CSI Las Vegas Final de Serie: Immortality

CSI Las Vegas Final de serie: Immortality

CSI Las Vegas Final de serie: Immortality

Series: CSI Las Vegas

2 Stars

Summary

Tras lo que piensan que es un atentado terrorista, el equipo de CSI liderado por D.B. Russell contará con la ayuda de viejos conocidos para solucionar un caso en el que nada es lo que parece.

Coder Credit

Tras quince años en pantalla, ha llegado el momento de decir adiós al equipo criminalista más conocido de la televisión. CSI: Las Vegas se despide de sus seguidores con un episodio doble al que regresan tres de los miembros del reparto original para unir fuerzas en un caso que podría cambiar la vida de todos ellos.

Había muchas expectativas por el regreso de William Petersen a Las Vegas tras su marcha de la serie en la temporada nueve. Y es que el personaje de Grissom era, es y será el alma de CSI. Los responsables de la serie lograron ir supliendo su ausencia dándole más peso a otros miembros del equipo ya que los guionistas sabían que era imposible encontrar un reemplazo que pudiera siquiera hacerle sombra. Es por eso que la vuelta de Grissom era una gran noticia para aquellos fans que se habían mantenido fieles pese a la bajada de calidad de los guiones, con él volvían Catherine Willows y Jim Brass y todo prometía ser un episodio final digno de lo que fue y significó CSI para muchos. Pero en eso ha quedado, en una promesa.

CSI-Las-Vegas-Final-de-serie-Immortality-1
Gil Grissom vuelve a Las Vegas

El capítulo comienza intercalando varias escenas durante los primeros quince minutos para presentarnos la situación de los personajes en ese preciso momento. Vemos que Sara Siddle está solicitando un ascenso y que Jim Brass trabaja como miembro de seguridad en un casino, justo donde aparece un hombre sospechoso con un auricular en el oído y hace detonar una bomba que llevaba puesta encima. El lugar se convierte en un caos y entonces descubrimos que ése es precisamente el casino de Catherine Willows (que heredó de su padre), y ya tenemos la excusa para que Cath vuelva a Las Vegas desde Los Angeles.

Nos falta Grissom, quien en esos instantes está siendo detenido por la policía de San Diego al descubrirle en un barco que no es el suyo incautando unas aletas de tiburón, se habrá retirado del CSI pero vemos que sigue siendo un hombre al servicio de la ley. Esto es algo que perfectamente podría pasar, pero sabiendo que Nick Stokes (que no aparece en el episodio por decisión propia del actor ya que el último episodio de la temporada 15 giró en torno a su marcha) es el nuevo jefazo del CSI de San Diego, no es creíble que la policía identifique a Grissom y no avisen a Nick. A lo que iba, en Las Vegas descubren una conexión entre el asesino y Lady Heather (antigua conocida del equipo: psicóloga, sexóloga y dominatrix según la ocasión), ésta tenía un vínculo especial con Grissom y aquí está el motivo por el que Gil vuelve a la ciudad del pecado.

Catherine y Brass en el primer escenario del crimen
Catherine y Brass en el primer escenario del crimen
 

El equipo con Sara a la cabeza opina que Lady Heather es la sospechosa principal del caso, saben que alguien le ordenó al asesino detonar la bomba y conocen muy bien la facultad de la mujer de manipular la mente humana. Hasta que llega Grissom que siempre ha sido un firme defensor de Heather y se niega a creer que ella esté implicada. Aquí tenemos un reencuentro entre Gil y Sara, ya divorciados y cuya relación se ha vuelto fría y distante. Son constantes las pullas que le suelta Sara a Grissom haciendo que el ambiente de trabajo no sea el más idóneo.

También son varios los guiños a las primeras temporadas, como el que hace una chica que empieza en el CSI a la que Grissom no reconoce y que bromea sobre si quiere una muestra de sangre tal y como Grissom hacía en los viejos tiempos con los nuevos reclutas. Así como los extraños experimentos que el hombre siempre hacía para estudiar mejor los casos, primero prueba a crear su propia bomba usando a Henry (del laboratorio) como conejillo de indias, y más adelante usará a sus apreciadas abejas para buscar una posible localización de la procedencia del asesino.

Grissom llevando a cabo uno de sus ensayos
Grissom llevando a cabo uno de sus ensayos

Lady Heather sigue sin aparecer, pero una segunda bomba reclama toda la atención. Una mujer ha aparecido en una función infantil y ha estado a punto de matar a niños y padres, estos han logrado escapar mientras la desconocida aguardaba a que llegue la policía para finalmente hacer detonar su chaleco bomba. La investigación les lleva a encontrar un ramo de flores de burundanga, una peligrosa droga que hace muy sugestionable a aquel que la tome (en este caso, inhale) a las órdenes de otras personas. Es la prueba que necesita Grissom para insistir en la inocencia de su amiga, pero Ecklie ya tiene una orden de registro para su casa y hasta allí va Sara acompañada de Brass.

Sara está registrando la casa cuando se percata de que hay alguien dentro y persigue a quien ella cree que es Lady Heather. La sospechosa se mete en un coche que estalla justo ante Brass quién acaba en llamas, y aunque sin heridas de gravedad le mandan al hospital de todas maneras. Tras el análisis del cadáver del coche, Grissom deduce que no se trata de Lady Heather, logra dar con ella y convencerla para que se entregue a la policía y dé su versión de los hechos.

Brass y Sara tras estallar el coche
Brass y Sara tras estallar el coche de Lady Heather
 

Sara no soporta el interrogatorio con Heather ya que siempre la ha visto como una rival por el amor de Grissom y, por mucho que lo niegue, le sigue queriendo. La detenida proclama su inocencia y cree que alguien la está incriminando por lo que les ofrece una lista de posibles candidatos que el equipo empezará a investigar. De nuevo aparece la CSI novata con una maleta que había en recepción a nombre de Grissom y que le trae pensando que se la ha dejado olvidada, éste lo niega al momento y todos piensan que se trata de una nueva bomba hasta que descubren que dentro hay un cuerpo.

Tras el pertinente análisis de ADN, le identifican como el hombre que asesinó brutalmente a la hija de Lady Heather años atrás y a la que está trató de matar pero no logró ya que Grissom llegó a tiempo de evitarlo. Es en estos momentos cuando el equipo empieza a creer que alguien está tratando de hacerla parecer culpable y que además, Grissom puede ser una víctima potencial puesto que la maleta estaba a su nombre.

Catherine le pide que hable con la nueva integrante del CSI para que le enseñe, y él no entiende a qué viene ese interés por una chica a la que no conoce. Cath se ríe de él y entonces le dice que se trata de su hija: ¡Lindsey Willows! El antiguo criminalista se sorprende de no haber reconocido a aquella niña a la que vio crecer y ha acabado convirtiéndose en una mujer entusiasta y decidida a aprender del mejor.

El equipo trabajando al completo
El equipo trabajando al completo
La autopsia del nuevo cuerpo revela además una tarjeta micro SD, donde el culpable (con la cara cubierta por algún tipo de programa informático) insiste en que su motivo es la venganza. Pero no será esa la pista definitiva sino la abeja que aparece al abrir el cadáver y que pica al forense. Grissom es un entomólogo brillante y tras reconocer la especie y analizar el tipo de polen pegado al insecto, diseña el experimento que puede guiarles hasta la guarida del criminal.

Será la excusa perfecta de los guionistas para tener a Grissom y Sara trabajando codo con codo y para que se den cuenta, aunque no lo digan, que se echan de menos. Mientras tanto, D.B. Está trabajando con el vídeo de la tarjeta buscando alguna pista importante y ya de paso para justificar su traslado a CSI: Cyber, y da con una huella dactilar que les conduce a un sospechoso ya descartado. Así tenemos a Catherine con Greg y Morgan que van al domicilio del tipo, y a Sara y Grissom que marchan hacia la guarida en la montaña.

Grissom y Sara trabajando con las abejas
Grissom y Sara trabajando con las abejas

El final del episodio supone un peligro de muerte para todos los protagonistas, pues Catherine, Greg y Morgan llegan a un parking en el que hay tres bombas con temporizador que hay que desconectar al mismo tiempo. Vemos a Morgan Brody sufrir un ataque de pánico, algo que me parece poco creíble para un personaje que se ha enfrentado en más de una ocasión a la muerte y que siempre ha mantenido la suficiente sangre fría para sobrevivir. Y al mismo tiempo, el culpable es hallado en una cabaña donde amenaza a Grissom y Sara con estallar la bomba que lleva puesta encima y matarles así a todos. No se produce explosión alguna y el caso queda resuelto.

¿El motivo real de los crímenes? Celos. Era un excliente de Lady Heather celoso de Grissom y su relación personal con la mujer y que, ahora que le quedan meses de vida por un cáncer terminal, ha decidido llevar a cabo su particular venganza contra él. Los minutos finales de la serie nos desvelan que Russell se marcha dejando a Sara al mando del equipo, Catherine decide regresar a Las Vegas ya que ahí es donde debe estar y Grissom se vuelve a ir. Parece que la cosa va a quedar ahí, pero entonces aparece Lindsey en el despacho de Sara y le da la cinta de grabación del último interrogatorio a Lady Heather en el que solo estaba Grissom e insiste en que lo escuche. En esa conversación veíamos a Grissom hablando informalmente con su amiga y confesando que seguía enamorado de Sara.

La última escena del capítulo y de la serie, nos enseña a Sara llegando al muelle de San Diego antes de que Gil se marche, no necesitan decirse nada pues les basta una mirada para saberlo, la mujer sube al barco, se abrazan y se marchan juntos hacia un destino desconocido.

La reacción de Grissom ante uno de los golpes bajos de Sara
La reacción de Grissom ante uno de los golpes bajos de Sara

Nos prometieron una gran despedida para CSI y en mi opinión no lo ha sido. CSI: Las Vegas no trataba sólo de Grissom aunque fuera la pieza clave que mantenía viva la serie, y mucho menos de un triángulo amoroso entre Sara, Heather y él. CSI trataba de un equipo de criminalistas, equipo que ha quedado ninguneado en la “gran finale” para darle más minutos a este triángulo y sobre todo a Lady Heather.

Los miembros actuales del equipo en el que se encuentra Greg (como último integrante del cast original) apenas han aparecido, no han tenido ni desarrollo ni su propio final, igual que Ecklie, Hodges, Morgan e incluso D.B. No han sido más que meros espectadores ante hora y media que giraba en torno a Grissom y sus mujeres. Sí, hemos añorado mucho a Gil Grissom y queríamos su vuelta pero no a costa de sacrificar momentos para otros personajes que son igualmente queridos.

¿Y qué decir de Julie Finlay? La dejaron en coma en el último episodio de la temporada 15 y sólo nos enteramos de que está muerta por una placa que D.B. guarda en su caja de pertenencias antes de abandonar el edificio. Todo fueron promesas vanas que dejan un sabor amargo a los quince años de serie, y aunque me alegra saber que Grissom y Sara tienen su final feliz (porque me encanta la pareja) veo totalmente injusto el trato que se ha dado al resto. En mi opinión deberían haberlo dejado como quedó en la temporada 15, con un final aceptable y no crearnos la ilusión para luego terminar con un despropósito semejante.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.