Black Mirror 3×04: San Junipero

Black Mirror 1x04: San Junipero

Black Mirror 1x04: San Junipero

Series: Black Mirror

4.5 Stars

Summary

Yorkie es nueva en San Junipero, un lugar divertido y desinhibido donde conoce a alguien que cambiará su vida: Kelly

Coder Credit

Estamos ante el capítulo más alejado de la tónica general de la serie y curiosamente para muchos entre los que me incluyo, el mejor de todos. Una fábula futurista con toques filosóficos que es un canto a la vida y una mirada discutiblemente positiva a los avances tecnológicos.

Las creencias religiosas dividen a las personas en su visión de lo que ocurre después de la muerte. Para los católicos hay vida después de ella, donde al morir se nos juzgará por nuestros pecados y si hemos vivido acorde con los preceptos que instruyen viviremos en un paraíso eterno. El budismo y el hinduismo defienden la reencarnación. Y los ateos piensan que después de la muerte no hay…nada. Que estás muerto y ya está, fundido en negro.

Yorkie (Mackenzie Davis) se encuentra entre las primeras. Ha sido criada en el núcleo de una familia religiosa que ha coartado todos sus impulsos en pos de que viva una vida acorde con unos estándares.

black-mirror-season-3-san-junipero-mackenzie-davis

Pero una noche llega a San Junipero, un lugar donde todo es divertido, suena Belinda Carlisle con su oportuno “Heaven is a place on earth” (el Paraíso es un lugar en la Tierra) y proyectan “Lost boys” en el cine. En sus pubs la gente baila con sus atuendos y cardados propios de los ochenta y hay máquinas de PacMan para jugar. Y conoce a Kelly, una espléndida Gugu Mbatha-Raw que va a trastocar todo su mundo con su personalidad arrolladora y su vitalidad contagiosa.

Es del todo inédito que Black Mirror retrate una historia de amor con la ternura y la emoción como lo hace esta. Pero es importante para la trama que nos enamoremos de Yorkie y de Kelly y así poder valorar y entender lo que sucederá despues.

Las tramas de Black Mirror suelen plantear una premisa sencilla que esconde un secreto que se revela en el tercer acto para causar el impacto que desean (como ocurre con el 3x03 Shut up and dance) pero en este caso nos cuentan una historia a modo de cuento donde Cenicienta vuelve a casa a las doce. Donde cada escena que nos muestran es una semana después y donde se entremezclan varias épocas (fantástica labor de ambientación, vestuario y música) distintas y donde los protagonistas son siempre los mismos. ¿Qué ocurre?

Paraísos artificiales

gugu-mbatha-raw-and-mackenzie-davis-in-black-mirror-season-3-copy

La película de Amenábar “Abre los ojos” ya planteó en 1997 la idea de poder elegir artificialmente la manera en que viviríamos después de la muerte. Si en aquella película se hablaba de la criogenización, un estado de congelación permanente en el que se implantaba en nuestro cerebro la vida perfecta que eligiésemos, en esta ocurre algo similar. Los habitantes de San Junipero viven en un purgatorio al que llegan cada noche y que les permite vivir la vida que desean durante unas horas una vez por semana mientras en la vida “real” están postrados en una cama en coma o con enfermedades terminales.

En una sociedad futura que ha admitido la eutanasia como método legal para decidir el momento en que poner fin a la vida de manera digna, uno puede decidir el momento en que realizará “el tránsito” y poder vivir eternamente en San Junipero en un paraíso artificial donde vivas junto al mar, siempre haga buen tiempo y seas joven y libre.

El capítulo puede ser tildado de blando, especialmente comparado con la carga dramática que tiene siempre la serie. Pero nunca se le puede considerar ligero ya que sin duda estamos ante el capítulo más espiritual y filosófico de la serie. Plantea un montón de cuestiones en torno a la felicidad y el compromiso que van más allá de las bonitas imágenes de risa y playa que vemos entre las dos chicas, ambas tienen un bagage detrás que les hace enfrentarse a esta nueva situación de manera distinta.

Mientras para Kelly este lugar supone empezar a vivir cuando físicamente termina su vida, ya que entre las restricciones de su controladora familia y su tetraplejia nunca ha podido hacer lo que realmente quería, bailar, amar a una mujer, jugar a videojuegos...

Por otro lado tenemos a Kelly donde una vida juntos no garantiza una eternidad juntos, y con ello tiene que vivir Kelly que tras compartir cuarenta años con el amor de su vida, él decide no “continuar” en San Junipero y desaparecer de manera total y completa, y lo mismo su hija que al morir de un accidente no pudo aspirar a ese paraíso, así que la actitud desafiante y despreocupada de Kelly mucho tiene que ver con la sensación de soledad y abandono que tuvo al perder a su marido e hija.

blackmirror-4

En definitiva, una de las historias más fascinantes y emotivas del año que invitan a la reflexión como siempre en Black Mirror pero esta vez desde otra perspectiva, donde literalmente una máquina ha inventado la felicidad eterna.

The following two tabs change content below.

Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.

About Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.