El final de “Juego de Tronos” podría retrasarse hasta 2019

Tal y como lo estáis leyendo, según declaraciones de Casey Bloys, presidente de la programación de la HBO, la octava y última temporada de Juego de Tronos podría acabar estrenándose a mediados de 2019, dejándo a los fans con casi dos años de espera para conocer el desenlace.

La penúltima entrega se estrena el 16 de julio de este año con tan solo siete episodios, y la octava que constará de seis en vez de los tradicionales diez capítulos por temporada. La sorpresa llega cuando nos dicen que podríamos tener que aguantar una larga espera para poder ver la octava temporada. ¿El motivo? Los responsables de la serie David Benioff y Dan Weiss aún no han comenzado a escribir los guiones, y mientras estos no estén terminados no pueden establecer el cronograma de producción.

Tanto la cadena como los productores quieren que el final de la saga esté a la altura de las expectativas de sus seguidores, por lo que no dudarán en tomarse el tiempo que haga falta para que los últimos episodios estén al nivel esperado. Sin embargo, nada es definitivo aún y, si bien, todo parece indicar que su estreno tardará un poco más de la cuenta, también podríamos encontrarnos con su emisión a finales de 2018.

Bloys también habló de las precuelas basadas en el universo de Juego de Tronos, asegurando que ni Benioff ni Weiss estarán vinculados con ellas y que las series aún están en sus primeros procesos de desarrollo, ya que la prioridad de la HBO es terminar satisfactoriamente con su serie más exitosa.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.