Arrow 3×13: Canaries

Arrow 3x13: Canaries

Arrow 3x13: Canaries

Series: Arrow

2.5 Stars

Summary

Al volver a Starling City Oliver se encuentra con algunos cambios en el Team Arrow y con Black Canary patrullando las calles.

Coder Credit

Oliver trata de acostumbrarse a los cambios que se han producido durante su ausencia en el Team Arrow incluyendo la presencia de Laurel como Black Canary, con la que no está muy de acuerdo. Mientras trata de luchar contra un peligroso prófugo de la justicia, Oliver tendrá que lidiar no sólo con los miembros del Team Arrow, sino también con su hermana Thea y Malcolm Merlyn.

Después del capítulo de la semana pasada con el regreso de Oliver a Starling City en un episodio cargado de emoción y un ritmo frenético era de esperar que el capítulo de esta semana fuese más flojo. Vayamos por partes.

El capítulo comienza con Laurel en su nuevo atuendo de Black Canary luchando contra su hermana Sara. Por supuesto esto no quiere decir que Sara haya encontrado la puerta desde el más allá para volver a nuestro mundo (lamentablemente) sino que refleja la trama principal sobre la que se centra la historia de Laurel en estos momentos: una lucha consigo misma al considerarse un pobre reemplazo de su hermana. Esta trama será recurrente a lo largo del capítulo. A la salida del juzgado se ve envuelta en la huida de un peligroso criminal que pretende traer el Vertigo de nuevo a las calles de Starling City y es el "caso" en el que el Team Arrow pondrá sus esfuerzos esta semana. La peculiaridad de este malo no tan malísimo (delincuente común podrían llamarlo en Starling City) es que inyecta a los que se atreven a enfrentarse a él con una potente dosis de Vertigo que provoca que te enfrentes a tus peores miedos, de ahí que Laurel se vea luchando contra su hermana y perdiendo en el intento. Un caso normalito para un episodio de transición.

arrow-3x13-photo

Es muy interesante cómo Oliver trata de lidiar con la sola idea de Laurel recorriendo la ciudad peluca rubia en mano y antifaz negro como la noche puesto que cree que lo hace por las razones equivocadas. Esto hace que se produzca el que para mí es uno de los diálogos más interesantes de la noche en el que Oliver le dice a Laurel que ella es una adicta y que lo que espera es conseguir ese subidón de adrenalina al que ella es adicta y ella le contesta diciendo que los héroes son los que se ponen en peligro cada noche para luchar por su ciudad y que es él quien es adicto a esa adrenalina para tratar de olvidarse de todo el dolor que siente y se guarda dentro. Duras palabras de Laurel y muy acertadas, al fin y al cabo la cruzada de Oliver empezó como excusa para superar la muerte de su padre, como una venganza,  pero no es capaz de dejarlo. Seamos sinceros, Oliver es adicto al antifaz y al arco, no digo que sus intenciones no sean nobles pero es incapaz de dejarlo, es lo único que mueve su vida y eso no es sano. Al final sólo tiene su arco, su antifaz y una cruzada infinita.

Mientras tanto, Oliver ha decidido por consejo de Malcolm Merlyn revelarle a Thea su identidad secreta. La reacción de Thea es de las cosas más sorprendentes del capítulo. Nada de enfados ni recriminaciones. Lo acepta como si le estuviera diciendo que es diabético, se abrazan y le da las gracias. Después de ver (y aguantar) los enfados y pataletas de Thea cada vez que descubría que alguien le mentía no me cabe en la cabeza cómo puede aceptar tan bien que durante todo este tiempo su hermano le haya estado mintiendo. Recordemos que la última vez que le mintió Oliver fue cuando le ocultó que Malcolm era su padre y eso la llevó a una isla perdida en medio del mundo ¡con su padre! Por tanto, no me parece nada normal la reacción de Thea, al menos no dentro del personaje. Y lo más sorprendente, después de saber que su padre conocía la identidad secreta de Oliver, de aceptarla y de escuchar de labios de su padre que se lo dan a conocer por su propia seguridad para poder luchar contra Ra's al Ghul de pronto ¡deja de confiar en su padre! Y eso que todavía no sabe lo que le está ocultando. Es esta última revelación la que hace que se produzca cierto acercamiento entre Roy y Thea puesto que éste apoya a Thea en dejar a un lado a Malcolm y que los hermanos busquen la forma de luchar contra la Liga de Asesinos. 

 Es la trama de Laurel la que nos da el segundo momentazo de la noche. Después de recoger a Laurel de una sobredosis de Vertigo en la que lo único que ve es a su hermana recriminándole que trate de ser ella usurpando su identidad y llevarla a la Guachicueva (apelativo cariñoso de la base secreta de Team Arrow) para curar sus heridas cuando se produce el enfrentamiento entre Roy y Oliver a propósito de Thea, Laurel y la necesidad de Oliver de controlarlo todo y que todo se haga como se ha hecho hasta ahora, según lo dictaminado por él. Es entonces cuando entra en escena Felicity que hasta el momento se había mantenido en la más absoluta discreción del tercer o cuarto plano y le pone los puntos sobre las íes a Oliver recordándole que durante el tiempo en que estuvo "muerto" ellos siguieron adelante y las cosas cambiaron. Es impresionante cómo Felicity sabe manejar a Oliver, dejándole sin palabras y escuchándola, que es lo más importante. Después de esto Diggle le hace entender a Oliver que todo ha cambiado y que tiene que aceptarlo porque cuando él "se fue" ellos no continuaron con su labor por él sino por ellos mismos porque cuando Oliver empezó su cruzada empezó un movimiento. Diggle sí que sabe hablar. Esta parte del capítulo me parece muy interesante por la nueva dinámica que se establece en el Team Arrow donde hasta el mismo Arrow es cuestionado por el resto de miembros del equipo. Arrow no es indispensable para que el Team Arrow funcione.

Cuando Laurel por fin vuelve en sí se encuentra con Felicity y le cuenta que ha estado viendo a su hermana en sus alucinaciones criticándola por tratar de reemplazarla. Y es cuando se produce el segundo momento Felicity de la noche (mis momentos favoritos). Con esa dulzura y sabiduría que caracterizan al personaje Felicity le dice a Laurel que a lo mejor lo que debería hacer es dejar de intentar ser Sara y ser ella misma porque ella tiene una luz de la que Sara carecía y eso era bueno. Lo dicho, momentazo. Es curioso como las mejores frases parecen estar siempre reservadas para Felicity o Diggle y que den la impresión de ser tan secundarios cuando brindan a la historia las reflexiones más trascendentales. Después de esta charla Laurel decide enfrentarse a ella misma, apartarse de la sombra de su hermana y se sincera por fin con su padre haciéndole saber qué ha ocurrido realmente con Sara. Sin duda este es el momento más desgarrador de la noche con el pobre Lance roto de dolor llorando por segunda vez la pérdida de su hija.

arrow-3x13-photo-promo

Por otro lado, Thea termina teniendo una noche "normal" con el Dj del Verdant que termina siendo una noche de lo más "anormal" con intento de envenenamiento al más puro estilo renacentista con copa de vino incluido. Qué suerte tiene Thea de que su padre le contara casualmente que a lo largo de la historia trataban de enmascarar los envenenamientos con el olor del vino por lo que una noche de pasión desenfrenada se convierte en una noche de patadas voladoras desenfrenadas. Menos mal que Arsenal pasaba por allí y pudo echarle una mano, aunque el que verdaderamente salvó la noche fue Malcolm al aparecer y disparar una flecha al Dj asesino. Al Menos Thea se ahorró el paseillo de la vergüenza de la mañana siguiente.

Los flashbacks de esta semana no han sido gran cosa. Seguimos indagando en el pasado de Maseo y su familia y toda la historia de ARGUS, historia que hace ya tiempo que perdió todo interés. Eso sí, ese último flashback de Oliver recuperando el conocimiento en el asiento de atrás de un coche entrando en Starling City ha reavivado mi interés.

En conclusión, el capítulo de esta semana ha sido uno más. Desde el punto de vista de desarrollo de personaje es interesante puesto que, sin ninguna duda, este capítulo supone un punto de inflexión en Laurel. La única pega: es Laurel. Personalmente no me gusta, nunca me ha gustado y sospecho que nunca me gustará. Es una de esas situaciones de "no eres tú soy yo pero en realidad, sí, eres tú". No me gusta ni cómo presentaron el personaje, ni el modo en que ha ido evolucionando a lo largo de las temporadas ni la intérprete. Sin embargo, reconozco que después de este último capítulo puede que las cosas no pinten tan mal para Laurel.

Lo mejor del episodio: las flechas mágicas de Oliver que no sólo llegan mágicamente a su destino sino que son capaces de romper ¡cadenas!

Lo peor del episodio: el modelito hortera que le han puesto a Felicity. Que vuelva el traje que le regaló Ray Palmer, por favor.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal