Castle 8×04: What Lies Beneath

Castle 8x04: What Lies Beneath

Castle 8x04: What Lies Beneath

Series: Castle

3.5 Stars

Summary

Castle sigue buscando maneras de acercarse a Beckett mientras ésta sigue empeñada en no involucrar a ninguno de sus seres queridos.

Coder Credit

El capítulo de esta semana sigue el camino iniciado por el anterior: Castle se empeña en conseguir que Beckett vuelva con él inmiscuyéndose en un caso y trabajando juntos. En esta ocasión, se produce un asesinato en una iglesia; un hombre muere cuando le disparan una bala en el pecho a través de una vidriera sin que nadie presencie el crimen.

En la comisaría, Beckett se prepara un delicioso café por la mañana, aunque sin conseguirlo aparentemente, porque nada más probarlo, lo tira frustrada por el fregadero. Es entonces cuando aparece Martha e intenta hacerla entrar en razón para que vuelva con Castle. Pero la conversación se ve interrumpida por el móvil de Beckett, que da paso al crimen de la semana.

castle-8x04-what-lies-beneath 1
Martha intenta averiguar qué pasa con Beckett

Ryan y Espo llegan a la iglesia donde Lanie les explica los detalles del asesinato. El cura de la parroquia, que es ciego, les dice que puede que la mujer del difunto, Wendy, les ayude. Al mismo tiempo, el padre Argüello les revela que la víctima, de nombre Dave Johnson, no es otro que el escritor oculto tras el seudónimo P.J. Moffet. Alexis, en el despacho, le comenta a un somnoliento Castle que Moffet ha muerto y Castle se da cuenta de que la iglesia donde ha ocurrido el crimen entra en la jurisdicción de la comisaría 12.

Castle necesita un cliente que lo contrate para trabajar en el caso así que contacta con la esposa de Moffet, quien efectivamente, así lo hace. Comienza así la colaboración entre Castle y la comisaría para resolver el caso. Primero piensan que la mafia puede estar involucrada puesto que el escritor se estaba reuniendo con algunos mafiosos para documentarse para su próximo libro, pero tras un interrogatorio con uno de los mafiosos, éste les hace saber que Dave no era ningún escritor, sino un mafioso irlandés famoso en el pasado que cambió de identidad.

Beckett confirma que el escritor P.J. Moffet sigue vivo y que Dave estaba mintiendo sobre quién era. Elaboran una nueva teoría en la que Dave intentaba estafar a la mafia y éstos acabaron matándolo por ello.  Teoría que Castle desmonta cuando Ryan y Espo se lo encuentran comiendo con el mafioso que supuestamente habría matado a Dave.

Espo y Ryan están un poco confundidos con todo este lío
Espo y Ryan están un poco confundidos con todo este lío

Una nueva pista los lleva a una reunión de lo que parece ‘Alcohólicos Anónimos’, pero que se desvela como ‘Mentirosos Patológicos Anónimos’. El padrino de Dave les cuenta a Ryan, Espo y Castle (que los ha seguido gracias a un localizador que le puso a Espo en la chaqueta sin que se diera cuenta) que Dave se había enterado de un secreto que no podía contar a nadie porque nadie le creería.

La investigación los lleva al ayuntamiento, donde la víctima trabajaba como conserje gracias a la recomendación del padre Argüello. Castle y Alexis van a buscar al cura y cuando le preguntan por el hecho de que Dave se colase ilegalmente en el ayuntamiento, Argüello echa a correr. Estupefactos, padre e hija ven marcharse al cura, que evidentemente no es ciego, y no reaccionan a tiempo para evitar que escape.

Castle y Alexis
Castle y Alexis no entienden lo que ha pasado

Pero no pasa nada, porque Ryan y Espo logran dar con él y se produce una cómica llamada telefónica entre Castle y Beckett en la que ésta última se mofa de Castle por dejar escapar a un hombre “ciego” de sesenta años. En la sala de interrogatorios, el padre Argüello, aparte de explicar por qué se hacía pasar por ciego ante la incredulidad de Beckett (todo era por no vivir en Tampa), confiesa la razón por la que le pidió a Dave que se metiera en el ayuntamiento: la parroquia estaba atrasada en un pago y quería que Dave manipulara el sistema para que esa deuda desapareciera.

Ahí es cuando Dave descubrió que alguien había desviado 10 millones de dólares destinados a obras sociales a una cuenta privada. Comprenden entonces que el asesino debe ser quien esté detrás de esa malversación de dinero y Beckett no tiene otro remedio que pedir ayuda a Castle, quien gracias a sus contactos en el ayuntamiento, reduce la lista de sospechosos a uno: Stephen Reed, el jefe adjunto.

Tras un fallido intento de atrapar a Reed mediante un plan sacado de una película (idea de Castle claro) en el que pretenden pillarlo robando un pendrive con las pruebas incriminatorias, Reed se lleva el pendrive y lo enchufa en su ordenador (¿para qué destruirlo? No, no, primero vamos a ver qué contiene). Pero ése era el plan de Castle, que quería pruebas más contundentes y mediante un virus y un vídeo explicativo, le dice que tienen acceso ahora a todos los datos de las transacciones ilegales.

Castle explicándole al malo cómo lo han pillado
Castle explicando al malo cómo lo han pillado

Tras todo este lío, ya detenido en la comisaría, Reed tiene una coartada para el momento del crimen, así que ¡no es tampoco el asesino! Vuelven a pensar sobre todo el caso y llegan a la conclusión de que la mujer de Dave pudo haber sabido que Dave no era P.J. Moffet y que pudo de hecho matarlo ella misma. Así que la traen a la comisaría donde al final confiesa todo.

El caso de esta semana es un poco caótico y si no está uno atento, se puede perder los detalles. Durante el capítulo vemos también cómo Espo le sugiere a Ryan que, ya que sigue preocupado por conseguir más dinero para mantener a su familia, deberían presentarse al examen para ascender a sargento. Y Ryan, al enterarse de que sólo queda una plaza libre para optar al examen, se apunta sin decírselo a Espo, quien se acaba enterando y se enfada con su compañero. Pero Beckett soluciona todo al final diciéndoles que tendrían que haber acudido a ella en primer lugar, y que ha conseguido una plaza para Espo también.

Seguimos viendo pequeños detalles que nos muestran que Beckett sigue tras la pista de la droga relacionada con Bracken y Simmons y también cómo Castle, desesperado por compartir caso y tiempo con su mujer, compra a Ryan (con 500$ a la semana, a ver quién se niega a eso) para que le vaya informando sobre lo que van descubriendo sobre el caso. El episodio acaba con Castle ofreciéndole una taza de café a Beckett, de esas que sólo sabe preparar él y con un par de pequeñas confesiones entre ellos (pero nada, que Beckett sigue empeñada en ocultarle a él y a todos que sigue investigando con Vikram por su cuenta para protegerlo).

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.