Bates Motel 5×05: Dreams Die First

Bates Motel 5x05: Dreams Die First

Bates Motel 5x05: Dreams Die First

Series: Bates Motel

4 Stars

Summary

Norman sigue preocupado por la desaparición de su madre, Dylan y Emma discuten sobre la idea de retomar el contacto con la familia del chico. Por otro lado, conocemos a Marion Crane y su relación con Sam.

Coder Credit

Muchos aguardábamos con impaciencia la llegada de la mítica Marion Crane a “Bates Motel”. La noticia de que el papel había recaído en Rihanna fue toda una sorpresa a la que siguieron multitud de críticas. Pero la cantante no desentona en su interpretación, sí, hay actrices que lo habrían hecho mejor pero los responsables se decantaron por la conocida artista y no ha sido un desastre como muchos esperaban.

Como la llegada de Marion a la serie era lo más esperado de la temporada, voy a comenzar analizando su introducción en la historia de la serie. Las similitudes con “Psicosis” son abundantes pero no exactamente iguales, con algún que otro guiño a la película como el hecho de que Marion quiera aspirar al puesto de trabajo de una compañera que se marchó, llamada Janet, una referencia a Janet Leigh que dio vida a Marion en el film. La escena de presentación de la mujer es igual que en la película, está con Sam en la cama pero tiene que arreglarse para volver a la oficina porque llega tarde. Marion está cansada de la situación y que Sam esté continuamente viajando entre Seattle y White Pine Bay, le pide que no se marche y se casen.

Pero el hombre le dice que ahora mismo no puede porque tiene demasiadas deudas, al igual que en “Psicosis”, y también le pone trabas para que ella no le acompañe. Marion no sabe que Sam está casado, y acepta darle algo de tiempo para que solucione sus problemas antes de que puedan estar juntos. Después llega al trabajo donde su jefe espera con un cliente, Marion es notaria y tiene que firmar los papeles de compra-venta de una propiedad. El dinero está en un maletín y ella queda como responsable de ingresar el dinero en el banco, algo que ya sabemos que jamás ocurrirá. Siendo bastante más discreta que la Marion del film, guarda el dinero en una maleta y hace el equipaje para marcharse hacia el pueblo donde vive Sam. Le llama por teléfono cuando le queda algo menos de una hora para llegar y quedan en verse en el motel. Marion en mitad de la tormenta llegando es la escena que pone fin al episodio...

Marion y Sam discuten sobre su futuro juntos

La otra gran trama ha sido la de Norman siguiendo los pasos de su madre la noche anterior. Norma ha desaparecido y el chico está preocupado, él mismo ve la casa con el aspecto tenebroso y descuidado que nosotros vemos pero él no visualizaba en su ilusión de familia feliz. Pero los problemas siguen apareciendo y a todo esto se le suma la llamada de la sheriff Greene para que vaya a hablar con él en comisaría. La policía sigue sospechando que Norman le oculta algo y le vuelve a interrogar sobre Romero y su huida de la cárcel, sabe que el chico le fue a visitar pocas horas antes de que se fugara y le pregunta al respecto.

Norman dice que quería cerrar esa etapa de su vida y no esconde que su padrastro y él se llevan mal, porque le culpa de la muerte de su madre, mientras que Romero hace lo propio. La sheriff le deja marchar aún con desconfianza y le dice que puede que aquella visita provocara al prófugo para salir e ir a por él buscando venganza. Norman vuelve a casa y se decide a llamar al teléfono de un bar de una caja de cerillas que ha encontrado. Allí pregunta por Norma y el encargado le dice que estuvo la noche anterior y se dejó el coche, por las respuestas del hombre ya intuimos que Norman tuvo otro apagón y estuvo por allí travestido.

Justo es cuando le llama Madeleine para disculparse por lo ocurrido durante la cena y se ofrece a llevarle hasta el local donde está su coche, Norman le miente diciendo que se lo han robado para no tener que dar muchas explicaciones. Cuando llegan a la dirección, los dos discuten y el chico acaba confesándole que Sam tiene una aventura, Madeleine se siente dolida porque no se lo haya dicho antes e incluso duda de que sea verdad, pero no le hará falta mucho más para darse cuenta de la verdad.

La sheriff no se fía de él

Norman entra al bar para que le den las llaves, nos encontramos ante un bar indudablemente gay donde varias personas le reconocen y hacen algún comentario sobre su cambio de aspecto, definitivamente “Norma” estuvo por allí la noche anterior. Norman no se da cuenta de nada, o tal vez ignora esos pensamientos, y le pregunta al encargado si Norma se fue de allí la noche anterior con un tipo con la descripción de Alex Romero, su mayor temor es que su madre le traicione ayudando a su enemigo. Cuando el chico ya vuelve en coche hacia el pueblo, se encuentra con el que fue su psiquiatra cuando estuvo internado y tendrán una conversación bastante interesante.

El médico quiere saber cómo lleva Norman la muerte de su madre y si sigue teniendo esos apagones, el chico se va viniendo abajo poco a poco, las lágrimas asoman en sus ojos y se nota que está al límite de su capacidad. Miente diciendo que ya no le pasa porque toma su medicación recetada por otro psiquiatra, pero el doctor insiste y le pregunta si recuerda sus sesiones. Norman acaba hablando de cuando ve a su madre allí aunque no esté presente o cuando a veces se convierte en ella, para segundos después decir que eso solo ocurría antes y ahora no, y entonces salir disparado con la excusa de que tiene que volver al motel.

Yo no entiendo cómo el psiquiatra se ha quedado tan tranquilo todo este tiempo sabiendo que Norman tiene ese problema, y no se ha interesado por ver si recibía ayuda y tratamiento. Al final resulta que Norman está demasiado alterado por lo ocurrido y regresa al bar, donde le empiezan a asaltar flashes de lo sucedido la noche anterior cuando la personalidad de la madre tomó el control, provocándole un ataque de ansiedad. Aquí tengo que pararme un momento porque he leído muchísimas críticas al hecho de que “Norman” haya tenido relaciones sexuales con otro hombre y ahora el personaje parezca gay.

Eso no es lo que está ocurriendo, en ese momento era Norma quien tenía el control de la situación y como mujer heterosexual se sintió atraída por uno de los tipos del bar. Fin de la historia. Y, por cierto, tampoco pasaría nada si Norman resultara ser bisexual. A ver si ahora la gente se ofende porque el personaje sea bisexual o gay, pero ve perfectamente normal que se sienta sexualmente atraído hacia su madre. Seamos serios. Al final Norman regresa a toda prisa a su casa, aún alterado y conmocionado por lo ocurrido, sin saber que una clienta muy especial está a punto de llegar al motel.

El joven se viene abajo tras hablar con el médico

Por último nos queda la crisis de Dylan y Emma. Estaba claro que de alguna forma u otra tendrían que regresar a la trama principal, pensábamos que podían tener alguna relación con Sam y su trabajo en Seattle, pero al final va a resultar algo más sencillo. Emma encuentra un pendiente que piensa que pertenece a Norma, y le saca el tema a Dylan de contactar con ella para contarle que han tenido una hija. Dylan acaba siendo incapaz de sostener más una mentira y le confiesa que el pendiente pertenecía en realidad a la madre de Emma. Ella asiente sin darle demasiada importancia pero es cuando su pareja le cuenta toda la verdad sobre Norman y su enfermedad.

La cara de horror de la chica va aumentando conforme se entera de que su antiguo amigo mató a su propio padre, fue sospechoso del asesinato de su profesora y seguramente asesinó a su madre. Emma no puede lidiar con todo esto, no entiende que Dylan no se lo haya contado antes pero el chico no tiene pruebas de si realmente la madre de Emma está muerta o no: pero sí, la vimos ser asesinada en la anterior temporada. La joven le pide a Dylan que se marche porque necesita estar sola, y sus pensamientos la llevan a abrir internet y buscar información sobre el motel hasta dar con la noticia del suicidio de Norma... ¿sospecharán que también ha sido cosa de Norman?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.