Colossal

3.5 Stars

Summary

Gloria vuelve a su ciudad natal tras perder a su novio y llevar un tiempo sin trabajo. Allí se reencontrará con Oscar, un amigo de la infancia que la hará sentirse más cómoda. Lo que ninguno sospecha es que en la otra parte del mundo un monstruo acecha las calles de Seúl, y puede que ellos tengan algo que ver.

Coder Credit

El pasado martes tuve el placer de asistir al preestreno exclusivo de “Colossal” en los célebres cines Phenomena de Barcelona, la nueva película de Nacho Vigalondo protagonizada por Anne Hathaway y Jason Sudeikis, y al posterior coloquio que se celebró para hablar sobre los entresijos del rodaje y los aspectos más interesantes de la historia. Resulta alentador ver cómo un talento tan grande como el que esconde Nacho Vigalondo tras su bigote y sus constantes chistes, alcanza por fin todo su potencial cuando se le dan las oportunidades y los medios necesarios. Porque esta película nació en su cabeza como una humilde historia entre dos hombres antagónicos que se iba a localizar entre Cabezón de la Sal (su ciudad natal) y Madrid. Nada le haría pensar que los estudios de Hollywood se interesarían en el proyecto y que la mismísima Anne Hathaway se entusiasmaría tanto con su papel y la película que hasta figura como productora ejecutiva.

Y una vez vista la película, lo único que puedo decir es: no me extraña. Esta película puede que sea el proyecto más personal de Vigalondo y para mí, sin duda, su mejor película ya que sabe plantear temas muy serios tras todas esas bromas y monstruos gigantes.

Todo comienza cuando el mundo de Gloria (Anne Hathaway) se desmorona. Pierde su trabajo y su novio (Dan Stevens) que disfruta al sermonearla y marcar su superioridad moral señalando todos sus defectos, por lo que una Gloria a la que han minado la moral, se refugia en las fiestas y en el alcohol, y ahora que no tiene casa, se muda al pueblo donde creció a vivir en la antigua casa de sus padres, que ahora no tiene muebles ni estabilidad y que funciona como perfecta metáfora de su vida.

Pronto se encuentra con Oscar (un fantástico Jason Sudeikis), un antiguo amigo de la infancia que nunca salió de la ciudad, y que en seguida se ofrece ayudarla y hacerle la estancia en el pueblo más llevadera presentándole a sus amigos y ofreciéndole trabajo en un bar.

Al igual que ocurría en la anterior cinta de Vigalondo, Extraterrestre, el director indaga en la manera en que reaccionaría cualquiera de nosotros si un sábado o un jueves de nuestra vida nos enterarámos de que hay una invasión extraterrestre o un monstruo peligroso acecha Corea. Nos asustaríamos, fliparíamos…y más que probablemente escribiríamos tuits ingeniosos o crearíamos memes, refugiando nuestro temor e impotencia en la seguridad inocua que ofrece Internet, donde podemos comunicarnos con el mundo sin movernos del sofá y compartir de manera segura nuestra frustración.

El poder de Gloria

Gloria descubre de la manera más divertida e inverosímil que de algún modo el monstruo que acecha la ciudad de Seúl está conectado con ella, y que sus movimientos son imitados por el monstruo, funcionando así como un control remoto del bicho. A este bizarro hecho fruto de la genialidad del director, se le añade una profundidad que no se espera en este tipo de películas al ahondar en las profundidades del sentimiento humano y en cómo un hecho así puede afectar realmente a las personas. Siempre más allá de los chistes, porque esta, ante todo, es una película divertidísima (por favor, ese impagable guiño a España en esa frase de disculpa que solo nos hará gracia a nosotros).

Ese monstruo que funciona como perfecta metáfora de toda la presión que Gloria lleva dentro y que no sabe controlar. Ahora es ella la que puede controlar a ese monstruo gigante que acecha Seúl, al principio parece divertido, pero un movimiento en falso y un montón de gente morirá. Ahora poner en vereda su vida se convierte en una cuestión de Estado y de la manera que menos podía esperar Gloria tiene por fin un propósito en su vida que le puede salvar la vida. Sin querer desvelar nada más de la trama de lo que se puede ver en el tráiler, me gustaría destacar el giro que da la película en su tercer acto, adquiriendo dosis de dureza y profundidad llegan a turbar. No hablamos de buenos ni malos, ni de monstruos, ni de efectos especiales porque todos estos elementos funcionan como una perfecta excusa para contar algo más.

Lo que sí me afano en aplaudir es que se haya escrito un personaje femenino como el de Gloria. Donde Anne Hathaway se despoja de todo su glamour y su sonrisa de princesa por sorpresa para convertirse en una chica como cualquiera de nosotras, divertida, simpática, torpe y completamente perdida que se hace pequeña cuando no paran de señalar sus defectos y minan su moral, pero que sabe salir a la superficie cuando la situación lo requiere y así salvar al mundo y a sí misma. Porque en la misma semana en que una heroína de comic, pomposa, sexy y con poderes hace las delicias de un público ansioso de que una mujer lidere por fin una película de acción, a mí se me hace mucho más interesante y necesario que proliferen papeles como el de Gloria. Una chica normal cuyo mayor acto de heroicidad es salvarse a sí misma cuando se encuentra en el punto más bajo de su vida y demostrando una enorme valentía y generosidad por el camino. Gracias Vigalondo por escribir un personaje así, gracias Vigalondo por ser feminista sin necesidad de decirlo, gracias Vigalondo por saber introducir temas tan espinosos de manera tan inteligente y sutil, gracias Vigalondo por invitarnos a todas a tu fiesta, esperemos que le llegue a todo el mundo el mensaje que has querido transmitir.

Os invito a descubrirla.

The following two tabs change content below.

Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.

Latest posts by Beatriz Parra (see all)

About Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.