Alibi.com, agencia de engaños

Alibi.com

Alibi.com

2 Stars

Summary

Greg Van Huffel regenta un negocio un tanto peculiar. En Alibi.com se encargan de cubrir con elaboradas coartadas a maridos infieles y mentirosos varios para que puedan salirse con la suya sin que les pillen.

Coder Credit

El cine francés ha encontrado en la comedia de enredo más vetusta su mejor baza y Philippe Lacheu ha recogido el testigo al hombre que puso el género de moda en el país: Dany Boon."Alibi.com" supone la tercera película de este joven actor y director que no esconde su admiración por el cine norteamericano reciente. En su ópera prima "Se nos fue de las manos" emulaba sin reparos a  "Resacón en Las Vegas" y la película se convirtió en todo un éxito en el país galo que le lanzó a la fama y le ha convertido en el Bradley Cooper o Matthew McConaughey (de sus inicios) francés.

Lástima que no se augure para él un futuro profesional tan excelente como el de estos dos actores, ya que en su Gregory Van Huffel, un papel escrito y hecho a su medida se hacen evidentes sus carencias interpretativas y se deja ver cierta comodidad autocomplacencia. En su labor como guionista, director y actor está el aprovechar la fama que tiene para avanzar y arriesgar o encasillarse interpretando el tipo de papeles que lo han hecho famoso.

El caso, Alibi.com es una agencia que como su nombre indica, te ayuda a crear coartadas para diversas situaciones. De acuerdo, no nos engañemos, mayoritariamente se encarga de cubrir a maridos infieles para que se pueda demostrar que han estado en los sitios que juraron estar a sus histéricas novias o aburridas esposas. Porque claro, es que hay que ver las mujeres a las que engañan esos sesentones entrados en carnes, hay que entenderles (nótese la ironía por favor). Ni que decir tiene que el sexismo campa a sus anchas durante toda la película, aunque sabe encontrar momentos de luz como en la escena donde la fantástica Nathalie Baye baila reguetón.

Moraleja

Lo peor de este humor rancio que haría las delicias de algunos de los presentadores y columnistas más famosos de este país es que, tras su mal vendido "humor negro" o "políticamente incorrecto" se esconde una cierta moralina conservadora que promueve los valores tradicionales que parece despreciar y que se deja ver a través de ciertos chistes y la conclusión de la cinta.

Recuerdo cuando Arévalo y Bertín Osborne lloriqueaban porque ya no podían hacer chistes a costa mariquitas o disminuídos porque la gente se ofendía, pues en esta película se da rienda suelta a un humor de dudoso gusto que en los noventa recibíamos con normalidad de la mano de Adam Sandler o los hermanos Farrelly pero que hoy en día resulta algo incómodo. ¿En serio todavía pegarle una patada a un perrro es divertido? ¿y llamar "calentona" a una mujer? Está en manos de los creadores decidir si quieren seguir perpetuando estereotipos y propiciando lugares comunes que nos estancan como sociedad o si se quiere aceptar que el público es más inteligente de lo que parece y sabe responder bien a los estímulos.

Al final la película pone en evidencia a sus propios personajes  y muestra cierta redención que en mi opinión no hace más que reforzar una moralidad que no necesita. Recordad que la mala leche que rebosaba "Resacón en Las Vegas" nos hizo reir a carcajadas porque no se disculpaba, iba a lo bestia y no hacía concesiones porque repartía caña para todo el mundo por igual. Aunque incluso aquella perdió su esencia al repetirse en sucesivas secuelas, cosa que creo que incluso podría pasarle a esta, ya que el final da pie a nuevas aventuras de estos "agentes especiales".

The following two tabs change content below.

Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.

Latest posts by Beatriz Parra (see all)

About Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.