El arte del “shipeo”

El diccionario seriéfilo y cinéfilo se va poblando cada vez más de nuevas palabras derivadas de términos anglosajones. Palabras como cross-over, season finale, premiere o cliffhanger han pasado a ser parte de nuestro vocabulario casi sin darnos cuenta. Desde hace ya unos años "shipping" se ha colado en el día a día del aficionado a la pequeña y gran pantalla. Pero, ¿qué es realmente esto del shipeo?

El término "shipping" es una derivación de la palabra "relationship" (relación en inglés) y define la implicación emocional o intelectual de los seguidores de una obra de ficción con una relación de tintes amorosos dentro del contexto de la historia. Lo curioso de este fenómeno es que no sólo abarca las relaciones que realmente estén teniendo lugar sino que pasa por las ambiguas y las desarrollo más o menos probable. Y es aquí cuando realmente los fans se ponen creativos.

Aunque se desconoce cuándo comenzó a utilizarse este término para referirse a la preferencia por una pareja ficticia, se sabe que la comunidad de newsgroup de "Expediente X" utilizaba el término shipper para referirse a los miembros del fandom que mostraban su deseo de que Mulder y Scully compartieran algo más que coche. Según sus archivos este término se utilizaba al menos desde mayo de 1996.

Con el desarrollo de internet y de las redes sociales, los fandoms se han vuelto más activos. Los seguidores de determinado "ship" se embarcan no sólo en una relación ficticia con los personajes a los que siguen (shipear) sino que pasan a formar parte de una comunidad que analiza miradas, frases y situaciones que diseccionan con habilidad quirúrgica. Esto se hace mas notable en televisión donde semanalmente se comenta no sólo lo acontecido en el último episodio sino el número de miradas o frases que se han podido lanzar los protagonistas de un ship. Siempre buscando ese toque romántico, por supuesto.

el-arte-del-shipeo-3

Si en literatura hace unos años teníamos el "Team Jacob" y el "Team Edward" de Crepúsculo, en televisión tenemos Rickyl (The Walking Dead), Hannigram (Hannibal), Johnlock (Sherlock), Ichabie (Sleepy Hollow), Olicity (Arrow) o Athelnar (Vikings) son sólo algunos ejemplos de este tipo de fenómenos.

Aunque el shipeo más tradicional siempre ha sido el heterosexual, en los últimos años ha sido el homosexual el que ha ganado más adeptos. Los ships protagonizados por personajes masculinos son los que copan más páginas dedicadas a su desarrollo y llenan las redes sociales, especialmente las de microbloging como tumblr, de perfiles dedicados a un determinado ship. Uno pone Destiel (Supernatural) en el buscador y le aparece numerosos perfiles dedicados en exclusiva al cruce de miradas de ambos personajes.

Pero si hay algo que destaca dentro del colectivo de los "shipeadores" es que el embarcarse en una relación ficticia saca al artista que llevan dentro. Los mismos perfiles en los que comparten fotos de los protagonistas del ship sirven para colgar dibujos (fanarts) e historias (fanfictions) que desarrollan la relación entre los personajes. De este modo el fandom da rienda suelta a la imaginación y supera los límites impuestos por la ficción.

La autora de "Cincuenta Sombras de Grey", E.L. James, confesó que la idea original de su famosísima trilogía procede de un fanfiction que escribió mientras leía "Crepúsculo". Ella misma shipeaba a los protagonistas de la historia y echaba en falta dentro de la historia el toque picante de la relación. Es por eso por lo que se animó a escribir una historia que desarrollase la relación sexual de los protagonistas y la colgó en una página especializada en fanfictions. El resultado: su propia trilogía de éxito comercial.

el-arte-del-shipeo-1

Pero no sólo surgen obras literarias como consecuencia del shipeo. Bryan Fuller confesó en la pasada Comic Con que siempre ha sido un ávido lector de las historias surgidas por los fanfictions y que él mismo ha escrito alguna. De hecho la serie de "Hannibal" surgió de su deseo de contar su reinterpretación no sólo del personaje de Lecter sino de la relación existente entre los personajes de Hannibal Lecter y Will Graham. El reciente final de la tercera temporada no ha hecho sino evidenciar que Hannigram no era sólo cosa de los fans.

El mundo del cine también tiene sus ships. Recientemente el mundo Marvel ha sido fuente de numerosos ships. Especialmente aquellos que envuelven a miembros de "Los Vengadores". Hay para todos los gustos: Stony (Steve y Tony Stark), Stanner (Tony Stark y Bruce Banner), Clintasha (Natasha y Clint Barton) o Stasha (Steve y Natasha). Estos son sólo algunos ejemplos pero existen todas lasvariantes imaginables y comunidades dedicadas a su shipeo de forma incondicional. Sin embargo, este tipo de ships no están tan desarrollados como los procedentes del mundo de la televisión.

Sea como sea una vez que uno se embarca en un ship es difícil dejarlo. No sólo cambia la relación con los personajes sino con la misma serie o franquicia y esto lo saben muy bien los showrunners. Una vez que tienen constancia de la existencia de un ship hacen lo posible por fomentarlo aunque sea sutilmente como guiño hacia los fans. Y es que en la guerra de audiencias todo vale.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

6 thoughts on “El arte del “shipeo”

    1. Es que McDanno ha sido mi shipeo del verano xD es lo que tiene verse la serie del tirón. Es una de las series en la que se nota que los guionistas juegan con esa relación ambigua. ¡Si hasta van a terapia de pareja!

  1. Hablando de cosas raras y tú con el Draco/Hermione xD Aunque bueno, yo era de las que apostaron en su momento por el amor inconfesado de Snape a James Potter. Las revelaciones del sexto libro me cogieron desprevenida, la verdad. Eso no me lo veía venir.

  2. El universo de los fandoms es algo fascinante y digno de admiración. Me asombro de las ganas y el esfuerzo que ponen personas de orígenes, profesiones y edades distintas en crear material que hace crecer la historia de una serie (libro, juego, peli, etc.). No hay más que meterse en redes sociales como Twitter, y sobre todo Tumblr, para ver gran cantidad de gifs, metas (análisis en profundida de escenas, personajes, historias de fondo, etc.), fanfics, fan arts, fan cómics, y un largo etcétera.
    Los fanfics en especial merecen cierta mención, gracias al amplio abanico de temas e hiperespecialización que tienen. Puedes encontrar fanfics con etiquetas para limitar el tono o ciertos elementos que buscas en una historia, y pueden tener dos líneas de texto creadas a petición de alguien, o competir con novelas de Tólstoi. El sistema de clasificación no tiene nada que envidiarle a un sistema editorial real.
    Como bien has dicho, se crean tecnicisimos o jerga para nuevos conceptos, por ejemplo ver las sigles HS AU WIP puede no significar nada a alguien de fuera, pero para un miembro de fandom quiere decir una obra sin terminar en universo alternativo ambientado en un instituto (High School Alternate Universe, Work in Progress).
    Hay series en las que hay “ships que navegan solos”, de una traducción inglesa que sigue la metáfora náutica. Series donde los ships son tan evidentes para el púlbico shipper, o incluso “normal”, que resulta ridículo que no sea canon (término para denotar lo que se acepta como verdad o ha sucedido en la serie). Como ejemplo tenemos a Supernatural, Hannibal, o Expediente X, mencionados en tu artículo.
    Sin embargo, las reacciones de los creadores/productores de las series hacia los ships no es siempre bien recibido, sobre todo cuando se tratan de ships homosexuales. En un polo tenemos al maravilloso Bryan Fuller, showrunner de Hannibal, quien anima y elogia a los fans que shippean Hannigram (y otros ships de la serie), e incluso admite que sus personajes tienen una relación romántica no-sexual. Un término medio podría ser Supernatural, donde se han hecho varios guiños y referencias en tono amistoso al famoso Destiel, e incluso Wincest (ship más tabú, entre los propios hermanos). En el polo contrario, tenemos series como Teen Wolf, donde crean encuestas sobre los ships más populares, y no ponen uno de los más famosos (me atrevería a decir el que más) ships de la serie, que es Sterek. Los comentarios enfurecidos de los fans llueven en los comentarios. Esta serie, junto a otras, ha sido acusada entre los fans de cometer “queerbaiting” (algo así como cebo gay) para provocar a los fans de ships homosexuales, pero que nunca llegarán a ser realidad (o canon) en la serie.
    Otra cosa curiosa de los ships es la creación de los nombres de ships: cómo juntan los nombres de los personajes en cuestión. Uno de los que más creativos que he encontrado es Starbucks, un nombre alternativo para Stucky, ship del Capitán América y su amigo Bucky Barnes.
    Un término muy usado en el mundo shipper, es el de OTP que quiere decir “one true pair”, y es el ship favorito de un fan de entre todos sus posibles ships. Existen retos de fan arts of fanfics que siguen la línea de “dibuja a tu OTP vestido de tal”, o “escribe un fic corto sobre tu OTP yendo a tal sitio”. También existe la variación de OT3, para los tríos amorosos en lugar de parejas (añádase números según los miembros de la relación amorosa).
    Puede resultar algo extraño para alguien que no está metido en el mundo fandom, pero siento gran admiración por las personas que al fin y al cabo crean un universo para ellos mismos que a veces existe en paralelo al material original sobre el que se basan. Crean algo hecho por los fans para los fans.

    1. Querido chip’er: la verdad es que tu comentario me parece excelente. Sin duda es una aportación muy elaborada que enriquece esta entrada. Muchísimas gracias por alumbrarnos en este mundo casi desconocido para el no iniciado 🙂

Comments are closed.