Día de Patriotas

Día de Patriotas

Día de Patriotas

3 Stars

Summary

La trama se centra en el atentado terrorista ocurrido el 15 de abril de 2013 durante el maratón de Boston, siguiendo a un policía que formaba parte de la investigación en busca de los responsables.

Coder Credit

Con un título que puede echar para atrás a más de uno, “Día de Patriotas” llega a los cines españoles para mostrarnos la realidad tras el terrible suceso ocurrido en la ciudad americana de Boston hace cuatro años. El título del film se refiere a un día festivo en Estados Unidos por motivo de la guerra de la Independencia, motivo por el que se celebra la conocida maratón que en 2013 sufrió un ataque con dos bombas que causaron tres muertos y más de 260 heridos.

Estamos ante un film que quiere reflejar todo el proceso de investigación que hay detrás de un suceso de estas magnitudes, que quiere mostrar que ante el caos y el horror las personas se ayudan a unas y otras, y pese a que consigue ser diferente a otras cintas de similar estilo, acaba cayendo en el típico error americano de querer ensalzar su orgullo nacional, dejando muy claro que si alguien se mete con su país acabará pagándolo caro. Es el gran "pero" de una película que aún así consigue mantenernos atentos a la pantalla mientras vemos cómo se van sucediendo los hechos, comenzando unas horas previas al atentado hasta el momento en el que los terroristas fueron neutralizados.

Uno de los grandes aciertos de Peter Berg, director y co-guionista del film, es la de no centrarse en un único personaje sino que tendremos la oportunidad de ver cómo viven el atentado distintas personas, además de entremezclar las escenas rodadas para la película junto a metraje real de las televisiones, cámaras de vigilancia... Sin embargo, esto lleva a que la duración de la película acabe siendo excesiva, no llega a resultar pesada o aburrida pero hay historias que no aportan apenas nada y que podrían haberse ahorrado para dar algo más de peso a grandes actores como J.K. Simmons, Michelle Monaghan o John Goodman cuyo paso por “Día de Patriotas” es casi anecdótico.

El protagonista principal es Mark Wahlberg como el sargento Tommy Saunders, uno de los muchos policías que controlaban la línea de llegada de la maratón y que fueron los primeros en actuar para socorrer a los heridos tras las dos explosiones. Su personaje es el que nos va guiando por cada paso que vayamos dando hacia adelante: presencia el atentado, atiende a los heridos, colabora con la investigación hasta acabar siendo uno de los perseguidores de los hermanos terroristas cuando se dan a la fuga. Wahlberg no desentona con su interpretación de un hombre afectado por lo ocurrido, que necesita solucionar las cosas y que se viene abajo al pensar en todo lo que ha visto.

Dentro de un reparto tan grande y repleto de nombres conocidos, hay que destacar a Themo Melikidze y Alex Wolff que interpretan a los hermanos Tsarnaev, responsables del atentado. Aunque no se ahonda demasiado en sus motivaciones, reflejan muy bien la relación entre el hermano mayor radical que adoctrina al pequeño para que le siga en su cruzada. Muestran como la misión es lo más importante y no temen que les sigan, tienen un plan y se ciñen a él aunque eso signifique que puedan acabar muertos.

Otro momento clave del film es cuando vemos el interrogatorio de la policía a la esposa del hermano mayor, se trata de una mujer occidental que ha sido sometida por su marido y ha cambiado por completo su forma de ver el mundo. Una llamada de atención para recordarnos que cualquiera puede caer víctima de la radicalización. No se puede destacar mucho más de la actuación del reparto ya que bastantes actores secundarios están desaprovechados.

El punto fuerte de la película son sus escenas de acción, desde la cruenta y desagradable escena en la que explotan las dos bombas, hasta los tiroteos y persecuciones. Son momentos que no dejan un momento de respiro y nos mantienen con los ojos pegados a la pantalla, mientras presenciamos una espiral de violencia, disparos, gritos y explosiones que reflejan el caos y la confusión que se viven en momentos así, donde los propios policías pueden confundir a sus compañeros con el enemigo.

El problema llega cuando la cinta pretende llegar al sentimentalismo y al amor por su país, algo que rompe por completo el clima creado anteriormente. Se ensalza el discurso de que el odio jamás logrará ganar al amor, se habla de que en cualquier atentado que ocurre en el mundo se demuestra que las personas se ayudan unas a otras y se mantienen unidas, pero al final todo queda referido a los atentados en las ciudades occidentales. No se habla de los millones de víctimas en países islámicos por los terroristas, solo importa el hecho de que la ciudad de Boston luchó unida contra sus atacantes, y que ciudadanos y policías hicieron frente común contra la amenaza.

Y para terminar, rematan la cinta con declaraciones de algunos de los supervivientes del atentado, algo que ya nos deja un regusto amargo en la boca y que deberían haberse ahorrado. Nos quedamos por tanto con una cinta entretenida y con una buena ambientación, interesante para saber más sobre lo ocurrido aquellos días de abril y cómo se llevó a cabo el proceso de identificación de los terroristas pero que, como muchas películas de Hollywood, tiende a barrer para casa olvidándose que occidente no es el único lugar donde se sufre por culpa del yihadismo.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Latest posts by Helena Rubio (see all)

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.