Aloys

Aloys

Aloys

2 Stars

Summary

Aloys Adorn es un detective privado que vive en duelo por la muerte de su padre y al que la vida sorprenderá con una llamada telefónica que se convertirá en un juego que le cambiará toda la vida, quizá para salvársela.

Coder Credit

Aloys Adorn (Georg Friedrich) es un detective privado que se refugia en su trabajo para vivir las vidas de los individuos que espía en vez de la suya propia.

Pero nada le ayudará a escapar del duro golpe que supone la muerte de su padre, la única persona que tenía en este mundo y con la que lo compartía todo, hasta el trabajo.

A raíz de un despiste fruto de una jornada de borrachera y abandono personal, se queda dormido en un autobús y al despertar descubre que le han robado la cámara y que el material que tiene grabado sobre sus clientes, pero sobretodo material privado que tiene sobre su deprimernte vida, está en manos de un desconocido.

Aloys experimenta en su propia carne la vulnerabilidad de sentirse espiado y grabado cuando una misteriosa voz al teléfono confiesa que tiene las cintas y que piensa jugar un poco con él. Lo que comienza como una broma de mal gusto donde el protagonista siente que está a punto de perderlo todo por el uso que se puede dar de esas cintas tan personales, se convierte en un juego muy diferente cuando las conversaciones telefónicas van adquiriendo un cariz personal y se involucra una suerte de juego que deciden llamar “telephone walking” (paseo telefónico).

aloys1

En ese juego las conversaciones entre ambos se convierten en algo tan íntimo que se forma un universo entre ellos donde son capaces de estar juntos en el escenario que ellos elijan y vivir la vida que desearian sin moverse de casa. En ese universo Aloys es capaz de soltarse y hacer salir a la luz matices de su personalidad que nunca creyó posibles.

Se enamora entonces de esa mujer que ha idealizado (la debutante Tilde Von Overbeck) , de esa voz que le hace impulsar lo mejor de sí mismo y sobre todo, se enamora de esa válvula de escape de su tediosa y lánguida vida.

Al joven Tobias Nölle, escritor y director de la cinta se le notan las influencias a la legua. Hay escenas calcadas a la maravillosa película de Spike Jonze “Her”, donde un Joaquin Phoenix en solitario vagaba sonriente por las calles mientras la sexy voz de Scarlett Johannson le susurraba al oído las más bellas palabras de amor. Sin embargo, esta película carece de la magia que destilaba aquella otra, pero conserva sus mismos niveles de rareza por lo que la película se convierte en un ejercicio bastante difícil de digerir y del que no podemos evitar sentir una sensación de deja vu ante las evidentes referencias culturales que se han tomado como ejemplo.

Resulta complicado hablar de ejercicios culturales que critiquen el refugio en las nuevas tecnologías del que hace uso la solitaria sociedad actual sin mencionar a "Black Mirror". La película trata crear un escenario aséptico y aterradoramente cotidiano que nos recuerda a aquella serie pero sin la fuerza arrolladora de sus guiones y tramas.

aloys3-2048x1566_q90

El uso de los colores es un punto a favor de la película. El intenso color rojo de las chaquetas que se ponen los protagonistas para sus citas virtuales es una metáfora muy acertada sobre la pasión que están sintiendo. Algo que se pueden poner y quitar, y que cuando la llevan se convierten en la mejor versión de sí mismos y con la que pueden atreverse a hacer cosas que en su vida cotidiana no harían, como la capa de Superman.

En definitiva es una película que parte de una premisa interesante pero que gracias a una realización plana y fría se convierte en una historia con la que es difícil conectar, pero de la que se pueden extraer un par de reflexiones interesantes si se aguza el oído y de la que disfrutarán aquellos a los que les gusta que les mareen la cabeza cuando van a ver una película.

Por ejemplo: si pudiérais elegir entre un amor real o el perfecto e idealizado que tenéis en vuestra cabeza, ¿cuál elegiríais?

 
The following two tabs change content below.

Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.

About Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.