Bates Motel 5×04: Hidden

Bates Motel 5x04: Hidden

Bates Motel 5x04: Hidden

Series: Bates Motel

3.5 Stars

Summary

Norman empieza a agobiarse con todas las mentiras que tiene que mantener para guardar su secreto, lo que le llevará a enfrentarse finalmente a su madre.

Coder Credit

Tal vez estemos ante el episodio más flojo de la temporada, pero sigue siendo un gran capítulo, es lo bueno de “Bates Motel” y es que aunque no tenga el potencial de los anteriores, deja un buen sabor de boca, sobre todo a nivel interpretativo. La situación de Norman es tan desastrosa que el chico acaba viniéndose abajo, a lo largo de 46 minutos seremos testigos de sus tira y afloja con la madre hasta la inquietante escena final.

Todos sabíamos que la “idílica” vida que tenían madre e hijo no iba a durar para siempre, el tener que esconder la presencia de Norma, junto a la atracción de Norman por Madeleine Loomis, sumado a la muerte de Caleb y los crímenes que la madre ha cometido para proteger a Norman, han acabado por hacer estallar al chico. Somos conscientes de que sigue existiendo el joven bueno y amable de la primera temporada, pero cada vez esa personalidad se desvanece un poco más para que la madre tome mayor control. Es ahora cuando Norman se planta y decide tomar las riendas de su vida, y eso es algo que a Norma no le va a gustar en absoluto.

El chico irá tomando una serie de decisiones con el objetivo de demostrarse a sí mismo que es dueño de su vida y su madre no manda en él, lo primero es pedirle a Chick que se vaya de la casa. Seguirán siendo amigos pero no puede vivir en la casa, el hombre tratará de convencerle diciendo que puede ayudarle con todo lo que necesite y que seguro que Norma está dispuesta a dejar que se quede. Pero el otro se muestra tajante y le dice que es mejor que se busque otro sitio donde vivir, y todo después de que Chick haya sido el encargado de deshacerse del cuerpo de Caleb. Dándole, eso sí, un funeral bastante respetable en vez de tirarlo a una zanja o cualquier otra cosa.

La personalidad de Norma es cada vez más oscura y controladora

Pero los problemas solo acaban de empezar. Es hora de conocer a la nueva sheriff del pueblo, Jane Greene, que se presenta en la mansión para hablar con Norman y preguntarle sobre un ex convicto que se ha saltado la condicional. El tipo resulta ser el amigo que Alex Romero envió a matar a Norman hace unos episodios, el chico miente diciendo que nunca ha oído hablar de ese hombre y no sabe por qué tenía la dirección del motel apuntada en su casa. La policía se mostrará bastante recelosa con él cada vez que hablan, sobre todo cuando a Norman se le escapa el nombre de la ciudad del delincuente. La sheriff le pregunta que cómo sabe que vivía allí y él miente diciendo que la mujer se lo había comentado antes: demasiadas mentiras que sostener.

Norman también descubre que la policía está buscando el vehículo del tipo y no duda en preguntarle a su madre sobre el coche y lo que hizo con él, dando pie a una seria discusión. Norma asegura que lo escondió bien y nadie lo encontrará, pero el chico insiste en ir hasta el automóvil para deshacerse de cualquier prueba que pueda relacionarles con lo sucedido. Norman está al límite, sobre todo porque también se ha enterado de la fuga de Romero, algo que le ha escondido a Norma y acabará cansado de todo y acusando a su madre de querer que les pillen. Asegurando que ella solo quería ser feliz con Alex y sin tener que preocuparse por él.

La madre se sorprende ante sus palabras y se rebela gritando que están allí para alertar a cualquiera que pueda pasar, esto hace que Norman reaccione instintivamente para hacerla callar y la estrangule hasta el punto de creer que la ha matado. Obviamente no es posible matar a alguien que ya está muerto y que además no está ahí, pero este acto cambiará por completo la relación entre madre e hijo. Norma le mira asustada al principio, pero luego amenazante. Norman cree haber puesto un límite al control que ejerce su madre en él. A la mañana siguiente irá a ver a Chick para pedirle ayuda para deshacerse del coche, y por la noche acepta ir a cenar con Madeleine. Antes de marcharse le explica a su madre que es adulto para tomar sus decisiones, ella debe respetarlo y no molestar a su amiga.

La nueva sheriff va a suponer más de un quebradero de cabeza

La relación de Norman con la chica es perturbadora hasta decir basta. Ya sabemos que él está obsesionado con su madre, pero Madeleine debería darse cuenta de que hay algo que no está bien en su nuevo amigo. Primero le dijo que le recordaba mucho a su madre, y luego le regala algunos de los vestidos de Norma, y para colmo llevará uno de ellos puesto para su cena. Todo es muy inquietante pero ella parece no darse cuenta. Hablan sobre su marido Sam, que sigue en Seattle pero volverá en pocos días, cenan y luego se ponen a hacer una tarta que acaba con ellos besándose hasta que Norman, aterrado al creer ver a su madre y sufrir una especie de flashes/visiones de Norma asesinando a la joven, interrumpe el beso y se marcha a toda prisa.

Norman regresa a la casa llamando a su madre a gritos, pero las luces están apagadas, no hay ni rastro de ella y todo tiene el aspecto tétrico y abandonado que vemos los espectadores al observar la mansión Bates. Algo que parece ser la primera vez que Norman ve tal y como es en la realidad, fuera de su psicosis, pero la cosa no se alarga demasiado y pocos segundos después le vemos alzar la mirada y no hace falta que nos lo digan porque ya lo sabemos: vuelve a ser la madre. ¿Ha tomado ya el control por completo de Norman?

En el episodio hemos asistido a la lucha sin éxito de Norman por combatir a la personalidad de Norma, le hemos visto llorar, tener miedo de su madre y confesarle a Chick que hay algo malo en ella. Hemos visto su lado más vulnerable, un Norman aterrado que no tiene en quien refugiarse puesto que la persona que siempre ha estado ahí para apoyarle es la fuente de sus problemas. Freddie Highmore nos regala otra gran actuació de una de las facetas de Norman, la del chico asustado sin nadie en el mundo.

Con Madeleine todo es demasiado turbio

Y nos queda la trama de Romero y su fuga de prisión. Le dejamos malherido tras el disparo accidental del adolescente random que le pilló tratando de robar el coche de su familia, Alex logra calmar al chico y le convence para que vaya a buscar vendas y un botiquín, y él a cambio no dirá que le ha disparado. En cuanto el muchacho se marcha, Alex huye de allí por pura precaución, no vaya a ser que los padres del chico estén por allí y acabe otra vez detenido.

Romero pasa por un auténtico calvario todo el episodio, herido en el abdomen con una escopeta de perdigones, acaba asaltando una ambulancia para coger vendas y material médico para intentar curarse la herida por sus propios medios. Al final se acaba dando cuenta de que necesita ayuda y acaba visitando a una antigua conocida: Maggie Summers, que para quienes no la recuerden es la hermana del anterior dueño del Bates Motel, que habría podido acabar en la cárcel en la primera temporada de no ser porque Alex la dejó libre con la promesa de que se marcharía y no se metería en líos. Ahora el sheriff viene a que le devuelva el favor.

Y así nos quedamos hasta la semana que viene, momento en el que alcanzaremos la mitad de temporada. La llegada de Marion Crane es inminente y todos esperamos ansiosos a ver cómo harán la famosa escena de la ducha, ya nos avisaron que no sería una réplica exacta a la de la película, pero estamos impacientes por ver cómo lo llevan a cabo y cómo acabará todo. Lo único que me queda pedir es que Dylan y Emma tengan algo más de aparición, en Seattle están a salvo de la psicosis de Norman, pero también queremos saber de ellos y dudo que no tengan algo que hacer o decir sobre lo que está ocurriendo.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.