Charla con Alberto Ammann en el Salón del cine y las series de L’Hospitalet

El pasado fin de semana se celebró en La Farga de L'Hospitalet de LLobregat (Barcelona) la tercera edición del que promete ser un referente para los frikis del cine y de las series en España: El Salón del Cine y las Series.

Entre las múltiples charlas, exposiciones y conferencias, destacamos a una de las más esperadas: la del argentino Alberto Ammann. Actor ganador de un Goya como Intérprete Revelación por su impresionante papel en "Celda 211" al que la popularidad mundial le ha llegado de la mano de Netflix y su papel de Pancho Herrera en "Narcos".

El actor se mostró cercano y amable en todo momento, y no dudó en contestar las preguntas de los asistentes a la conferencia y de contar su trayectoria como actor, sus proyectos y lo que supuso el papel de "Narcos" en su carrera.

Alberto Ammann ama su profesión por encima de todo, y ser actor era el sueño de su vida. Sin embargo el éxito no le llegó tan fácil como a otros, su historia de superación le lleva a tener 27 años y estar trabajando de camarero mientras asistía a castings y hacía frente a las continuas negativas (¿sabíais que hizo una audición para "Física o Química"?), más o menos el comienzo de cualquier actor en el mundo. Su familia siempre apoyó su pasión y le ayudaron en todo, pero llegó un momento en que alguien le preguntó cuál era su Plan B. Que qué pensaba hacer si eso de la actuación no funcionaba. Él se detuvo a pensar y descubrió que no tenía otra opción. Quería ser actor por encima de todo y no se le ocurría alternativa. Así que siguió esforzándose hasta que llegó su golpe de suerte: el papel de Juan Oliver en "Celda 211", que le valió su primer Goya. Es un currante que consiguió su recompensa muy merecidamente.

Como era de esperar, la charla se centró en su paso por la serie "Narcos" y la construcción de su icónico papel de Pancho Herrera.

Narcos

Lo primero que nos contó es que el papel de Pancho Herrera le llegó a última hora, dos semanas antes de empezar el rodaje por lo que no pudo preparar mucho el papel y simplemente se fue adaptando a él sobre la marcha.

Comenta que para darle más profundidad a su personaje y huir de todo cliché se fijó en los ademanes de un amigo suyo homosexual (sin que se diera cuenta, lo que provocó las risas del público) e intentó así ser lo más verosímil posible como narcotraficante despiadado con una sexualidad inesperada para alguien de su entorno y país.

Otra de las características que tienen Alberto Ammann es que ha trabajado en distintas partes del mundo gracias a su versatilidad interpretativa y facilidad para adoptar distintos acentos. Originario de Córdoba (Argentina), ha tenido que tapar su acento y convertirlo en colombiano para "Narcos", mientras que en "Celda 211" debía hablar en español neutro, sin acto alguno. Él comenta que le ha sido fácil hacer esto porque ha vivido en distintas partes del mundo y la influencia de los acentos le ha llegado en los distintos lugares donde vivió, por lo que adaptarse a ellos no es un problema.

Se preguntó en la conferencia por la tendencia de la ficción a glamourizar  a los narcotraficantes o líderes del crimen organizado. Él contestó que no es una tendencia de ahora ni de la serie "Narcos", si no que es algo que involuntariamente ha sucedido a lo largo de la historia del cine gracias a películas como "Uno de los nuestros" o "El precio del poder", pero que por su parte él nunca podría considerar guays a tipos como los de "Narcos" ya que evidentemente son unos hijos de **** (palabras textuales).

Sin embargo también dice que él necesita empatizar de alguna manera con los personajes que interpreta porque eso le ayuda a darles dimensión. Que para él no existen los personajes enteramente malos ni enteramente buenos, como no hay personas así en la vida real. Todos estamos un poco en el medio, quizá tirando más a un lado o a otro, pero todos tenemos dobleces. Así que para interpretar su papel decidió conocer mucho a su personaje y darle dimensión.

La sexualidad de su personaje ayuda mucho a alejarse del tópico del narcotraficante colombiano al uso. Como sabéis, está basado en un personaje real, y el hecho de que se trate con esa naturalidad en la serie dice mucho de ella.

Ante la pregunta de cuál fue su escena favorita, o en la que mejor se lo pasó durante la serie, no duda en decir que fue la de EL BAILE. Aquellos que veis la serie sabréis a qué se refiere. Alberto describió cómo fue el rodaje de la escena y lo divertido que fue. El colegueo previo a dos "machotes" que dan rienda suelta a su pasión cuando las luces de la cámara se encienden fue toda una experiencia.

Para él es algo totalmente natural y entre actores hay siempre mucha confianza, lo mismo que con todo el equipo, que no duda en bromear con él cuando descubren quien va a ser su "nuevo novio" en la serie. Y que siempre son chicos guapísimos, lo que le encanta. En fin, un paso más hacia la normalización y la huida de los estereotipos, un paso en la dirección correcta hacia la visibilización y la naturalidad. Es un criminal despiadado, es un hombre con deseo, es homosexual, viste de manera estridente, todo forma parte de él.

Su futuro y su carrera

El actor agradece la gran oportunidad que le llegó con "Narcos" que sin duda Netflix le ha ayudado a ser conocido mundialmente y a que le ofrezcan nuevos papeles. Le encantaría trabajar en Hollywood pero no de manera continua. No se ve viviendo allí, él vive la mar de feliz en Madrid y visita a su familia en Argentina cada vez que puede.

Entre sus proyectos está el de montar una escuela de interpretación para así ayudar a futuros actores a que labren la carrera de su sueños con las bases necesarias para poder llegar a ser grandes y no frustrarse por el camino.

La carrera de actor es muy dura, y pese a que él no ha recurrido a ayuda psicológica o coaching para salir adelante afirma que el apoyo de su familia ha sido fundamental para que no se le fuera la olla o se rindiera antes de tiempo. Su padre es un conocido político argentino que llegó a postularse a las elecciones generales de su país. Le apasiona la política porque la ha vivido desde pequeño, pero no para dedicarse a ello. Aun así considera importante implicarse en las causas en las que cree para poder aportar su grano de arena.

Como broche final, el actor contó una anécdota que pocos saben. Y es que un buen día, en mitad del rodaje de "Narcos" se le acercó un hombre y le dijo "Tu personaje mató a mi padre". Es decir, que conoció a una víctima real de Pancho Herrera. Dice que fue una experiencia trascendental para él y que le sirvió mucho para ponerlo todo en perspectiva, y que de algún modo ver que su trabajo importaba.

The following two tabs change content below.

Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.

About Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.