El bar

El bar

El bar

by: Álex de la Iglesia

4 Stars

Summary

Nueve de la mañana: un grupo de personas absolutamente heterogéneo desayuna en un bar en el centro de Madrid. Uno de ellos tiene prisa: Al salir por la puerta, recibe un disparo en la cabeza. Nadie se atreve a socorrerle. Están atrapados.

Coder Credit

Cuando te dicen que  Álex de la Iglesia va a sacar una nueva película, ya sabes sabes que estará en el punto de mira. En este caso el director nos sorprende thriller psicológico que no dejará indiferente a ninguno de los espectadores. 

Lo que en apariencia puede ser una mañana tranquila, termina volviéndose toda una odisea para los clientes de un bar situado en pleno centro de Madrid. Elena (Blanca Suárez) ha quedado con un chico a través de una red social de citas para tomar un café en un hotel de esos que ahora están de moda, pero la batería de su teléfono se agota. Nacho (Mario Casas), es un chico con apariencia de hipster que no se separa de su iPad. Trini (Carmen Machi), es una viuda adicta a las máquinas tragaperras. Israel (Jaime Ordóñez) es un sin techo que vagabundea por la iglesia en busca de algunas monedas para poder sobrevivir. Y Amaparo (Terele Pávez) y Sátu (Secun de la Rosa), son jefa y empleado respectivamente, del un bar céntrico de Madrid que llevan capitaneando juntos más de veinte años.

Estos personajes y más, son algunos de los extraños que coinciden una mañana cualquiera en un bar. Sin embargo,  lo que parecía un día más pronto se transforma en su mayor pesadilla. Uno de los clientes sale del local y automáticamente es disparado provocando su fallecimiento. Otro de los clientes sale en su auxilio pero acaba con el mismo final que el otro hombre: muerto. Esto provoca el caos absoluto dentro del local, donde comienzan a cuestionarse la procedencia del ataque. ¿Hay un terrorista entre nosotros? ¿Por qué no sale nada en las noticias? ¿Por qué intentan cubrirlo? ¿Dónde se han llevado los cuerpos? ¿Tenemos un virus? ¿Piensan matarnos a todos?

Con esta premisa que en principio parece una auténtica paranoia más bien sacada de un sueño, Álex de la Iglesia nos presenta un thriller que saca a la luz la verdadera alma del ser humano en situaciones límite. Este es el eje principal de la película, la cual comienza con bastantes toques cómicos a través de los diálogos de los personajes, pero que conforme avanza la cinta terminan perdiéndose y dejando una trama llena de oscuridad y seriedad que nos hace plantearnos cuales son nuestros propios límites.

La gran variedad de personajes y personalidades que estos tienen, hace que el público pueda conectar con cualquiera de ellos, dependiendo de las situaciones personales. Todos tenemos una forma de actuar ante el miedo, y cuando nuestra vida está en juego el ser humano es egoísta e intenta mirar únicamente por su propio bien. Sin embargo, hay veces que para sobrevivir hay que echarlo a suertes, y es ahí donde aparecen las desigualdades y los prejuicios hacia las otras personas que creíamos no tener. El bar casi parece unos Juegos del Hambre, una búsqueda de la supervivencia propia frente a gente desconocida que tiene el mismo objetivo que tú.

Está claro que el pánico que cundió el año pasado con el virus del ébola ha influido en la película. Además, no se pasa por alto criticar el papel de los medios de comunicación en casos como este. Los medios juegan un papel muy importante en la creación de opiniones, y como siempre se ha dicho: uno es más feliz cuando desconoce las cosas. Es por ello que en este caso, fuera del bar, nadie conoce qué está pasando realmente.

Como he mencionado anteriormente, encontramos una gran variedad de personajes para que el público se pueda sentir identificado con uno o con otro. Esto no quita que todos los personajes tengan un desarrollo a lo largo de la película, ya que la situación a la que tienen que hacer frente les hace mostrarse como son. Y en general, las actuaciones están bastante bien, pero quién destaca por encima de todos es Jaime Ordóñez con el papel de Israel. Jaime personifica la locura de la situación, la desesperación, el desprecio e incluso la marginación de su propio personaje. Es el personaje que termina eclipsando a todos los demás y si bien termina desagradando al público por su forma de actuar ante la situación, no deja de ser el personaje mejor creado de todos.

Gran parte de la película transcurre en ese único escenario que es el bar, pero conforme los hechos pasan a peor, el escenario cambia a uno más oscuro y lúgubre que parece que va acorde a la trama. La dirección de Álex destaca con un manejo de la cámara que transmite mucho más de lo que parece. En este caso no es solo un seguimiento de los personajes, sino que los planos también añaden tensión a la escena. Por supuesto, todo esto no podría funcionar si no fuese por el trabajo de sonido y música, el cual también se nota.

Álex de la Iglesia ha destapado la realidad del ser humano y ha mostrado su lado más cruel en una situación de supervivencia. Miedo, temor, desesperación y prejuicios son los encargados de llevar al límite a todos los clientes del bar, quienes solo velarán por sus propios futuros.

¿Hasta dónde llegarías por salvar tu propio culo? El bar llega a los cines el viernes 24 de marzo con el objetivo de convertirse en el taquillazo de la semana y dejar huella en el espectador.

The following two tabs change content below.

Patri Alonso

Proyecto de periodista. Mi adicción por las series comenzó desde pequeña, quizás por eso aún sigo viendo series infantiles. Amante de las sitcom y a veces del misterio.

About Patri Alonso

Proyecto de periodista. Mi adicción por las series comenzó desde pequeña, quizás por eso aún sigo viendo series infantiles. Amante de las sitcom y a veces del misterio.