Baywatch: Los Vigilantes de la Playa

Baywatch: Los Vigilantes de la Playa

Baywatch: Los Vigilantes de la Playa

2 Stars

Summary

Mitch Buchannon (Dwayne Johnson) es algo más que un socorrista. Él y su equipo se dedican a cuidar a las gentes de la playa de Santa Mónica, y todo el mundo quiere ser como ellos porque son los más atractivos y valientes de la ciudad.

Coder Credit

Vuelven los noventa. Twin Peaks, los pantalones de talle alto, las clásicas Pantera Rosa ahora convertidas en Donut y por lo visto un montón de remakes protagonizados por Dwayne Jonson aka “The Rock”. El primero que nos llega es "Baywatch: Los Vigilantes de la Playa".

Pero la pregunta es: ¿por qué? Si queremos dar a conocer a las nuevas generaciones los gloriosos 90 y los iconos pop que marcaron nuestra infancia es tan fácil como que TVE1 despierte y empiece a programar estas series por las mañanas en verano como hacían antes y listo. ¿Recordáis esas mañanas? Dawson Crece (necesitamos que la recupere Netflix ya, los adolescentes de hoy en día están huérfanos sin ella, y nosotros también), California Dreams, Las gemelas de Sweet Valley y Los vigilantes de la playa... luego un chapuzón en la playa y listo. Qué vida aquella.

Es cierto que no todos los clásicos envejecen bien y que recuperar a algunas de esas series arruinaría el gran recuerdo que tenemos de ellas, pero la solución no pasa por hacer un remake, al menos no uno como este.

Vamos por partes. Es cierto que el filme está basado en una serie frívola y superficial donde el gancho era exhibir lo esculturales cuerpos de sus protagonistas, pero detrás de eso había algo más. Como mínimo hay que concederle que la serie sabía lo que ofrecía y no ofendía a nadie, era muy blanca para la manera en que estaba sexualizada, tenía las típicas tramas de amor y había espíritu de equipo y lealtad entre los personajes, por supuesto además de tramas rocambolescas sacadas de algún descarte de El Equipo A y unos rescates espectaculares que te hacían mirar al socorrista de la piscina de tu barrio con admiración esperando secretamente que alguien se ahogara para presenciar un gran salvamiento. Pero no chistes de pedos, tetas y culos y unos protagonistas que apenas saben vocalizar.

En la cinta de Seth Gordon se recurre al humor más burdo para idiotizar a sus protagonistas y con ellos al espectador. Lo que podría haberse mejorado o simplemente rescatado se ha perdido. El director de "Como acabar con tu jefe" y "Por la cara" ha decidido recuperar el humor burdo de aquéllas pero sin su mala leche ni originalidad.

El remake además intenta recuperar a los protagonistas originales de la cinta, un Mitch Buchannon que ahora es The Rock (atentos al escalofriante cameo de David Hasselhoff), un Matt Brody que ahora es Zac Efron (bueno más bien emula a Ryan Lochte, el nadador olímpico envuelto en un escándalo de robos y fiestas en Río ) y una Stephanie Holden (¿os acordáis?, la chica un poco más normalita y con cerebro que estaba enamorada de Mitch) ahora cubre la cuota racial y es la espectacular Ilfenesh Hadera, de la que al menos han respetado la profesionalidad e inteligencia, lástima que su papel sea el que menos relevancia tiene. Y por supuesto CJ Parker, el papel que lanzó a la fama a la mítica Pamela Anderson ahora es Kelly Rohrbach, en la que destaco como mejor adaptación del personaje original a la película, una chica que es consciente de su aspecto pero que resulta simpática.

En esta película por supuesto todos son más guapos, más racialmente equilibrados, hay algún atisbo de intentar acercarse al feminismo, como cuando esa villana interpretada por Pryanka Chopra dice algo como “Si fuera un hombre, creerías que soy un genio” o algún intento de reivindicar que los personajes femeninos además de hacer botar sus pechos también tienen algo de cerebro, aunque con flojos resultados.

Aunque cosa es peor para ellos. Los personajes masculinos de la película dan auténtica pena dividiendo a los hombres entre los que tienen buen físico y estupidez congénita, y los que son feos pero les dejamos que sean de nuestra pandilla porque entienden de ordenadores y podemos reírnos un poquito de ellos, de paso. Qué lástima que el prometedor actor Jon Bass, que brilló en pequeños papeles en "Girls" o "The Newsroom", y más recientemente en esa maravilla que es “Loving”, haya terminado haciendo esto. Supongo que hay que comer.

Me resulta tristemente previsible estar criticando así la película, porque es el camino fácil. No suelo comulgar con aquellos que afirman que el cine comercial es peor precisamente por serlo y reivindico joyas del cine más chusco como la que más, pero lo que más me molesta de esta producción es que se permita mirar al original por encima del hombro y se haya cargado el espíritu de aquello que está intentando imitar.

Chico, invéntate unos personajes nuevos o una película sobre policías en bikini a tu manera pero ¿qué necesidad hay de estropear algo que ya existe?. Me estoy echando a temblar de pensar en el remake que prepara de “Jumanji” también a cargo aquí del amigo “The Rock” que parece estar viviendo su momento profesional más dulce. Ah y no os quepa duda, esta película no se va a quedar así, tiene toda la pinta de convertirse en una franquicia.

En fin, hace calor. Si os apetece refrescaros en estos días de verano y alegraros la vista con el atractivo reparto de la película, es toda vuestra. Eso sí, apagad el cerebro y dejaros en casa cualquier tipo de exigencia.

The following two tabs change content below.

Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.

Latest posts by Beatriz Parra (see all)

About Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.