911, cuando Ryan Murphy le da la vuelta al procedimental

911

911

4 Stars

Summary

Se narran las aventuras diarias de un equipo de paramédicos, bomberos y policías de la ciudad de Los Ángeles que arriesgan su vida para salvar a las de los demás y tienen que lidiar con la suya propia al salir del trabajo. Angela Basset, Connie Britton y Peter Krause encabezan el reparto.

Coder Credit

911: ¿Cuál es su emergencia? Así comienza cada capítulo de la nueva serie de Ryan Murphy que emite FOX en nuestro país.

La voz suave y tranquila de Abby Clark (Connie Britton) recibe cada día cientos de llamadas a su centralita del teléfono de emergencias, ella es la primera que escucha sus voces y se dedica a identificar la urgencia y así enviar al equipo necesario para que lleven a cabo el rescate.  Ella nunca conoce a sus interlocutores, de hecho nunca llega a saber lo que sucede con la mayoría de sus casos porque el interlocutor suele colgar el teléfono en cuanto tiene lo que necesita. Tampoco es momento para ponerse a charlar, pero una parte de ella se queda con la eterna incertidumbre sobre lo que sucederá con esas miles de voces con las que habla cada día.

Por una vez una serie de televisión muestra las urgencias desde la raíz, y se nos muestra prácticamente por primera vez la figura del que está al otro lado del teléfono. El resto del equipo es más típico, los fornidos y valientes bomberos, la agente de policía badass que no se achanta ante nada y un montón de casos diarios que van desde lo más rocambolesco (una serpiente pitón ahogando a una joven, un recién nacido atrapado en una tubería) a lo más complicado y por ello emotivo (el rescate a un accidente de avión o a un vagón de montaña rusa atrapado en lo alto).

Hasta aquí todo normal: un procedimental más sobre bomberos y policías en una gran ciudad americana. Pero si hay alguien que sabe darle su toque personal a cada proyecto en el que trabaja y además conseguir modernizar un género tan trillado como es la ficción de profesiones ese es Ryan Murphy, que junto con su compañero de fatigas en la escritura Brad Falchuck, consiguen crear un entorno confortable y accesible pero digno y con calidad.

Muchos la han descrito como un placer culpable, yo que detesto sentir ningún tipo de culpa por disfrutar por algo que me encanta lo llamaré placer sencillo. Como una buena novela policíaca o el ver docenas de veces el mismo episodio de "Friends".

Un reparto espectacular

Lo que da prestigio a este procedimental y lo coloca un peldaño por encima de la mayoría, además de las credenciales de sus creadores, es la espectacularidad del reparto que lo conforma. Peter Krause y Connie Britton puede que sean los mejores padres de la televisión reciente. Es como si viéramos el reverso de Tammi Taylor y Adam Braverman ("Friday night lights" y "Parenthood" respectivamente) en un mundo paralelo donde nunca se han casado o si lo han hecho, han perdido a toda su familia. Angela Basset por su parte, vieja conocida de las series de Ryan Murphy como también lo es Connie Britton, brilló en uno de los capítulos de la temporada pasada de "Master of none" interpretando a la madre de Lena Waithe en el episodio de la serie que ganó un Emmy, aquí interpreta a Athena Grant, una excelente agente de policía que afronta una crisis personal debido a una revelación en su matrimonio.

Estos tres sensacionales actores son la piedra angular de los tres cargos profesionales que se muestran en la serie. Les sigue un joven revelación llamado Oliver Stark, que interpreta al impetuoso Buck, un joven con un talento innato como bombero pero con problemas para mantener la bragueta en su sitio, lo que hará peligrar su carrera hasta que Bobby (Peter Krause) le dé una oportunidad. La bronca que le echa en el primer episodio es de esos momentos que dan esperanza de que algo esté por fin cambiando en la ficción, ya que lejos de admirar sus conquistas y tratarle como a un Casanova, Buck es reprendido por su comportamiento y se le insta a respetar a las mujeres como profesionales y compañeras de igual a igual, no tratarlas como objetos.

El resto del equipo de bomberos lo conforman Howie "Chim" Han (Kenneth Choi) y Hen Wilson (Aisha Hinds), el primero interpreta un poco al pringado del grupo, el que se queda fuera en labores más sencillas y nunca se mete en la boca del lobo y que intenta utilizar su uniforme de bombero para impresionar a la chica con la que está y que se enamore de él. Henrietta por su parte es una mujer alta y enorme que destaca por su valentía y sensatez, vive con su mujer e hijo y se verá envuelta en una trama complicada cuando un antiguo amor intente ponerle las cosas difíciles.

Las historias personales

Bobby Nash es el jefe de los bomberos, Peter Krause es mi debilidad porque sabe transmitir como nadie la decencia humana en cada uno de sus papeles. Bobby consigue mostrar su lado más vulnerable tras ese muro de hormigón que levanta a su alrededor. Oculta un oscuro secreto que le carcome y le impide abrirse por completo a unos compañeros que son su verdadera familia. Poco a poco vemos su evolución y la luz al final del túnel. Ese momento en que dice completamente roto "help!", marca un antes y un después, y es una de las grandes escenas de la temporada.

Abby Clark es la bondad personificada, es una mujer de mediana edad que trabaja en la centralita de urgencias y vive con su madre enferma de Alzhéimer. Lejos de todo estereotipo lacrimógeno, ella no va de nada. Es digna, divertida y simplemente hace lo que puede. No va de víctima, ni de santa. Es solo una mujer que vive al otro lado del teléfono y mira a la vida a través de una ventana. Hasta que un buen día alguien al otro lado del teléfono la va a hacer sentirse como una mujer otra vez y sentir esperanza. Eso y que por fin encuentra a un gran apoyo para cuidar a su madre, la enfermera Carla, que se convertirá en su mejor apoyo.

Athena Grant es la mejor en el cuerpo de policía pero se siente completamente fuera de lugar en su propio hogar al desvelarse el gran secreto sobre su marido que llevaba sospechando durante años pero que había decidido obviar en favor de sus hijos, pero la vida le sacude y le obligan a replantearse toda su vida y empezar a pensar en ella misma por primera vez.

Menos complejo es el personaje del guapísimo Buck, el más joven del clan, pero su evolución se ve con agrado y se convierte en uno de los personajes más queridos, tanto por su coraje y talento como por su lado más romántico y sexy cerca de Abby.

Son perfiles diferentes a los que nos tienen acostumbrados. No hay patrullas de policía hombre y mujer con tensión sexual no resuelta. No hay triángulos amorosos (por ahora, aunque no se descarta). Lo que está claro es que no son unos jovenzuelos, no son veinteañeros que se lían entre ellos y lloran por el desamor, son adultos de esos que se quedan cada vez más relegados en la ficción a papeles secundarios y de los que solemos desconocer su punto de vista. Aquí les conocemos mejor y nos gusta lo que vemos. Queremos saber más. Menos mal que se ha confirmado que habrá segunda temporada, deseando estamos de verla.

Y para terminar, celebremos el momento televisivo actual que se atreve por fin a poner al frente de las historias a mujeres de más de cuarenta años, mujeres fantásticas que tienen vidas completas al margen del matrimonio o la maternidad. Mujeres interesantes, orgullosas, deseables y con mucho que contar. Gracias a series como "911", "The Good fight" o "Big Little lies" confirmamos lo que sospechábamos pero se negaban a mostrarnos: que las mujeres no nos convertimos en calabazas a los cuarenta sino que seguimos siendo los mismos seres perfectamente imperfectos que somos a los 30 y los 20, solo que con más carga en nuestras mochilas.

Gracias a Ryan Murphy particularmente por celebrar a la mujer de la manera que lo hace en todas sus ficciones: por su Marcia Clark en "ACS: The people vs OJ Simpson", por rescatar a Jessica Lange del olvido, por ese tour de force interpretativo que se marca con Susan Sarandon en "Feud", por Abby Clark y Athena Grant en "911". Por muchas más.

The following two tabs change content below.

Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.

About Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.