Disney trabaja en una secuela de Rocketeer, el cómic de los 80

Rocketeer es como se conoce al personaje de cómic que protagonizó la serie del mismo nombre en 1982. Él era Cliff Secord, un piloto de acrobacias que descubrió una tecnología experimental que le permitía volar gracias a un maletín muy especial, convirtiéndose así en todo un héroe. El personaje de Rocketeer sirvió como tributo a los héroes de guerra norteamericanos, y ya tuvo una primera incursión en el cine en 1991, también de la mano de Disney.

En esa primera ocasión el encargado de dar vida al héroe volador era Billy Campbell ( The Killing) mientras que "la chica" del héroe era Jennifer Connelly, además de contar con otros grandes actores del momento como Timothy Dalton y Alan Arkin. Sin embargo, el éxito en taquilla no fue el esperado.

Los encargados de intentarlo de nuevo, esperando tener más suerte esta vez, serán Max Winkler (New girl) y Matt Spicer como guionistas. Ya han asegurado que se tratará de una secuela y no de un reboot, lo que permitirá dar una nueva perspectiva al héroe, pues será un nuevo personaje quien retome el papel de Rocketeer seis años después de los acontecimientos vividos en la primera película.

Los propios guionistas han definido a ese personaje como "una joven piloto afroamericana que tratará de evitar los planes de un grupo de científicos corruptos que quieren robar la tecnología del maletín volador, en un momento tan tenso como es la Guerra Fría".

Todavía no se sabe quién interpretará a la joven heroína o si se mantendrá la estética retro que pudo verse en la primera película, pese a que el cómic original no era así.  Lo único que sabemos, de momento, es el nombre de esta secuela:  The Rocketeers.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.