Cuéntame cómo pasó emite esta noche su episodio 300

Llegar al episodio 300 es todo un logro, casi un milagro, en la televisión actual. Son pocas las series que han conseguido llegar a este número y menos todavía si son series emitidas en Prime Time, la franja más difícil de conquistar en temas de audiencia.

Pero Cuéntame (su nombre oficial sigue siendo Cuéntame cómo pasó, pero todos nos hemos quedado con el diminutivo) lo ha conseguido, con algo que cada vez se ve menos en la pequeña pantalla: no los viajes al pasado, pues los remakes están a la orden del día, sino tener como protagonistas a una familia a la que hemos visto crecer.

MV5BYWY1NWQ3NDktNTg5NC00YWVkLWE5YjgtNmEwYzBiMThlNzU3XkEyXkFqcGdeQXVyMTA0MjU0Ng@@._V1__SX1217_SY637_

Allá por el año 2000, cuando comenzó la andadura de Cuéntame cómo pasó (15 años y 17 temporadas son las que llevan a sus espaldas), era más común ver series donde las peripecias de los más jóvenes se entremezclaban con las de los padres de la familia. Los Serrano, Médico de Familia y un largo etcétera, por ejemplo, confirmaban que esta estrategia funcionaba, pues permitía reunir frente al televisor espectadores de todas las edades: unos interesados en las aventuras de lo más jóvenes, y otros identificándose rápidamente con los padres o incluso abuelos.

No hay duda que esta ha sido una de las claves del éxito de Cuéntame, y motivo por el que esta noche celebran el capítulo 300. Pero a ello hay que añadir, por supuesto, un plantel de actores a los que ya vemos como parte de la familia (Merche y Antonio son el ejemplo vivo de muchos padres de familia), que contaba con actores de larga trayectoria (Ana Duato e Inmanol Arias), junto a otros que ya llevaban unos años (Pablo Rivero e Irene Visedo) y unos recién llegados a los que hemos visto crecer como actores (Ricardo Gómez y María Galiana), junto a un sin fin de personajes secundarios encarnados por actores de renombre: Juan Echanove, Pepe Sancho, Toni Leblanc, Pere Ponce, etc.

MV5BYTA0MzdlZGEtMmZjMy00NWRmLWJjMzktMzg4YmExNTkxMWEyXkEyXkFqcGdeQXVyMTA0MjU0Ng@@._V1__SX1217_SY637_

A todo esto hay que añadir, cómo no, toda una sucesión de dramas que siempre nos dejaban en vilo cada temporada. Y es que a los Alcántara les ha pasado de todo. Parecía que los chanchullos de Don Pablo al principio de la serie, con un inocente Antonio Alcántara a su vera, era lo peor que le podría pasar a la familia, pero nada más lejos de la verdad: un cáncer, atentados, grupos revolucionarios, el paso por la cárcel de varios miembros de la familia y una triste separación con cuernos de por medio que la mitad de España todavía no le perdona a Antonio… por citar sólo unos ejemplos.

Enumerados uno detrás de otro parece un tanto exagerado, pero es lo que tienen las series que llevan tanto tiempo emitiéndose y que necesitan de muchos hechos sorprendentes para seguir enganchando al espectador… Sólo hay que recordar el sin fin de fallecidos que hemos visto en Hospital Central, la serie que hasta ahora detentaba el récord de capítulos emitidos en televisión.

MV5BM2I2NDhlNTgtNjViMC00ZTIyLTg4NDMtNTc0MDdkMWUwMDdjXkEyXkFqcGdeQXVyMTA0MjU0Ng@@._V1__SX1217_SY637_

Pero aparte de estas calamidades, también hemos podido disfrutar del paso de los Alcántara de un barrio humilde a otro más pudiente (y codearse ni más ni menos que con Adolfo Suárez), para finalmente acabar en el pueblo de toda la vida. Un cambio de escenario que no deja de ejemplificar lo que tantas familias españolas han vivido desde el 1968, año en que comenzó la serie, hasta llegar a la mítica década de los 80 en que se encuentran ahora mismo.

Casi dos décadas que nos han recordado episodios claves de la historia de España, y que es el otro pilar en el que se sustenta el éxito de la serie: Gracias al inmenso archivo de TVE, hemos podido ver de nuevo imágenes claves de nuestra historia más reciente, y seguro que con cada capítulo los padres han contado a los hijos cómo recuerdan aquel episodio cuando estaba ocurriendo en el mundo real, y no en el de la pequeña pantalla.

MV5BN2ZjOWVlZjAtMjA5Zi00ODFlLWFmNWEtMjgzOWY3MDQ0NGQ3XkEyXkFqcGdeQXVyMTA0MjU0Ng@@._V1__SX1217_SY637_

Los audímetros, ese gran enemigo de todo formato televisivo, dirá si seguiremos teniendo Alcántara para rato, o si incluso llegarán a alcanzarnos en el año 2.000, como muchos aseguran. Porque si algo no le falta a Cuéntame son episodios y hechos que recordar, y por supuesto que contar.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.