Agents of SHIELD 3×05: 4,722 Hours

Agents of SHIELD 3x05: 4,722 Hours

Agents of SHIELD 3x05: 4,722 Hours

Series: Agents of SHIELD

4 Stars

Summary

Jemma Simmons ha pasado más de seis meses en un planeta extraño y por fin vemos todo lo que ha sufrido allí.

Coder Credit

Si el capítulo de la semana pasada nos dejaba con la intriga sobre qué le había ocurrido a Jemma Simmons en el planeta extraño, el episodio de esta semana llega para aclararlo todo. No en vano se llama “4722 horas”, todo el capítulo se centra en los más de seis meses que Simmons estuvo sola  (o no tan sola) en terreno desconocido.

Al final de la temporada pasada, el monolito atrapó a Simmons y es justo ahí donde retomamos la acción. Jemma aparece sobre un planeta (del que todavía no conocemos nada) en medio de la más absoluta oscuridad y ve cómo el agujero por donde llegó se cierra sin posibilidad de retorno. Tras comprobar que no tiene cobertura en el móvil, se pregunta dónde está y al descubrir ¿dos lunas? ¿una luna y un planeta? ¿dos planetas? se da cuenta de que no está en la Tierra, ni siquiera en el sistema solar.

Simmons se encuentra con este panorama
Simmons se encuentra con este panorama

Comienza así a grabar todas sus observaciones en el móvil (del que convenientemente explican que Fitz le ha modificado la batería para que dure más) y tras unos instantes de desesperación y una merecida siesta, se propone encontrar agua para poder sobrevivir, no sin antes dejar una señal indicando hacia dónde ha ido por si Fitz llega hasta allí.

Después de salir viva de una intensa tormenta de arena pero ya al límite, llega hasta un pequeño estanque donde consigue agua y comida, pues está ocupado por una criatura extraña a la que consigue abatir y convertir en su sustento. Tras un mes sin moverse demasiado de la zona, decide que es hora de encontrar otro posible punto para volver a la Tierra. Es entonces cuando cae en una trampa y se encuentra de pronto, prisionera en un planeta que a priori, estaba desierto.

Conoce así al otro ser humano que habita el territorio, Will Daniels (Dillon Casey, ¡hola de nuevo Sean Pierce!), un astronauta que lleva allí atrapado catorce años sin poder regresar y que la encerró porque tenía que asegurarse de que Jemma era real. Tras unos primeros días de mutua desconfianza, pronto acceden a colaborar el uno con el otro para encontrar una forma de salir de allí, aunque Will es bastante escéptico.

Will lleva catorce años sin bañarse probablemente
Will lleva catorce años sin bañarse probablemente

Han pasado 1490 horas y todavía no han conseguido nada y sus días se han convertido en una rutina. Will piensa que en el planeta hay algo vivo que les impide ir a determinados sitios (si no quieren acabar muertos como todos sus compañeros astronautas) pero Jemma no se deja amedrentar y sale un día más lejos de lo normal, para acabar regresando aterrorizada al refugio perseguida por algo o alguien.

3032 horas más tarde, Simmons se da cuenta de que el portal por donde apareció, no se mueve aleatoriamente, sino que es fijo y lo que se mueve es el planeta. Con el ordenador que tiene allí Will y la poca batería que le queda al móvil de Simmons, consigue calcular en qué punto del planeta va a abrirse próximamente el portal, así que tienen que prepararse para llegar al punto indicado en el momento adecuado.

Un descanso merecido y qué patriótico todo)
Un descanso merecido (y qué patriótico todo)

Cuando llegan al lugar, comprueban que los cálculos son correctos, pero que la distancia que tienen que salvar para llegar a él es mayor de lo esperado (Will insiste en que es el propio planeta el que cambia las distancias para evitar que escapen). Tratan de lanzar una botella con todos los datos necesarios para que Fitz los saque de allí, pero el portal se cierra antes de que la botella lo atraviese.

Parece que no hay manera de marcharse de allí y Jemma sucumbe a la desesperación y de vuelta en el refugio, acaba cayendo en brazos de Will y comparten un beso apasionado. Las horas siguen pasando y han acabado aceptando que están atrapados allí de por vida, así que tienen que disfrutar de los pocos placeres que puede brindarles este oscuro planeta, siendo uno de ellos, el de disfrutar de un amanecer (que ocurre cada 18 años) y los pocos minutos de sol (están en uno de los polos) que les ofrecerá.

Es mientras están esperando al sol, cuando Jemma verá la bengala que lanza Fitz y ambos acuden corriendo al punto donde Simmons apareció el primer día. Pero parece que Will tiene razón en lo de que el planeta en sí no quiere que se marchen, porque cuanto más se acercan, más difícil es el camino y comienza una tormenta de arena que los hace separarse.

Esperar 18 años para ver el sol! A muchos les daría depresión
¡Esperar 18 años para ver el sol! A muchos les daría depresión

El resto, lo conocemos, Fitz consigue agarrar a Simmons y vuelven a la Tierra, mientras que Will no lo consigue y vemos cómo, cuando para la tormenta, sigue vivo y solo en el planeta. De vuelta al presente, Fitz ha escuchado toda la historia sin decir una palabra, pero una llorosa Jemma no lo soporta más y le pide que diga algo.

Fitz se va de allí rápidamente y Simmons lo sigue al laboratorio porque necesita que entienda todo lo que la llevó a acabar así. Pero Fitz, adorable Fitz, lo único que le muestra son cálculos en el ordenador y cuando por fin habla, le dice que lo entiende y que van a ir a rescatar a Will.

Ay Fitz pero qué adorable eres
¡Ay Fitz pero qué adorable eres!

El episodio, uno de los más intensos de la serie, se apoya totalmente en el trabajo de Elizabeth Henstridge, que realiza una magnífica interpretación y los cuarenta y dos minutos, en los que sólo la vemos a ella, a Dillon Casey y unos minutos del siempre genial Iain De Caestecker, pasan volando y sin echar de menos al resto del equipo. Cada momento en el que Jemma revé las fotos y vídeos que tenía en el móvil de todo el equipo de SHIELD, pero en especial de Fitz, nos dejan con el corazón en un puño y soltando una lagrimita. Y los de Marvel, siempre queriendo crear controversia, han añadido a Will para que Fitzsimmons no lo tengan tan fácil ahora que parecía que estaban al mismo nivel, románticamente hablando… (¡MALDITOS! no podemos ser felices con nuestros dos adorables científicos ni dos episodios). Tendremos que esperar a ver cómo traen de vuelta a Will y lo que esto significará para Simmons en nuestro mundo.

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.