Bates Motel 5×10: The Cord (Final de serie)

Bates Motel 5x10: The Cord

Bates Motel 5x10: The Cord

Series: Bates Motel

5 Stars

Summary

Romero obliga a Norman a llevarle hasta el cuerpo de Norma, la policía descubre el secuestro del chico y Dylan teme por la seguridad de su hermano.

Coder Credit

Tras cinco magníficas temporadas, llega el momento de decirle adiós a Bates Motel y todos sus protagonistas. La última entrega de episodios ha tenido de todo, llevando la enfermedad de Norman hasta el límite y arrastrando consigo al resto de personajes para acabar con un final que ya preveíamos dramático. Nos despedimos de la serie de A&E y esperamos que con esta magistral temporada logren hacerse con nominaciones y premios reconocidos, el reparto y el equipo se lo merecen sobradamente.

No hay ni una sola interpretación en la serie que desentone, pese a que los focos siempre están puestos sobre Freddie Highmore y Vera Farmiga, protagonistas absolutos de la serie desde su inicio, el resto de actores y actrices han tenido sus momentos de gloria. Si en los primeros capítulos de la quinta temporada alabábamos a Kenny Johnson en su papel de Caleb, en este episodio no podemos dejar pasar la genial interpretación de Max Thieriot, quien junto a Freddie nos ofrecen una de las escenas más desgarradoras de la temporada y la serie. Pero no avancemos acontecimientos y vayamos por orden.

El episodio retoma la acción justo donde la dejamos, con Romero teniendo a Norman y Regina, la mujer de comisaría, como rehenes. Esta última está asustada creyendo que el antiguo sheriff va a matarlos, y vemos como la personalidad de la madre intenta calmarla a la vez que regaña a Romero por lo que está haciendo. Alex no atiende a razones, ni siquiera se da cuenta de que Norman no es él mismo y solo quiere llegar hasta el cadáver de su amada. Cuando llegan al desvío en la carretera permite que la mujer se marche caminando pese al peligro de que muera congelada, mientras que Norman y él siguen el camino hasta el lugar donde el chico ocultó el cuerpo de Norma.

Alex se ciega por la venganza

Vemos que Norman comienza a despertar, ya que escuchamos la conversación a susurros entre madre e hijo ante un extrañado Romero que piensa que todo es una estrategia para escapar. La madre recupera el control y se gira para mirar al ex policía y decirle que no es Norman, la reacción de Romero es pegarle y sacarle del coche para que le guíe a pie hasta el sitio concreto. Allí excavarán entre la nieve hasta desenterrar el cuerpo de Norma Bates. Alex se deshace en lágrimas, lo que provoca que la madre se disculpe por todo lo que le ha ocurrido, pero esto sólo sirve para cabrear más al hombre y que ataque a Norman para pegarle una paliza hasta dejarle tirado en el suelo.

Alex regresa junto al cadáver con idea de desenterrarlo del todo y llevárselo de allí, le veremos llorar y disculparse con ella por no haberla podido salvar. El hombre está hecho polvo y tan afectado que no se da cuenta que darle la espalda a “Norman” es una pésima idea, pues éste le golpea por detrás con una piedra, forcejean y Romero acaba recibiendo dos disparos de bala de su propia arma. Alex agoniza pero pronuncia unas últimas palabras dirigidas a Norman antes de morir: “mataste a tu madre y eso es algo que te perseguirá siempre”.

Norman se queda paralizado ante lo que acaba de escuchar y reacciona dándose cuenta de que tiene razón, de nada sirve que la personalidad de la madre trate de convencerle de que no debe hacerle caso. Ya es tarde, Norman empieza a ser consciente y es demasiado para él, sobre todo cuando la madre dice que ahora que sabe toda la verdad ya no la necesita para protegerse y va a marcharse. El chico le suplica que no le abandone pero finalmente se queda solo, delirando sobre la nieve junto a los cuerpos de Norma y Romero.

Aquí ya es cuando Norman abandona del todo el mundo real y su mente se reinicia, regresando al principio de la serie cuando su madre y él se mudaron a Oregon para regentar el motel. Es incapaz de soportar la verdad y revive los momentos felices con su madre, que veremos a modo de flashbacks intercalados con momentos reales en los que Norman es ajeno al mundo real y vive en su fantasía. Toda una gran interpretación de Freddie Highmore que transmite perfectamente ese punto de locura.

Romero llora ante el cuerpo de su mujer para acabar muriendo poco después

Así vemos como Norman regresa al motel, con el cuerpo de Norma en el asiento trasero, como si fuera el momento en el que llegaron por primera vez. Después la tumba en su cama y se dirige a la oficina como si fuera un día normal de trabajo. Si hay un gran pero que ponerle al episodio, es la ausencia de policía en los alrededores del motel, la sheriff envió patrullas a casa de Norman y Romero una vez supo que éste había secuestrado a su sospechoso, y lo normal sería que hubiera algún agente vigilando la zona.

Somos conscientes de hasta qué punto Norman vive en otra realidad porque lo ve todo soleado e idílico, mientras que realmente hace frío y está nublado. Su mente no procesa nada, está reviviendo los momentos pasados como si los últimos años no hubieran pasado. Nos sobresaltamos al escuchar el sonido de un coche pero se trata de una mujer con sus dos hijos pequeños que quieren coger una habitación, Norman le dice que acaban de abrir pero que intentará que estén cómodos: otra prueba más de que su cabeza está en otra parte.

Uno de los niños se llama Dylan, esto hace que Norman recuerde a su hermano y decida llamarle para avisar que Norma y él se han mudado y que le gustaría que fueran una familia. Así le invita a pasarse por allí para cenar y hablar para arreglar las cosas, Dylan alucina por la petición, sabe que Norman está enfermo pero empieza a ser consciente de que cada vez va a peor. El chico le pregunta si está con Romero, pero su hermano le asegura que no conoce a ningún Romero.

Veremos flashbacks del inicio de la serie

Dylan acepta ir a cenar con la idea de convencer a Norman para que se entregue y salvar su vida. Ha temido por él desde que supo que Alex le había secuestrado, y ahora piensa que es el único que se preocupa por su hermano. Previamente le habíamos visto reunirse con su ex amigo Remo, que le da una pistola para su propia defensa, por lo que Dylan no va a presentarse en la casa sin un seguro por si las cosas se ponen difíciles. Antes de entrar en la casa, el chico descubre que hay huéspedes en el motel y le pide a la mujer que se marchen a otro motel tras decirle que Norman tiene problemas mentales.

Por último, Dylan llama a Emma para contarle las últimas novedades. La joven le pide que no entre y llame a la policía, pero Dylan teme que los agentes entren a lo loco y maten a Norman, siente que debe proteger a su hermano pequeño y confía en que no es un peligro para él. Emma le replica que Norma opinaba igual, después le recuerda que tiene una hija y le debe el mantenerse a salvo, Dylan necesita saber si Emma sigue queriéndole pero ella se niega a decirle las palabras, no quiere convertir esa conversación en una despedida aunque es justamente lo que parece. Dylan afirma que Norman no es peligroso para él, pero es como si no se lo terminara de creer.

Cuando llama al timbre y Norman le abraza como si llevaran mucho sin verse, se da cuenta de que su hermano necesita ayuda urgentemente. Intenta hablar con él, pero el otro le dice que se espere a la cena y así los tres podrán hablar tranquilamente. Dylan explota y le dice que Norma no está allí pero Norman sonríe mirando hacia el salón, momento en el que Dylan descubre el cadáver de su madre sentado a la mesa. Esto es demasiado para él, su hermano trata de consolarle disculpándose por haberse mudado sin avisar pero ya no hay vuelta atrás y Dylan le chilla medio llorando que vuelva al mundo real.

Dylan se hunde al ver lo complicada que es la situación

Llegamos a una de las escenas más tristes y sobrecogedoras que hemos vivido en Bates Motel. Freddie y Max bordan el trágico momento que viven sus personajes, Dylan tratando que Norman sea consciente de todo lo que ha pasado, que su madre murió y tiene que afrontarlo, el otro negándose a abandonar su fantasía donde todo es perfecto y él es feliz. Norman se niega a vivir en la realidad, no lo puede soportar y le pide a su hermano que se calle y no le separe de su madre. Cuando Dylan le replica que necesita ayuda, vemos como Norman reacciona y le pregunta si lo que quiere es que viva encerrado en un centro psiquiátrico medicado y con otros enfermos, y que él no está dispuesto a pasar por eso.

Dylan rompe a llorar y replica que lo único que siempre ha querido es que sea feliz, que formen una familia, que Norma no hubiera muerto y pudiera conocer a su nieta, que pasaran las navidades juntos, pero la realidad no es esa y tienen que aceptarlo. Los dos hermanos se miran con lágrimas en los ojos, Norman no va a regresar al mundo real, no quiere despedirse de Norma y coge un cuchillo para amenazar a Dylan. El mayor le pide que no lo haga, que suelte el cuchillo y no le obligue a hacerlo, pero Norman se lanza contra él y Dylan no tiene más remedio que dispararle.

Observamos como el cuchillo se clava en la madera de la puerta, esto puede tener varias interpretaciones, pero en mi opinión el chico no quería herir a Dylan sino que quería asustarle lo suficiente como para que le matara y así dejar de sufrir. Los dos siguen llorando mientras Norman va perdiendo la consciencia poco a poco, el chico comienza a visualizar a su madre aguardándole en el otro lado pero antes de morir le da las gracias a su hermano por lo que ha hecho. Un final realmente trágico, ya sabíamos que Norman tenía muchas opciones de morir, pero que sea a manos de su propio hermano como medida desesperada para abandonar un mundo en el que se siente incapaz de vivir, es algo con lo que no contábamos.

En una serie de personajes grises, donde nadie es totalmente bueno o malo, se nos ha presentado a Norman como un chico bueno y amable que ha acabado destrozado por una enfermedad mental. No es alguien con sed de sangre ni que disfrute matando, de hecho es incapaz de soportar la muerte de Sam, la primera que realiza siendo consciente de lo que ha hecho y no duda en entregarse en cuanto teme que la madre pueda matar a su hermano. Un chico que de haber recibido la ayuda apropiada en el momento adecuado podría haber tenido una vida distinta y feliz, pero a quien las circunstancias le han arrebatado todo eso y solo le ha quedado la salida de la muerte para escapar de la realidad.

Norman muere en brazos de Dylan

En los últimos minutos vemos a un Dylan devastado viendo como la policía se lleva los cuerpos de su hermano y su madre. También veremos a la policía encontrando el cuerpo de Alex Romero en el sitio donde Norman le abandonó, e incluso como el tiempo pasa y otras personas adquieren el motel. En el salto temporal vemos como Dylan y Emma lograron solucionar sus problemas y siguen juntos con su hija Katie, son los únicos que han logrado salir adelante y dejar atrás todo el drama del Bates Motel.

El último plano de la serie se lo lleva la tumba donde reposan ahora los restos de Norma y Norman, mientras que la parte de la lápida que corresponde a la mujer tiene el conmovedor texto que su hijo escribió, vemos que la de Norman no tiene frase alguna. Un detalle sin duda triste para un chico que será recordado en White Pine Bay como un peligroso criminal, sin nadie que sepa lo que realmente ocurría en su interior.

No me queda más que agradecer a todo el equipo de la serie el excelente trabajo que han hecho con “Bates Motel”, creando una serie de gran calidad en todos los niveles, con unas actuaciones inolvidables y que está siendo injustamente infravalorada. Esperemos que los encargados de los diversos premios para la televisión se acuerden de ellos.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Latest posts by Helena Rubio (see all)

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.