando, que es lo importante. De hecho, muchos de los personajes que veréis en la película son personas que jamás habían actuado".

"Y sobre por qué elegí a Nene, tengo que decir que fueron muchísimos los actores que realizaron el casting para ese personaje. Y Nene fue con diferencia el mejor de todos, ya que la escena que tenía que hacer era una increíblemente larga, de al menos 11 páginas de guión donde había muchos altibajos que eran muy difíciles de plasmar todo seguido. Sólo diré que muchos actores no fueron capaces de llegar a la segunda página, pero Nene lo hizo a la perfección".

Con respecto a su prueba de casting, que Nené confesó fue un momento único en su vida y además le permitió ver lo que era trabajar con alguien del nivel de Marta Etura, dio también las claves que le ayudaron a éxito.

"Fue gracias a mi experiencia como monologuista, acostumbrado a memorizar textos muy largos, que me resultó más fácil conseguir ese papel. La verdad es que no me lo podía creer cuando, al tercer casting que hice, un día me llamaron mientras me estaba echando la siesta y me dijeron que al día siguiente iba a hacer una prueba con Marta y que allí estaría también el director. El simple hecho de poder hacer esa prueba ya era un sueño, porque he ido a muchos castings donde crees que lo has hecho bien pero luego no te llaman, por lo que tener la oportunidad de hacerlo, aunque sólo fuera una prueba con gente de ese nivel, ya era increible. Y es que fue sorprendente cómo, después de estar charlando con Marta antes de hacer la prueba, fue encender la cámara y aparecer ella, ya metida en su papel, y era como estar con otra persona".

La mayoría conocerá a Nené por sus monólogos (e incluso como futbolista, pues esa era su profesión antes de entrar en el mundo de la comedia), por lo que encontrarle ahora en un thriller de esta categoría es señal del largo camino que ha recorrido dentro de la profesión.

"He estudiado dramaturgia y además escribo, no sólo para mis monólogos, sino también obras de teatro y novelas. Así que nunca he estado realmente alejado de este mundillo. Pero es verdad que nunca antes había conseguido un papel protagonista. Muchas veces mi profesión como monologuista me ha cerrado la puerta de otros proyectos antes incluso de que pudiera haber realizado la prueba, porque lo normal era que la gente, al saber que me dedicaba a la comedia, automáticamente pensara en mí sólo para hacer una comedia. Por eso muchas veces no decía qué era lo que hacía, ya que eso acababa perjudicándome".

"Pero también tengo que reconocer que soy un afortunado en esta profesión porque, precisamente porque mi carrera como monologuista está muy asentada y es de ese trabajo del que vivo, tengo un colchón que me permite acudir a los castings mucho más relajado, sin esa tensión de pensar que, si no me cogen, no voy a tener con qué comer".

Entre los asistentes a la charla había muchos actores que, interesados por la oportunidad que se había dado a un actor poco conocido, querían conocer algún consejo de los invitados para poder alcanzar también el éxito.

"El trabajo de actor es uno muy jodido –dijo Fernando con sinceridad-, porque muchas veces ves al mismo actor haciendo todos los papeles, ya sean en cine o televisión, cuando sabes que ahí fuera hay muchos otros menos conocidos pero que podrían hacerlo igual de bien o incluso mejor. Pero eso muchas veces ocurre porque los directores y los directores de casting quieren quedarse sólo con la cara conocida".

"Afortunadamente, cada vez hay más directores de casting que se olvidan del rostro conocido, no piensan que una cara es lo único que necesitas para hacer una película, y van directamente al actor que saben que va a ir bien para ese personaje en concreto. Eso fue, por ejemplo, lo que le pasó a Mario Casas, al que conocí en la serie de "SMS" y decidí llevármelo a "Los hombres de Paco" cuando comencé a trabajar en esa serie. En un principio el equipo de la serie no le querían porque no era alguien conocido, pero yo sabía que tenía potencial y en seguida se demostró. Y tiempo después me pasó lo mismo cuando estaba buscando a un secundario para la película de "Palmeras en la Nieve" y encontré al actor perfecto pero en otro casting para otra cosa con la que estaba entonces. En cuanto le vi pensé que vendría bien para otro papel en el que llevábamos mucho tiempo buscando al actor adecuadro, aunque a primera vista no lo pareciera, pero en cuanto hizo la prueba con Mario, apenas había leído dos líneas del guión y Mario me dijo que era perfecto".

Precisamente con Mario Casas, Fernando tiene una relación profesional bastante larga desde que le conociera en SMS (Los Hombres de Paco, El Barco, Tres metros sobre el cielo, Tengo ganas de ti...). Pero, curiosamente, cuando rodó con él "Palmeras en la nieve", a los fans del libro no les pareció acertada la elección del actor.

"Espero que no pase con El Guardián Invisible, pero la verdad es que cuando dijimos que Mario Casas iba a ser el protagonista de "Palmeras en la nieve", no os podéis ni imaginar la cantidad de quejas e incluso insultos que recibimos por Internet de fans del libro que decían que Mario no podía ser el protagonista, porque no se parecía en nada".

"Y es verdad que, cuando una persona lee un libro, enseguida se hace una imagen mental de cómo son esos personajes, por lo que es normal que luego le cueste verlos con otras caras cuando son actores los que les están dando vida. Pero curiosamente, a la gente que no ha leído el libro le ocurre justo lo contrario e incluso te da las gracias por ponerle rostro a ese personaje, pues es la cara del actor la que se imagina cuando está leyendo la novela".

"En el caso de Palmeras en la nieve, pese a las quejas iniciales al final todos acabaron encantados con la versión que se había hecho y con la interpretación de todos los actores. Y sé que con "El Guardián Invisible" va a pasar lo mismo. Porque Nene y Marta lo hacen de maravilla y si la propia autora de la obra, que es la que más pegas podría ponerle, se ha emocionado al ver el resultado… creo que no hay mejor publicidad".

Así que ya sabéis. Tanto si habéis leído la obra, como si queréis descubrir ahora esta turbulenta historia de un asesino en serie que actúa en Elizondo (Navarra) y de la inspectora Amaia Salazar, tan obsesionada por atraparle que decidirá volver al lugar al que se juró no regresar jamás… no podéis faltar a la cita del próximo viernes 3 de marzo, cuando "El Guardián Invisible" se estrene en todas las salas de cine.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

Latest posts by Barbara Cruz (see all)

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.