Blood and Oil 1×01: Piloto

Blood and Oil 1x01: Piloto

Blood and Oil 1x01: Piloto

Series: Blood and Oil

3 Stars

Summary

Billy y Cody LeFever son un joven matrimonio que deciden apostarlo todo a una carta y viajar a Dakota del Norte con todos sus ahorros, para iniciar una nueva vida. La llegada al pequeño pueblo donde se instalan viene con un sin fín de problemas que les hace perder todo lo que tienen... hasta que se cruzan con Hap Briggs, el dueño de las petroleras de la zona, y su vida da un giro de 180 grados.

Coder Credit

La nueva serie que acaba de aterrizar en la ABC, ni más ni menos que de la mano de Don Johnson como protagonista y productor ejecutivo, nos lleva de vuelta a las series de los 80 con familias poderosas que controlan prácticamente la ciudad donde viven, y donde tan pronto se convierten en los grandes aliados como en los peores enemigos que uno podría haber pedido… incluido entre los miembros de la propia familia.

Con semejante descripción podría pensarse que Blood and Oil es uno de esos culebrones familiares que arrastraron a millones de seguidores hace años, y que no tiene mucho sentido recuperar un tipo de serie en estos momentos, por mucho que estén de moda los remakes y reboots. Pero Blood and Oil no es realmente un culebrón donde los silencios entre cada frase y las miradas al infinito son la nota común, así como los monólogos del patriarca de la familia, siempre con una copa de Bourbon o whiskey en la mano.

MV5BNDU0NjU3NDMxNF5BMl5BanBnXkFtZTgwOTQ3ODc2NTE@._V1__SX1217_SY643_

Afortunadamente las reglas de oro de las series de dinastías familiares (Falcon Crest o Dinastía entre las más conocidas), aquí desaparecen para darle un aspecto más renovado y actual de tal manera que, pese a ser un argumento trillado hasta la saciedad, al menos consigue entretener durante todo el episodio.

De entrada, Blood and Oil se presenta desde el punto de vista de Billy y Cody LeFever (Chace Crawaford y Rebecca Rittenhouse respectivamente): un joven matrimonio muy ambicioso, sobre todo Billy, que decide viajar hasta Dakota del Norte, convencidos de que allí están las oportunidades de negocio.

Pero aún no han cruzado el cartel de bienvenidos a Bakken, el pueblecito donde tenían pensado montar su negocio de limpieza de coches, cuando tienen un accidente en el que pierden todo el material que tenían para empezar ese negocio.

MV5BMTUyMTc3NjIzMV5BMl5BanBnXkFtZTgwMTM1NDk2NjE@._V1__SX1217_SY643_

Y aquí es donde empieza lo realmente interesante y lo que va a confirmar que el ritmo de la serie no es ni mucho menos tan lento como nos tenían acostumbrados los soap opera de los 80. Porque en lugar de volver a casa con el rabo entre las piernas, Billy sigue empeñado en quedarse allí, pues sabe que la presencia del petróleo en esa zona hace que Dakota del Norte sea el Estado de las oportunidades.

A ello se le sumarán una serie de coincidencias que resulta asombroso le pasen a una misma persona y en menos de una semana. Pero gracias a la inteligencia del joven matrimonio sacarán partido de todo lo que ocurre a su alrededor, hasta el punto de acabar con un millón de dólares en el bolsillo 24 horas después de haber tenido que pedir un préstamo y empeñar lo poco que les quedaba.

MV5BMTQzOTkyNDQ1OV5BMl5BanBnXkFtZTgwNjQ3ODc2NTE@._V1__SX1217_SY643_

¿Cómo es posible que ocurra esto? La respuesta la tiene un hombre en concreto y sobre todo un apellido: Hap Briggs (Don Johnson), el mandamás de la zona, al ser el dueño de las perforadoras que sacan a borbotones petrodólares de la tierra. Y aunque el primer encuentro con los Briggs no es del todo bueno, en seguida los LeFever sabrán cómo sacar partido de ese hombre.

Será una de esas casualidades las que lleve a Cody a descubrir que un terreno medio abandonado por el que nadie da nada, resulta tener la mayor bolsa de petróleo de la zona. Por supuesto Briggs está interesado en comprar ese terreno antes de que el dueño sepa lo valiosas que son sus tierras, pero Billy conseguirá adelantársele de un modo un tanto simple y cómico, pero que no deja dudas de que este chico no se detiene ante nada.

MV5BOTMyODY0MTUwNl5BMl5BanBnXkFtZTgwNTM1NDk2NjE@._V1__SX1217_SY643_

Nos encontramos así con unos aliados a la fuerza, ya que Briggs no tiene más remedio que pagarle una ingente cantidad de dinero para comprar el territorio que acaba de adquirir, y donde no hay duda que los problemas entre los dos matrimonios estarán a la orden del día.

De entrada tenemos a un hijo de Briggs bastante díscolo, Wick Briggs, que como buen hijo del mandamás resulta ser un paleto que no hace nada bien pero que está demasiado acostumbrado a dar las órdenes, con lo que no le va a sentar nada bien que Billy ocupe su puesto como hombre de confianza de su padre.

Y a estas disputas familiares que no pueden faltar en una serie de grandes dinastías, donde también hay una nueva mujer de Hap Briggs, Darla (Amber Valletta), que es mucho más que una cara bonita, se le suma un elemento curioso pero que de seguro dará mucho juego: la presencia de indios nativos que viven en reservas cercanas a las zonas de explotación del petróleo, y que le dan mucha importancia al elemento sagrado del suelo que pisan.

MV5BMTkyNjQ4NDc2Ml5BMl5BanBnXkFtZTgwMzM1NDk2NjE@._V1__SX1217_SY643_

En resumen, Blood and Oil reinventa los dramas dinásticos pero con más acción de la esperada y con constantes giros en el argumento, incluso dentro de cada capítulo, lo que al menos la convierte en una serie entretenida de ver.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.