Britannia: el poder de Roma contra la magia de los druidas

Britannia

Britannia

3 Stars

Summary

Año 43 d.C., el emperador romano Claudio decide que ha llegado la hora de expandir su territorio a la isla de la que Julio Cesar huyó, Britania. Allí enviará a una legión al mando del general Aulus que se enfrentará a una tierra misteriosa, llena de druidas y clanes enfrentados.

Coder Credit

Mañana viernes llega a HBO España 'Britannia'. La serie, que se ha estrenado al completo hoy en Reino Unido e Irlanda, narra la conquista romana de las tierras británicas y pretende ser el gran éxito de la cadena Sky Atlantic este año. Tenemos la suerte de haber podido ver sus tres primeros episodios y os contamos si los romanos han conseguido conquistarnos a nosotras. Y SIN SPOILERS.

Lo primero que hay que decir de 'Britannia' -y cómo graduada en Historia creo que tengo un cierto código deontológico que me obliga a ello- es que os olvidéis de cualquier veracidad histórica a la hora de ver esta serie. La fecha es correcta, el nombre del emperador romano Claudio y su general Aulo Placio (Aulus) también está bien, pero más allá de eso Jez Butterworth (creador de la serie) empieza a fantasear con un mundo propio. Un mundo que se aproxima más a la fantasía medieval que a la realidad antigua. 

Si somos capaces de olvidar que nos intentan vender una serie con cierto carácter histórico y nos imaginamos que estamos en un mundo inventado, donde han llegado unos invasores a conquistar a un misterioso pueblo entonces, y solo entonces, podremos disfrutar de la serie.

Porque sí, 'Britannia' es fácil de ver y entretenida. De los noventa minutos que dura su primer episodio (los dos siguientes ya bajan hasta menos de cincuenta) no hay ningún momento donde nos planteemos cuánto le falta para acabar. La presentación de la trama es interesante, con varias tramas abiertos que correctamente se van sucediendo para evitar nuestro aburrimiento.

Por un lado tenemos al general Aulus (David Morrisey) que a las ordenes del emperador romano Claudio se dispone a expandir el imperio romano hacia el lugar de donde el mismísimo Julio César huyó: Britania. Desde la primera escena, en la que apresa a cuatro soldados que pretendían desertar del ejército por miedo a ir a esas tierras, ya nos hacemos una imagen de cómo va a ser Aulus. Un hombre sin miedo, ambicioso y con un exquisito gusto por la violencia, algo que veremos conformen los capítulos.

Por otro lado en Britania conocemos a una niña, Cait (Eleanor Worthington-Cox) que está a punto de sufrir un ritual de paso en el que dejará de ser una niña para convertirse en toda una mujer. Entre bromas con su hermana, la niña rompe una de las normas del ritual "no hablar durante todo el día" y aunque en un principio se asusta, parece que al fin y al cabo "los dioses no lo ven todo". Sin embargo, será esa noche en la que los romanos lleguen a Britania y ataquen el lugar sagrado, los hombres -que tienen prohibido llevar armas a semejante evento- se encuentran indefensos. El padre de Cait cae prisionero y su hermana es asesinada.

La niña consigue huir y es salvada por el que sin duda es el mejor personaje de todos, Divis (Nikolaj Lie Kaas).  Un druida de lo más extravagante que fue expulsado por los suyos y con ningún instinto paternal. La relación de Cait y Divis será de lo más divertida, ya que Divis quiere deshacerse de la niña lo antes posible para ir a cumplir su misión divina de acabar con el imperio y Cait quiere que le ayude a rescatar a su padre. Pronto sus caminos se separarán, pero más pronto aún volverán a unirse  probablemente hasta el final de la temporada.

Pero no todo es Roma contra Britania. Los distintos clanes de Britania también están enfrentados y así conoceremos a dos, a los que les une una rivalidad reciente. En un principio no sabemos por qué se odian pero sí sabemos que está relacionada con la hija del rey de uno de ellos, Kerra (Kelly Reilly). Apenas vemos a estos personajes en el episodio piloto, aunque si vemos el gran manejo del arco de Kerra que consigue salvar a su padre y a sus hombres de una emboscada que les había organizado el otro clan, liderado por la reina Antedia (Zoë Wanamaker). Desde el minuto uno vamos a ver que Kerra es una mujer fuerte e independiente y con un escaso don de la obediencia, pues desobedecerá las órdenes de su padre en varias ocasiones, una de ellas para ir a ver al propio general Aulus y pactar una tregua.

"Por los dioses, por la gente, por el imperio" son los tres lemas que encarnan a la perfección el espíritu de la serie.  'Britannia' sabe medir sus tiempos y nos va ofreciendo un poco de todo en cada episodio, sin hartarnos de ninguna de las tramas en exceso.

El problema principal de la serie van a ser, cómo no, las comparaciones. Y es que si las comparaciones son odiosas, lo son aún más si te comparan con 'Vikings' o incluso 'Game of Thrones'. No vamos a negar que hay muchas cosas que nos pueden recordar a ambas series, por ejemplo el tema del misticismo en 'Vikings'. Si en la serie de Michael Hirst tenemos a un extraño seer adivinando el futuro de Ragnar y los suyos, aquí tenemos a un irreconocible Mackenzie Crook haciendo de Veran, el jefe de los druidas. 'Britannia' juega mucho con las alucinaciones y la fama misteriosa de los druidas, pero quizás sea este uno de sus puntos flacos. Mientras 'Vikings' sabe medir hasta que punto introducir estos elementos, 'Britannia' los introduce prácticamente a cada segundo, de forma excesiva y llegando incluso a la psicodelia. Eso por no hablar del aspecto de los druidas que parecen sacados de una novela de Tolkien...

Tampoco le hace mucho favor a la serie el tono general que tiene el imperio romano, que recuerda más a un ejército estadounidense que a una legión de la Antigua Roma. No es que Morrissey haga un mal trabajo, es que la forma de hablar, la contundencia del ataque, todo es demasiado. Un Aulus que, por cierto, y hablando de similitudes con 'Vikings', va a sentir una cierta fascinación con el mundo de los druidas, al igual que en un principio la tuvo Ragnar con los cristianos. Eso sí, se agradece que por una vez muestren a una legión romana con la diversidad racial que debió tener, por primera vez vemos a una legión que no es exclusivamente blanca.

'Britannia' no ha tenido en sus tres primeros episodios grandes batallas o escenas de luchas como 'Vikings' o 'Game of Thrones' por lo que los que vayan buscando esto también se sentirán decepcionados. Pero si os olvidáis de las comparaciones, la serie desde luego entretiene a un nivel de introducirnos en un nuevo mundo, inventado sí, pero misterioso y con algunos personajes muy bien construidos y de los que queremos saber más. 

Es por esto por lo que os recomiendo que le deis una oportunidad e intentéis sentiros atraídos por este nuevo mundo que cambió por completo en una noche de solsticio.

 
The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.