Alex, Inc. 1×01: The Unfair Advantage

Alex, Inc. 1x01: The Unfair Advantage

Alex, Inc. 1x01: The Unfair Advantage

Series: Alex, Inc.

3.5 Stars

Summary

Alex tiene 37 años y, cansado de su trabajo, decide dejarlo todo para montar su propia empresa de podcasts.

Coder Credit

«Zach Braff vuelve a la pequeña pantalla». Ese podría ser el eslogan publicitario de Alex, Inc., pero la verdad es que, tras ver el primer episodio y aunque es evidente que él es el protagonista, afortunadamente no todo es Zach Braff en Alex, Inc.

Y no lo digo con acritud, puesto que el principal motivo por el que decidí darle una oportunidad al piloto fue precisamente volver a ver a Braff tras tantos años sin Scrubs, sino como algo positivo. Una serie no se puede sostener sólo con un actor y en este piloto ha sobresalido sin lugar a dudas la familia al completo.

Alex está cansado de su trabajo

Es cierto que veinte minutos no dan para mucho, pero el piloto me ha dejado con un buen sabor de boca. Aunque no es una comedia con la que reírse a carcajadas, Alex, Inc. te hace sonreír más de una vez. Las tribulaciones de un hombre de 37 años que decide dejar su trabajo y montar su propia empresa de podcasts podrían no ser tan encantadoras si no tuviera una relación tan fresca y peculiar con su familia.

Zach Braff es Alex Schuman, un hombre que se cansa de hablar siempre de cosas positivas en la radio y que decide que debe contar cosas importantes y que hagan pensar. Como nadie en el trabajo apoya su idea, abandona la empresa e intentará arreglárselas solo. O casi solo. Si hay algo que no me ha convencido demasiado del piloto, han sido precisamente los dos personajes que lo acompañarán en su aventura empresarial: su primo Eddie (Michael Imperioli) y Deirdre (Hillary Anne Matthews), la productora de Alex hasta ahora, que está obsesionada con él.

De momento, estos dos personajes me parecen una caricatura demasiado exagerada, pero esperemos que evolucionen a lo largo de los episodios. Lo que sí me ha gustado mucho es, como ya dije, su familia. Tiya Sircar (muchos la reconoceréis por The Good Place) interpreta a Roonie, la esposa de Alex, y Elisha Henig y Audyssie James son Ben y Soraya, los hijos de la pareja.

Alex con su esposa y sus compañeros de empresa

La relación entre estas cuatro personas es muy fluida y abierta, hablan entre todos y se ve que están muy cómodos con la dinámica que tienen. Es verdad que los niños son muy pequeños para tener conflictos importantes que puedan provocar fricción con los padres, pero la verdad es que tienen un desparpajo que hace que sonrías cuando entran en escena.

Roonie apoya a su marido totalmente, pero si tiene que ponerse seria lo hará. No sabemos todavía mucho sobre ella y su trabajo (es abogada), pero como ya comenté, en veinte minutos no se puede exponer y explicar todo. Hay una escena que me ha parecido tremendamente entrañable en la que vemos a los cuatro miembros de la familia en la cocina, con Alex convenciendo a sus hijos de por qué la radio (o los podcasts) puede ser igual de genial que la tele.

Es una comedia sencilla y agradable, de esas que te hacen sentir bien cuando las ves. No es una comedia que vaya a romper esquemas, pero tiene un encanto particular. Además, en estos tiempos también es de agradecer que el reparto tenga algo de diversidad, aunque de momento sólo lo veamos en la familia de Alex. Si sois fans de Braff, no dudéis en echarle un vistazo. ¿Logrará Alex que alguien financie su sueño?

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.