Andrew Kreisberg, responsable de “The Flash”, suspendido por acoso sexual

Warner tomó la decisión ayer noche tras haber recibido varias acusaciones de diferentes mujeres contra el productor ejecutivo y co creador de las cuatro series del universo DC de la CW.

Kreisberg era prácticamente la mano derecha de Greg Berlanti, el mandamás de la cadena con respecto a las cuatro series que conforman este universo: "Arrow", "The Flash", "Supergirl" y "Legends of Tomorrow", pero ahora ha quedado apartado del trabajo mientras Warner y la CW investigan las acusaciones de conducta inapropiada. Una medida cautelar dado los recientes casos que están saliendo a la luz en las últimas semanas y que no se toman a broma en la productora, que quiere garantizar un entorno de trabajo seguro para sus empleados.

Algunas fuentes explican que varios miembros del equipo de "The Flash" se habían quejado del comportamiento de Kreisberg con anterioridad, incluyendo a una joven guionista en la primera temporada que provocó que decidiera abandonar la serie poco después. En su momento, la guionista no mencionó el acoso sexual como motivo de su salida sino que lo achacó todo a un ambiente tóxico. Ahora se ha sabido que la directora de varios episodios también se ha quejado del productor por su actitud poco profesional hacia ella.

No sabemos hasta qué punto se verá afectada la producción de las series del arrowverso, pero todo parece indicar que las cuatro series van a seguir adelante sin ningún tipo de retraso.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Latest posts by Helena Rubio (see all)

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.