Black Mirror 3×01: Nosedive

Black Mirror 3x01: Nosedive

Black Mirror 3x01: Nosedive

Series: Black Mirror

4 Stars

Summary

Lacey vive en un futuro distópico donde las personas son puntuadas y situadas socialmente según la aceptación que tengan en las redes sociales. Si consigue jugar bien sus cartas alcanzará la nota más alta en un futuro próximo.

Coder Credit

La tercera temporada de la aclamada serie británica “Black Mirror” regresa de la mano de  Netflix, y en este primer capítulo se permite el lujo de contar con Joe Wright en la dirección y del creador de la maravillosa "Parks and Recreation" Mike Schur y una de sus actrices, Rashida Jones en el guion. Nada puede salir mal.

Imaginad un futuro donde la moneda de cambio es la aceptación social. Olvida el dinero, olvida el poder y la felicidad. Nada de eso importa si no está puntuado y registrado en esa gigantesca red social que nos pone nota como personas.

Los estratos sociales ahora dividen a las personas según su puntuación. Cada una de las acciones que realizamos a lo largo del día está siendo juzgada y puntuada por esa gran aplicación que rellenan sus participantes, no sólo lo que subimos a la red si no cualquier encuentro casual, cualquier intercambio de servicios o palabras en la cafetería puede ser crucial para hacernos ascender socialmente o castigarnos duramente con una mala nota si nos salimos del comportamiento establecido.  Vivir por y para un objetivo, gustar y ser aceptados.

blackmirror-portada

Lacey (Bryce Dallas Howard) es una joven prisionera inconsciente de esa gran jaula de sociedad en la que vive. Participa activamente en las puntuaciones, sabe lo que debe llevar puesto, cómo debe sonreir y lo que debe compartir en su perfil. Sabe que debe subir fotos de comida pero nunca comérsela, sabe que debe ser amable pero sin “que se note demasiado” su afectación para que parezca natural… Debe andar por la vida con un filtro color de rosa y mantener un orden como si del pueblo de “El Show de Truman” se tratara.

Porque Lacey tiene una buena vida, pero no perfecta si la comparamos con esas chicas tan guapas y tan felices de la red. Tiene una buena puntuación: 4,2... pero no una nota excelente. Tiene que hacer algo para mejorar. Y su gran oportunidad llega de la mano de su mejor amiga de la infancia, que se casa y la hace dama de honor en una boda llena de "gente de calidad" con la que relacionarse y ascender socialmente. Pero las cosas no van a salir como ella ha planeado y su obsesión se convertirá en su peor pesadilla, entrando en una espiral de desastre que estallará al final del episodio.

blackmirror

Bryce Dallas Howard carga sobre sus hombros el peso del capítulo, llenando de matices al personaje de Lacey y dejándonos entrever toda la basura que esconde detrás de esa perfecta sonrisa. Toda esa complejidad que el personaje requiere queda perfectamente retratada por una actriz a la que se ha encasillado en un papel similar a este desde que interpretara a la histérica y malévola Hilly en “Criadas y señoras” (si aguzamos el oído, podemos incluso encontrar una pequeña referencia a ese famoso pastel que se come en la película) y que en esta película se parodia a sí misma alcanzando los niveles más altos de histeria al final que es cuando el personaje brilla por completo.

El viaje emocional y físico por el que pasa Lacey para llegar a esa boda, esa boda metafórica que le traerá la felicidad si lo hace todo bien, relata una bomba de relojería que está abocada a estallar en cualquier momento. Tanta presión tiene que estallar por algún lado, aunque ella no sea consciente.

Lacey se cruza con dos personas en su viaje que le hacen ver lo ridículo de su comportamiento. Su hermano (un 3,2 qué vergüenza) y la camionera a la que tener una gran nota y una vida perfecta no ayudaron cuando la salud de su marido se empezó a quebrar, y que gracias a eso decidió dejarlo todo y vivir a su manera. Pero a ella liberarse de todo eso le supondría ser una paria, vivir al margen de una sociedad a la que está enganchada.

¿Personas de calidad? ¿Puntuarnos unos a otros? Qué ridículo suena todo eso ¿verdad? Un amigo me recordó ayer el funcionamiento de la red de taxis Uber, donde los conductores y usuarios se puntúan unos a otros y donde consiguen servicio más rápidamente unos y otros en función de su nota. Donde un conductor puede negar el servicio a un usuario con baja nota y donde un usuario puede escoger a los conductores mejor puntuados y rechazar a los peores.

black-mirorrrrr

Mal que nos pese no estamos tan lejos de ese escenario hermosamente aterrador que nos muestra Joe Wright.

Un retrato brutal sobre la hipocresía y la obsesión por las redes sociales, un juego tramposo en el que participamos gustosos pero al que tenemos que dar la importancia que se merece ya que puede llegar a enganchar peligrosamente y hacernos vivir en un mundo sesgado donde siempre nos comparemos con los demás y nos pongamos unos estándares absurdos unos a otros en función de lo que mostramos en una pantalla.

La escena final del capítulo es liberadora, el equivalente a irte a un monte a gritar y despojarte de todo lo que llevas dentro, porque la felicidad es agotadora, y a veces un buen llanto puede ser mucho más satisfactorio y liberador.

O un buen “fuck you” a tiempo.

 
The following two tabs change content below.

Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.

About Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.