Castle 8×06: Cool boys

Castle 8x06: Cool boys

Castle 8x06: Cool boys

Series: Castle

4 Stars

Summary

El detective Slaughter se presenta en la oficina de Castle pidiéndole ayuda para resolver un crimen.

Coder Credit
Tras el parón de tres semanas, Castle regresa con un capítulo en el que vuelve una cara conocida: el detective Slaughter (Adam Baldwin). Teniendo en cuenta cómo se desarrolló el capítulo en el que conocimos al detective allá por la cuarta temporada (4x21), nos espera un episodio con risas aseguradas y actos temerarios de los que Castle no podrá zafarse.

La capitana Beckett está fuera de la ciudad (cosas de la agenda de rodaje de Stana Katic) y Castle necesita una distracción, como le cuenta a su madre al inicio del capítulo. Que por cierto, Martha prepara un libro llamado “Unsolicited advice” (“Consejos no solicitados”) y eso es precisamente lo que le ofrece a su hijo: que deje de preocuparse por Beckett que su relación acabará por arreglarse como siempre ha pasado hasta ahora.

Martha experta en dar consejos sin que nadie se los pida
Martha experta en dar consejos sin que nadie se los pida

Nada más Castle pedir una distracción, se le ofrece una… el detective Slaughter se presenta en su oficina pidiendo ayuda. Claro que si Castle lo hubiera sabido, habría cerrado la boca antes de pedir nada. Pero esto es una serie y qué mejor manera de rellenar el hueco que deja Stana Katic que con el brusco y poco ortodoxo Slaughter del que todos huiríamos (como intenta sin conseguirlo Castle) si nos lo encontráramos en el mundo real.

Slaughter necesita ayuda en un caso en el que han robado un microchip ultra secreto de uno de los edificios más seguros de Nueva York. Castle al principio se niega, pero acaba yendo en pos de Slaughter cuando éste le promete contarle buenas historias que le servirán para su próximo libro. Así empieza la investigación, que por parte de la comisaría, llevan Ryan y Espo y se verán saboteados e interrumpidos cada dos por tres por el dúo formado por Castle y Slaughter.

"Jayne NO" "Jayne SÍ" y así todo el rato
"Jayne NO"... "Jayne SÍ" y así todo el rato

Sin embargo, como esta vez fue Slaughter el que acudió a Castle, éste decide imponerle unas normas: la principal, no matar ni acosar a nadie para conseguir información. A Slaughter le cuesta ceñirse a las directrices de Castle y en varias ocasiones, el escritor tiene que pararle los pies (aunque no todas las veces lo consigue).

En el curso del capítulo, Castle pierde otro móvil (bueno pierde… acaba tirado por la ventana del coche a manos de Slaughter), Slaughter es sospechoso del crimen y aunque lo niega rotundamente, Ryan y Espo lo detienen durante aproximadamente tres minutos porque Castle se las apaña para huir con él, Hayley aparece brevemente para ayudar (parece que Castle la tiene contratada como consultora), Alexis aporta su grano de arena también a la investigación y … ¿qué falta? Pues claro, que a Castle y a Slaughter los pille una panda de criminales y para confundirlos y tener una oportunidad de escapar, se pongan a cantar a pleno pulmón “Cool” (boy boy, crazy boy, get cool booooy) del musical West Side Story.

Increíble, pero funciona, tras una breve lucha, logran abatir a todos los maleantes y al poco llegan Espo y Ryan para arrestarlos a todos. En medio de todo el lío, el chico que logró saltarse toda la seguridad del edificio en cuestión para robar el microchip (que al final resulta que el microchip no era el objetivo final sino sólo una excusa para probar si Louis podía traspasar la seguridad y así vender el dispositivo creado por Louis al mejor postor entre criminales) acaba detenido. Pero gracias a Castle y su relación con el alcalde (¿Aquí no cambian de alcalde o es que lleva ocho años en el cargo? ¿O es que Castle es amigo de todos?), le imponen una pena menor y Slaughter y él prometen ser un modelo a seguir el uno del otro para mantenerse a raya.

Como en muchos episodios, el capítulo da vueltas y más vueltas sobre un crimen para al final descubrirse que el verdadero crimen era otro, esta vez habían robado 50 millones de dólares de una cuenta secreta en las Caimán del dueño del edificio. Y como en la mayoría de los episodios, los buenos cogen al malo y todo acaba bien.

Cuando nos presentaron a Slaughter en la cuarta temporada, nos quedaba claro que es una persona inestable y violenta. Sin embargo, esta vez nos enseñan una cara un poco más amable (sólo un poco, sigue estando igual de perturbado) en su relación con Louis y le ofrece a Castle algunos buenos consejos en lo relativo a Beckett: que deje de quejarse, piense por lo que puede estar pasando Beckett y actúe sobre ello. También le revela que estuvo casado con una famosa mezzosoprano de la ópera de Nueva York y que se conocieron en la universidad porque ambos se especializaron en teatro musical (de ahí la idea de Castle de ponerse a cantar en medio de las dificultades).

A mí también se me quedaría esa cara si me entero de que Slaughter se especializó en musicales
A mí también se me quedó esa cara cuando me enteré de que Slaughter se especializó en musicales

Un divertido episodio en el que yo personalmente, no eché de menos a Beckett, la personalidad de Slaughter es arrolladora y no da un segundo de descanso. Para los fans de Firefly, siempre es un placer ver reunidos a los actores y su compenetración e intercambios son geniales. Si en un futuro Slaughter vuelve a aparecer por la serie, estaré encantada, aunque no sé cuánto más podría soportarlo el pobre Castle.

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.