Charlamos con Manuela Burló y Fernando Albizu, de Rumbos

Con motivo del estreno de “Rumbos”, la nueva película de Manuela Burló protagonizada por Fernando Albizu, Carmen Machi, Pilar López de Ayala, Karra Elejalde y Ernesto Alterio entre otros, se ha celebrado el tercer evento #pelisytuits en el Iris Rover de Madrid. Un escenario y una actividad que va camino de convertirse en uno de los imprescindibles si se quiere ver de cerca los entresijos del mundo del cine.

Tener ocasión de conocer más allá de lo que vemos en la gran pantalla o lo que aparece en los programas de cine es una auténtica gozada, se mire por donde se mire. Pero si encima ese paseo por lo que no se ve está a cargo de los propios directores y actores que forman parte del mundo del espectáculo, y encima en un ambiente tan ameno como es un bar y bebiendo cerveza, pues el resultado es el no va más.

Eso es lo que pudimos vivir en el tercer evento #pelisytuits que organizó @BlogosDeOro y @silencio_sala entre otros, con motivo del estreno de "Rumbos", la nueva película dirigida y escrita por Manuela Burló (Cómo sobrevivir a una despedida de soltera, Pipas).

Cuando no había pasado ni un minuto desde que llegaron Fernando Albizu y Manuela Burló, actor y directora del film, los presentes ya tuvimos claro que se trataba de dos grandes profesionales pero que no tenían miedo de compartir las anécdotas más jugosas de ese mundillo. Y es que no hay mejor modo de conocer cómo es ese largo y exigente proceso que va desde que a un guionista se le ocurre una historia, hasta que por fin lo ve transformado en una película que puede verse en la gran pantalla.

DSCN0881

¿Cómo ha sido ese cambio hasta llegar aquí?

Para conocer esa historia, primero hay que hablar de su directora y escritora, Manuela Burló, a la que la mayoría conocerá por su primer largometraje “Cómo sobrevivir a una despedida”, y alguno ya sabrá de ella por sus cortometrajes “Pipas”, “Dolores” o “Camas”. Y es que Manuela, como no se cansa de decir, le debe todo a los cortos.

Precisamente fue su corto “Pipas”, que participó en muchos concursos y estuvo a punto de llegar a los Oscars, lo que hizo que fuera tenida en cuenta para dirigir “Cómo sobrevivir a una despedida”, pese a que nunca antes había hecho un largometraje. Fue gracias a ese proyecto que consiguió el dinero suficiente para sacar adelante “Rumbos” un film al que llevaba mucho tiempo dándole vueltas.

Lo mejor de hacer un largometraje –comentó Manuela en un momento de la charla- es que no tienes problemas de pagar a los actores que participan en la película, lo que te da un gran respiro”. Y es que hasta entonces sólo había dirigido cortos, donde los favores para que quisieran participar en su historia estaban a la orden del día, y en la mayoría de las ocasiones sólo podía pagarles por el trabajo realizado cuando el cortometraje empezara a venderse.

La pregunta, tras estos inicios tan modestos, es evidente: ¿Cómo ha conseguido que en su segunda película haya un reparto tan asombroso?: Ernesto Alterio, Karra Elejalde, Fernando Albizu, Carmen Machi, Pilar López de Ayala, Pepa Aniorte y Fanny de Castro.

Pues, aunque suene muy prepotente decirlo, lo único que hice fue enviarles el guión a los actores que me había imaginado que podrían dar vida a esos personajes que había creado, y todos me dijeron que sí nada más leerlo”.

Todos menos uno –comenta enseguida Albizu–, porque Karra al principio dijo que no”. Y así es como conocemos lo maravilloso y curioso que es el mundo del cine, que hace que un cúmulo de circunstancias consiguen que un actor acabe haciendo una película tan distinta al papel con el que le habíamos visto. Así ocurrió con Karra Elejalde, que en el momento de recibir el guión estaba rodando “Ocho apellidos catalanes”, y al principio no le entusiasmó mucho el guion, pues al leerse el primer diálogo pensó que era una comedia romántica y ya estaba cansado de ello.

Ese es el gran problema de muchos actores –señala Manuela–, que muchas productoras quieren a un rostro conocido, pero haciendo lo mismos que ya se le ha visto hacer, lo que impide que tengan la oportunidad de demostrar otro registro menos conocido en él. Por ello pensé en Karra y en Carmen Machi para hacer dos personajes más dramáticos, o en Pilar López de Ayala para hacer un personaje tragicómico, pues siempre había pensado que tenía una faceta cómica que nadie se había atrevido a explotar todavía”.

Manuela está presente en todos los castings –señala Fernando–. Por eso tienes la seguridad de que confía en ti y que no va a elegir a un actor sólo por el papel en el que ya está encasillado, sino por lo que realmente cree que es capaz de hacer”.

Y así fue como Karra Elejalde, que estuvo a punto de rechazar el papel, fue convencido por Carmen Machi, a la que también le había llegado el guión de “Rumbos”, para que se leyera el guión “hasta el final”, y firmó de cabeza para el papel de un taxista que sorprende por el cambio de registro tan brutal con respecto a los últimos papeles que ha interpretado en la gran pantalla.

DSCN0887

¿De dónde surgió la idea de Rumbos?

Todos los cortos que ha dirigido Manuela han sido escritos por ella, y reconoce que en cada uno de ellos hay un poco de autobiográfico. En el caso de “Rumbos” confiesa que el personaje de Pilar López de Ayala, una mujer a la que su novio desde hace tres años acaba de dejar “en un coche y en diez minutos”, es fiel reflejo de lo que le ocurrió a ella. Y al igual que el personaje de Lucía, ocurrió que lo que para ella fue una experiencia terrible, cuando lo contaba era visto como una historia muy divertida.

Pero además de esta pequeña referencia a la vida de la directora, en “Rumbos” lo que quería era “reflejar la soledad que se experimenta de madrugada, incluso cuando se está acompañado, pues esa es la peor soledad posible”. Esa fue una idea que le surgió cuando ella misma estaba una madrugada en un coche, y de pronto se paró a un lado una ambulancia y al otro lado un autobús.

Se dio cuenta así de la cantidad de personas que puede haber solas en un mismo momento y lugar, y cómo muchas de esas personas pueden estar relacionadas de un modo u otro. Eso es precisamente lo que ocurre en “Rumbos”, donde seis historias aparentemente independientes acaban ligándose las unas a las otras. Primero por medio de un programa de radio nocturno, para el que tuvieron la suerte de contar con la colaboración de Julia Otero “aunque la pobre se aburrió mucho rodando, ya que no interactuaba con ningún otro actor”, y poco a poco por medio de las casualidades y decisiones que van tomando los distintos personajes a lo largo de la película.

Eso es lo que uno espera encontrar en una película coral –comenta Manuela–. Saber en qué modo se acaban relacionando todos los personajes”. Y aunque confiesa que algunas personas no terminaban de entender todas las relaciones a la primera “si se ve una segunda vez, te das cuenta de detalles muy sutiles que te hacen entender lo que ha pasado realmente, y que la primera vez no te habías dado cuenta

DSCN0889

¿Y qué es lo peor de hacer un largometraje?

La taquilla” responde enseguida y muy segura. Nos confiesa así que los últimos días han sido horribles para ella, pues justo el fin de semana que se estrenó la película, fue uno de los que menos gente fue al cine debido al tiempo tan estupendo que hacía.

Es horrible estar trabajando durante tanto tiempo en una película para que al final te lo juegues todo al azar al elegir una fecha que nunca sabes si va a ser buena o mala para ir al cine. Porque si la gente no va al cine las productoras que han invertido para hacer la película no ven una buena taquilla, que lógicamente es lo que les interesa, con lo que no vuelven a contar contigo para hacer otra película”.

Y ahora que sabes lo que es trabajar con una gran productora detrás, ¿cambia mucho el modo de trabajar? ¿Te obligan a hacer cambios por eso de que ellos han puesto el dinero?

Esta es una cuestión que, por desgracia, en el mundo del cine está a la orden del día, y más en directores noveles que no tienen una dilatada carrera detrás como para convencer de entrada a una productora para que pueda hacer su película sin necesidad de meter ningún cambio.

Pero en el caso de “Rumbos”, Manuela asegura que tuvo mucha suerte, ya que “fueron muy respetuosos con la idea original”. Cierto que en ocasiones recomendaban suavizar alguna escena o incluso el final, pero era porque veían que estaba siendo demasiado dramático.

Al principio quería que muriera todo el mundo –señala Fernando–, pero la convencimos para que no fuera tan trágica la cosa”.

¿Y cómo es rodar en un espacio tan pequeño como es el interior de un vehículo, que es el escenario principal en el que se desarrollan las seis historias intercaladas?

Bastante horrible –comenta Fernando, riendo–. El primer día de rodaje en el camión, que es el vehículo en el que se narra la historia de mi personaje, Manuela no hacía más que gritar ‘¡Esto es muy pequeño!’. Pero es lo que hay si quieres hacer una película que transcurre en un coche”.

Y con respecto a nuevos proyectos de futuro…

Eso siempre –señala Manuela–. Como soy una persona hiperactiva siempre estoy pensando en nuevas historias. Siempre llevo una libreta en la mano y apunto cualquier cosa que me inspire, porque no soy nada de ordenador… Si lo uso al final es porque le tengo que enviar el guión al productor, pero si por mí fuera haría siempre fotocopias de mis cuadernos”.

Ahora mismo está trabajando en varios cortos que empezará a rodar pronto, pero ya tiene en mente alguna idea para un nuevo largometraje, que esperamos ver pronto en la gran pantalla… Y teniendo en cuenta que Fernando Albizu se ha enamorado de la pasión que pone Manuela en su trabajo, además de asegurar que se lo pasa genial con ella (y de eso damos fe todos los que estuvimos presentes durante la charla), es muy probable que pronto les veamos trabajando juntos, así como con algunos de los actores que han formado parte de “Rumbos”.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.