Atraco en familia, condenadas a entenderse

Atraco en familia

Atraco en familia

2.5 Stars

Summary

Patrick, un ladrón de guante blanco está decidido a realizar su último gran golpe antes de jubilarse y para ello recluta a las dos hijas que abandonó de pequeña y que no saben la una de la otra. Juntos emprenderán una misión que les una como familia.

Coder Credit

Leon el Profesional ha terminado convirtiéndose en un sofisticado ladrón de guante blanco que se ha propuesto dar el último gran golpe antes de jubilarse: robar un Stradivarius de 15M de Euros.

Para ello necesitará la ayuda de una joven ladrona de poca monta y de un prodigio de la informática que resulta que son sus hijas.Fingiendo su propia muerte, reúne a ambas mujeres que no saben la existencia de la otra para anunciarles que son hermanastras y que deben acudir a una cabaña en el monte si la quieren heredar. Al llegar allí encuentran a su padre, un hombre al que ninguna de las dos conoce porque las abandonó cuando eran pequeñas y les pide que les ayude en el gran robo con el incentivo de se repartan el botín entre los tres.

Al principio ambas se muestran reacias pero la curiosidad, la avaricia y un chantaje por parte de la policía obligan a estas dos mujeres tan diferentes a trabajar juntas en pos de un bien común que les solucione la vida y quizá les haga sentir lo que es tener una familia por primera vez.

Lo que sigue a partir de ahí lo hemos visto mil veces y nos lo sabemos de memoria. Parece mentira el cine francés que llega a nuestro país desde hace años. Comedias simplonas y sin ninún tipo de enjundia que se olvidan una vez cruzas la puerta de salida del cine. Inofensivas, muy noventeras pero sin la magia ilusionante que tenían las películas americanas en aquella década y que ofrecen cierto estupor al ver el cine que está ofreciendo el país que inventó el cine.

Estereotipos a punta pala

Si una tendencia que se está dando en el cine y como resultado de lucha de muchos años es que se está llevando al frente a las mujeres para que puedan llevar las riendas de sus propias historias. Jean Reno es el cabeza de cartel de la película y el detonante de la historia pero las verdaderas protagonistas son sus dos hijas Carole y Caroline (Camille ChamouxReem Kherici ).

Tenemos dos protagonistas femeninas con identidad y carácter, y la relación entre ellas es de lo más interesante de la historia por lo que en teoría el Test Bechdel está superado.

Sin embargo en la realidad vemos que los dos personajes femeninos responden a los dos estereotipos más básicos:  la guapa y ligerita de cascos, la fea y empollona. La guapa tiene mejores habilidades sociales y un gran descaro, ha heredado el amor por lo ajeno de su padre y huye de la justicia. La “fea” es fea porque lleva gafas, es retraída, tímida y apocada, un genio de la informática e incapaz de ver que su compañero de trabajo está colado por ella.

Por supuesto llega un momento en que se quita las gafas y se pone un vestido y es cuando la gente empieza a reparar en ella y tomarla en serio. La guapa sigue siendo guapa solo que consigue romper su coraza y mostrar su lado más sensible además de demostrar cierta inteligencia que por su físico era tomada por alto.

Hay una escena de compras y otra de makeover en el que transformamos al patito feo en un cisne. Hay un par de hombres colocados ahí para que las chicas puedan tener un premio más allá del dinero (que le hayamos dado la vuelta a los roles no convierte al hecho en mejor, no hay necesidad de que siempre haya un interés amoroso si no aporta nada realmente a la historia).

Sin embargo y una vez más la relación entre las dos hermanas tan diferentes y condenadas a entenderse es lo más interesante de la película ya que demuestran que la sororidad nos hace más poderosas y descubren que el mayor premio que han conseguido de todo este asunto es conocerse y saber que pueden contar la una con la otra. La lealtad que se forma entre ellas que se antepone siempre a la que tienen con un padre del que no se fían del todo es un buen punto. Jean Reno intenta seguirles el ritmo pero su falta de interés por la película se hace tan evidente que no hay manera de tomárselo en serio, se nota que es un proyecto que ha aceptado por necesidad y del que se siente superior.

Lo mismo que Natalia Verbeke, si alguien se preguntaba qué es de ella pues descubrirá que es conseguir el papel de española ricachona en una cinta francesa en la que no dice más de tres frases en total.

En definitiva, una historia inofensiva para ver en familia o en un momento en que no se quiera pensar demasiado. Una película que no molesta pero no deja poso. Cómoda y simpática pero que no emociona ni será recordada dentro de un mes.

The following two tabs change content below.

Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.

About Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.