Broadchurch 3×07: Episode 7

Broadchurch 3x07: Episode 7

Broadchurch 3x07: Episode 7

Series: Broadchurch

4 Stars

Summary

Las nuevas evidencias encontradas hacen que Harvey y Miller se replanteen quién es el culpable de las violaciones de Broadchurch. Ahora parece que todo apunta a Jim como culpable, mientras su esposa Cath le deja de lado definitivamente

Coder Credit

Que Broadcurch es una serie fan de los cliffhangers no hay quien pueda negarlo. A falta de una semana para el episodio final, Chris Chibnall, nos regala una última vuelta de tuerca para que dudemos de cualquier hombre de la serie. Todos podrían ser los culpables de las violaciones de Broadchurch.

Si el episodio anterior se construyó con Ed Burnett sobre la lupa, ahora que su tiempo de custodia ha acabado y no tienen ninguna prueba concluyente hay que dejarle ir. No en vano no tiene ninguna conexión con las otras dos mujeres atacadas, así que probablemente será un acosador y un hombre con un problema muy serio con Trish, pero no el violador.

Las sospechas vuelven -y esta vez con más fuerza- sobre Jim Atwood. El mecánico si que tiene conexión con las tres mujeres: se acostó con Trish, Nira llamó a su servicio de reparaciones cuando el coche la dejó tirada antes de ser violada y también se encargó del coche de Laura Benson.

Cuando Hardy y Miller van a detenerle, Cath ya no parece ni sorprendida y desde luego no parece confiar en su marido, pues empieza a recoger una cantidad de pruebas abrumadoras. No solo la pornografía que tiene escondida en casa, sino un paquete de condones (entre los que faltan unos cuantos) y el recibo de haberlos comprado la misma tarde de su cumpleaños. Es más, cuando los detectives van a inspeccionar la casa, se muestra muy colaborativa y encuentra dos antiguos calendarios que confirman que ella no estaba los días de las violaciones de las otras dos mujeres, por lo que Jim estaba solo.

Jim confiesa que compró los condones tras conocer a una de las camareras de la fiesta, que estaba ligando con él, pero esta (muy joven) confiesa que no llegaron a acostarse, pues el hombre actuaba de forma muy violenta con ella.

Así que siguiendo las hipótesis de Hardy y Miller, Jim estaría andando por los bosques, sexualmente frustrado, violento y con un par de condones en su bolsillo, solo unas horas antes de que tuviera lugar la violación de Trish. 

Jim no puede evitar tener cara de sospechoso en todos sus planos

Desde luego, no vamos a entrar a discutir todo lo que le dijo Miller, acerca de su comportamiento el mismo día del cumpleaños de su esposa, pues no le falta razón. Pero si es interesante ver que si Jim resulta finalmente ser el violador, Cath relevaría a Miller en su papel de mujer víctima de los crímenes de su marido. Cath tendría que soportar el peso de una ciudad que siempre la vería como "la mujer de", al igual que le sucedió a Miller y que sufriría -sin deberlo- por los crímenes de otros.

Y mientras las pruebas se amontonan sobre Jim, vamos descubriendo algunas pruebas que parecen dejar de lado a ciertos hombres. Por fin sabemos que es lo que hay en el dichoso portátil de Trish. Su ex-marido instaló un spyware, para tener acceso a su webcam y así poder verla cuando quisiera. El hombre se excusa en que la echaba de menos y en lo vacía que estaba su vida, pero no por ello deja de ser menos horripilante. Ian sigue siendo un machista, controlador e inepto pero difícilmente será el violador, pues no parece más siniestro de eso. Pobre Trish, no tenía ya suficiente con Ed acosándola, también lo hacía su ex.

Por su parte Leo admite: primero que instaló el spyware por petición de Ian, ya que este le había ayudado mucho cuando sus padres se divorciaron; y segundo que fue a la fiesta de cumpleaños de Cath con su novia. A pesar de ser un hombre más que estaba en la fiesta -tampoco es que dudáramos de su ausencia- su coartada parece firme y casi que podríamos eliminarlo también de la lista de sospechosos.

Pero si había un hombre sobre el que estábamos intrigados tras los acontecimientos de la semana anterior, ese era Mark Latimer. Tras los primeros cinco minutos del episodio la duda se desvela, Mark ha conseguido sobrevivir, no sin acabar en el hospital por un grave caso de hipotermia que le podría haber llevado a la tumba si un pescador no le hubiese encontrado. Se agradece su supervivencia, porque dos muertes en la familia Latimer hubieran sido demasiado para Chloe y sobre todo para Beth (demasiado drama y sufrimiento para las mujeres en esta temporada, gracias).

Así que la historia sigue como siempre, Mark le cuenta a Beth lo que sucedió con Joe y ella junto con Chloe tratan de repetirle el mismo discurso de siempre, que deje atrás el pasado y se centre en el presente y sus dos hijas. Sin embargo, Mark no parece muy por la labor y Beth va a quejarse a... ¡por supuesto, el cura Paul! El pobre cura, que solo sirve para escuchar las quejas del resto, tiene ahora que ver como Beth desearía darle un puñetazo en la cara a su marido. Él que ha visto el proceso de duelo de ambos apenas sabe ya que decir para solucionar el asunto.

Uno de los momentos más espectaculares del capítulo -y de la temporada- ha sido la marcha nocturna de mujeres. Con Trish sintiendose insegura para salir de su casa, su hija organiza una marcha de mujeres para demostrar al violador que son fuertes y no van a dejar que el miedo gane. Es una de las escenas más potentes de la serie, en un ejemplo máximo de la sororidad de las mujeres de Broadchurch. La marcha no enfoca una por una a todas, sino al conjunto de ellas, como si fuera un todo contra la violencia machista. Una escena perfecta.

Pero incluso puede ser más perfecta, Cath llega para pedir perdón a Trish y  esta también se disculpa. La escena de hermanamiento acaba con todas las mujeres alzando al aire sus teléfonos móviles como si fueran linternas. Y aunque no estoy muy segura que con la luz brillante que vio Trish durante su ataque sea una buena idea, la escena es totalmente una muestra de empoderamiento femenino como pocas se ven en la televisión.

Sororidad: definición gráfica

La otra escena feminista del capítulo viene a raíz de la trama del periódico. Trama que dicho sea de paso, no está funcionando. Al principio de la temporada pensamos que veríamos una lucha entre la globalización y el deshumanismo de las noticias frente al periodismo local, pero nada más lejos de la realidad. La trama se ha quedado reducida a un par de escenas cada tres capítulos que sobran en la mayor parte de los casos. En esta ocasión, sí que se habla de términos como el clickbait, pero el hilo fundamental es la crítica que realiza Maggie a su jefa, al ver anuncios totalmente machistas en la misma página que una noticia sobre una violación, "¿y tú te haces llamar feminista?" le dice la veterana redactora "Yo no me hago llamar feminista" le contesta la jefa. Maggie se lamenta de que ese pueda ser el futuro del mundo, una sociedad donde un supuesto igualitarismo se ha alcanzado y nada más lejos de la realidad.

Al final, a raíz de la presión de su jefa para cubrir el intento de suicidio de Mark, Maggie acaba renunciando a su trabajo. La ética profesional está por encima del dinero podríamos decir.

Maggie dando lecciones de feminismo como una auténtica jefa

Pero si en el episodio seis todos nos levantamos a aplaudir a Miller tras su discurso a Katie, en esta ocasión le ha tocado a Hardy tras enfrentarse a los acosadores de su hija. De camino a dejarla en la estación para marcharse a Escocia con su madre, Hardy para el coche y se enfrenta a ellos directamente con un vocabulario que pocos pensamos que podría usar el detective "Si herís a mi hija, os cortaré vuestros pequeños penes" (introducir aplausos y vítores). David Tennant para padre del año tras esta escena y más tras seguir el consejo de Miller y romper el billete de tren de Daisy. A ver quien se atreve ahora a meterse con la chica.

El capítulo acaba con varias cosas impactantes. Por un lado Ed descubre una bolsa que contiene hilo azul con sangre y a pesar de que llama a su hija y le promete que jamás la había visto antes, las sospechas pueden volver a él. Lindsay se enfrenta a Clive -el taxista- por el porno que le da a su hijo y por todos los secretos que guarda ¿qué es lo que no le está contando? Pero lo más importante, descubre una serie de objetos de diversas mujeres, entre ellos el llavero de Trish que ya vimos, justo cuando llega Clive ¿será él el siguiente en pasar por comisaría y convertirse en el sospechoso principal? 

Lo cierto es que la semana que viene saldremos dudas porque justo en el momento final, Hardy y Miller reciben la alerta de tener una coincidencia de ADN del calcetín que encontraron en Axehampton. ¿Quién será el culpable? ¿Tendrá Broadchurch un final satisfactorio? ¿Nos sorprenderá como ya ha hecho en las temporadas anteriores?

 
The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.