Assassin’s Creed

Assasin's Creed

Assasin's Creed

2.5 Stars

Summary

Callum Lynch es rescatado de una condena a muerte a cambio de que participe en un innovador y peligroso experimento que tiene como objetivo hallar los orígienes de la violencia en el comportamiento humano.

Coder Credit

Adaptación libre del videojuego homónimo “Assassin’s creed”, cuenta la historia de Callum Lynch (Michael Fassbender) que es reclutado por una organismo secreto para realizar un estudio científico sobre el origen de la violencia.

Vaya por delante que no tengo ni la más remota idea de lo que va el videojuego original en el que se basa esta película, y que mi afición por las películas que adaptan videojuegos es tan grande como la que tengo por la pesca con mosca, así que no sé si soy la más indicada para realizar la crítica de esto. Lo que está claro es que parto de la total objetividad para poder juzgar la película por lo que es, dejando a un lado el universo de la Play Station y las expectativas alrededor de la misma.

En primer lugar descubrimos que la historia se cuenta en dos épocas. La primera escena nos traslada a la Andalucía del siglo XV con España en plena Inquisición, donde se introduce la organización secreta de los Assasins sobre la que girará toda la película. A continuación nos adentramos en la historia de Callum Lynch (Michael Fassbender), un preso condenado a muerte que es rescatado en el último momento para que a cambio se preste a un experimento con un innovador aparato llamado "Animus".

La trama de la película se centra en su mayor parte en Madrid (sí, muy español todo) en la sede de la organización Abstergo, dirigida por Alan Rikkin (Jeremy Irons) pero donde el verdadero cerebro es su hija Sophia Rikkin (Marion Cotillard) que ha desarrollado un complejo aparato que permite a través del rastreo de ADN poder transportar a una persona a vivir experiencias del pasado de manera virtual. En este caso necesitan al personaje de Fassbender porque es descendiende de uno de los Assasins originales: Aguilar de Nehra.

A partir de ese momento vemos como la portentosa labor del también portentoso en todos los sentidos Michael Fassbender se adueña de la película y hace alarde de todo el entrenamiento físico e implicación artística que ha tenido sobre este proyecto tan personal (de hecho Fassbender es productor de la cinta junto con Frank Marshall)

Dilemas morales

Desde que Christopher Nolan quisiera dotar de profundidad a los superhéroes con su gloriosa saga de Batman, (Batman Begins, El caballero Oscuro y El caballero Oscuro: la leyenda renace) un sorprendente éxito que generó cierto escepticismo previo por parte de los puristas del cómic, ahora todo el mundo quiere crear un universo profundo y oscuro alrededor de sus superproducciones de ciencia ficción.

Se intenta conseguir elevar la categoría de estas cintas a algo “de calidad” sobre un mero producto de consumo al uso como son este tipo de películas. Y lo considero un error, los productos de consumo pueden ser muy disfrutables si se saben sacar partido a las fortalezas y elaborar guiones que no insulten la inteligencia al espectador (o lo mínimo posible).

Esta película brilla en el momento en que hace lo mejor que sabe hacer, que es mostrarnos un despliegue de medios espectacular donde podemos ver una recreación de la Andalucía de la época de los Reyes Católicos muy conseguida y unas escenas de acción trepidante que son sin lugar a dudas el centro de la película.

Porque en el momento en que a Marion Cotillard empiezan a humedecérsele los ojos  mirando a Fassbender, o a los momentos que comparte con su padre donde discuten filosóficamente sobre los orígenes del mal y sobre si es lícito acabar con la violencia del ser humano si eso supone privarles de su libre albedrío (que es por lo que están trabajando en el experimento, al fin y al cabo) la película pierde toda su credibilidad.

Se agradece el intento de ampliar públicos; En producción debieron pensar que al introducir un par de temas filosóficos y un pasado turbulento en el protagonista ganarían más adeptos que se interesarían por la historia personal que se narra y de paso conseguirían mejores críticas por parte de los expertos. Craso error, la idea parte de cierto interés en un principio, los orígenes de la violencia y de donde provienen, pero se nota que lo han metido con calzador porque no hacen ningún tipo de profundización al respecto. Es todo una excusa para conseguir un elemento valioso (que no revelaré) del siglo XV, excusa perfecta para desarrollar todas las escenas de acción.

Mención especial al momentazo “Ministerio del Tiempo” que se marca el siempre enorme Javier Gutiérrez interpretando nada más y nada menos que a Pedro Fernández de Torquemada. Está sensacional en su papel y como hemos comentado, la recreación en torno a una época y lugar que les resulta tan ajena a los de Hollywood les ha quedado bastante apañada y las dos escenas principales donde aparece dan lugar a las dos escenas más espectaulares (aun así yo me quedo con lo que hacen los del “Ministerio del Tiempo”, con su Torquemada interpretado por Juan Gea)

El español Carlos Bardem también tiene un pequeño papel en la película que cuenta con un reparto bastante espectacular, donde a parte de los mencionados Fassbender, Cotillard y Jeremy Irons se les une la actriz Charlotte Rampling en un par de escenas esenciales.

En definitiva, una película que disfrutarán enormemente los fans del género y de este producto en particular, y que consigue hacerse amena cuando demuestra lo que sabe hacer mejor y se deja de tramas secundarias que no saben desarrollar bien (supongo que planeando una franquicia donde haya numerosas secuelas) e intentando sugerir conflictos internos de los protagonistas a los que no nos han permitido conocer tan bien como para empatizar con ellos.

The following two tabs change content below.

Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.

About Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.